¿Se puede potenciar la fertilidad de forma natural?

Francisco María García · 28 noviembre, 2017
¿Sabías que seguir una dieta equilibrada y mantener un peso saludable son dos factores fundamentales para potenciar la fertilidad tanto en el hombre como en la mujer?

Potenciar la fertilidad es el deseo y búsqueda de muchas personas que desean tener un hijo y les resulta difícil.

La estimulación natural de la fertilidad es un proceso que día a día va tomando mayor atención en el mundo.  Las recomendaciones no son complicadas e implican, básicamente, un cambio en el modo de vida.

Es preciso señalar que estos procedimientos no reemplazan la opinión de un especialista. Tampoco buscan competir con los tratamientos de fertilidad especializados.

Por ejemplo, si las trompas de Falopio de una mujer se encuentran obstruidas, se requerirá tratamiento especializado. Del mismo modo, si el hombre tiene poca o ninguna producción de espermatozoides, habrá que seguir un tratamiento médico.

¿En qué supuestos hay que consultar al experto? Es necesario que se acuda a un especialista en estos casos:

  • Después de 12 meses de intentos constantes sin resultados positivos.
  • Posterior a los 6 meses, si la mujer es mayor a los 35 años.

Recomendaciones para potenciar la fertilidad de forma natural

Una dieta saludable

Cuando una alimentación es poco balanceada y es irregular surgen trastornos en el ciclo menstrual y en el proceso anovulatorio.

Hay diferentes alimentos que contribuyen a la fertilidad. Entre ellos podemos encontrar a las grasas monoinsaturadas.

  • Estas grasas están presentes, por ejemplo, en el aceite de oliva.
  • Del mismo modo se recomienda limitar al máximo el consumo de grasas trans. Es decir, que para facilitar el embarazo hay que dejar de comer comida chatarra.

También es favorable la reducción del consumo de proteínas de carácter animal (como las presentes en las carnes rojas).

De igual forma, se aconseja aumentar el consumo de proteínas vegetales. Alimentos como la soja, el tofu, los frutos secos y la quinoa son excelentes fuentes proteína vegetal.

Ver también: Depura tu hígado con 4 licuados de frutas y vegetales

No a los carbohidratos

Los carbohidratos son malos para la salud

Hay que apostar por el consumo de fibras y mantener estable el índice glicémico.

Para esto, se recomienda el consumo de granos enteros y aprovechar las verduras y frutas; es muy recomendable también reducir el consumo de carbohidratos.

Este cambio en la alimentación permite el consumo de helados. Es decir, que es importante el consumo de lácteos con alto contenido graso.

El beneficio de este consumo de alimentos sanos es indiscutible. No obstante, es importante tener claridad respecto a que, aunque ayuda mucho, no es determinante.

Es decir, una dieta correcta amplía las posibilidades de promover la fertilidad, pero no es el único factor.

Control de peso

En cuanto al peso, hay que tener presente que los extremos son perjudiciales. Si se tiene sobrepeso o si se está muy por debajo del peso adecuado las posibilidades de embarazo disminuyen.

Los muy altos o muy bajos índices de masa corporal pueden producir una interrupción de la ovulación.

 Cero estrés

Estres

Aunque no son del todo precisos, los estudios indican que hay una relación entre la disminución del estrés y la relajación y el aumento de la fertilidad.

Cuando se reducen las preocupaciones y hay serenidad, las posibilidades de embarazo aumentan notablemente.

La acupuntura y el yoga

Estas milenarias prácticas orientales se complementan.

  • Los ejercicios y relajación del yoga favorecen al equilibrio emocional y la buena condición física.
  • También por medio de tratamiento con agujas se influye en las zonas reproductivas.

Estos elementos tradicionales dependen de la capacidad de las personas de creer en ellos, así como del empeño que se ponga y de la seriedad del compromiso para potenciar la fertilidad a través de estos métodos naturales.

¿No lo sabías? 3 fabulosos beneficios del yoga para niños

Olvidar los cigarrillos

El cigarrillo

El consumo regular de tabaco produce un envejecimiento de los ovarios y propicia un agotamiento de los óvulos de manera temprana.

En el caso de los hombres, fumar tiene una relación directa con una disminución en la producción de espermatozoides.

Dormir bien

Un sueño continuo es importante para que las hormonas reproductivas se alteren lo menos posible. Por ello es recomendable evitar turnos de trabajo nocturno o que alteren el ciclo normal del sueño.

 La ovulación

Un buen conocimiento del ciclo de ovulación es determinante para potenciar la fertilidad.

  • Se debe tener presente que los espermatozoides pueden vivir hasta 5 días en el espacio reproductivo de una mujer.
  • A su vez, un óvulo solo sobrevive entre 24 y 36 horas. Conocer esto es importante para poder manejar la frecuencia y el momento de las relaciones sexuales.