¿Se puede prevenir naturalmente el alzhéimer?

Elena Martínez Blasco·
24 Julio, 2020
En la antigua Grecia se usaba el romero para mejorar la memoria. Los estudiantes se colocaban una corona de flores de romero antes de sus exámenes.

El alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa que se caracteriza por un deterioro cognitivo. Es la causa más común de demencia, una disminución continua de las habilidades de pensamiento, comportamiento y sociales que altera la capacidad de una persona para funcionar de manera independiente.

Los primeros signos de la enfermedad pueden aparecer cuando se olvidan eventos recientes o conversaciones. A medida que la enfermedad avanza, una persona con la enfermedad de Alzheimer desarrollará un deterioro grave de la memoria y perderá la capacidad de realizar tareas cotidianas.

La gran mayoría de los pacientes con alzhéimer tienen o han tenido algún familiar que la ha sufrido anteriormente. El Alzheimer no puede prevenirse, sin embargo algunos alimentos podrían ser de ayuda en evitar su aparición.

Alimentos vitales para prevenir el alzhéimer

Algunos alimentos se han estudiado, especialmente en animales, como facilitadores del aprendizaje, potenciadores de la memoria, mitigadores del rendimiento cognitivo o que simplemente podrían tener un rol preventivo en enfermedades neurodegenerativas:

  • Germinados (de alfalfa, de lentejas, de brócoli…)
  • Frutos secos
  • Sésamo
  • Aguacate
  • Germen de trigo
  • Aceite de lino

Coenzima Q10

El departamento de neurología y neurociencia del Weill Cornell Medical College en Nueva York llevó a cabo un estudio sobre la coenzima Q10 en la patogenia del Alzheimer en ratones. Obtuvieron que se produjo una disminución de la patología y un comportamiento mejorado en ratones transgénicos con Alzheimer tratados con el compuesto antioxidante natural CoQ10.

Hay alimentos que la contienen, pero también podemos optar por tomarla como suplemento durante un periodo de tiempo de, al menos, 3 meses.

frutos secos The Travelling Bum

Ashwagandha (Ginseng Indio)

Un estudio publicado en 2008 por la revista Progress in Neuro-Psychopharmacology and Biological Pyschiatry enumeró muchas propiedades neuroprotectoras de la ashwagandha, incluyendo propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y reducción de la muerte celular.

Lo podemos conseguir en forma de polvo seco de la planta, raíz para su decocción o extracto seco.

Ginkgo Biloba

Aunque se necesitan más estudios, la investigación del uso de este compuesto en la enfermedad de Alzheimer ha demostrado que podría ser beneficioso tanto en los síntomas del Alzheimer como en el rendimiento cognitivo.

Podemos consumirla, por ejemplo, en forma de extracto. No obstante, conviene hacer descansos cada cierto tiempo para que el organismo no se acostumbre.

Centella asiática

Según un estudio llevado a cabo en ratones y publicado en 2009 por investigadores estadounidenses, el extracto de centella asiática disminuye selectivamente los niveles de beta amiloide en el hipocampo de la enfermedad de Alzheimer.

Los datos indican que la centella asiática puede afectar la cascada amiloide que altera la patología beta amiloide en el cerebro de los ratones y que modula los componentes de la respuesta al estrés oxidativo que se ha visto implicada en los cambios neurodegenerativos que ocurren con la enfermedad de Alzheimer.

Romero

Romero

A veces solemos menospreciar algunas plantas que tenemos al alcance y que han sido usadas de manera sencilla por nuestros antepasados. Una de ellas es el romero.

Esta planta ha sido estudiada como complemento en el tratamiento del Alzheimer gracias a sus propiedades neuroprotectoras.

Aromaterapia

En un estudio publicado en 2010 por investigadores japoneses se determinó que la aromaterapia podría ser una terapia eficaz no farmacológica para la demencia. Así, la aromaterapia puede tener algún potencial para mejorar la función cognitiva, especialmente en pacientes con EA.

En este caso recomendamos algunas esencias que podemos aplicar en un pañuelo, que dejaremos cada noche junto a la almohada, en un difusor de aromas o bien que añadiremos al suavizante de la lavadora.

Hay personas que incluso los usan como perfumes, para potenciar así sus virtudes terapéuticas.

Los aceites de romero y tomillo pueden ser de ayuda.

Cuidado con los metales pesados

Una buena manera de prevenir el alzhéimer y otras enfermedades neurodegenerativas es tener en cuenta que una de las causas puede ser la acumulación de metales pesados en el cerebro, según han mostrado algunos estudios.

¿Cómo evitamos que los metales pesados entren en nuestro organismo?

  • Debemos elegir preferentemente alimentos orgánicos, libres de sustancias tóxicas.
  • Los pescados azules grandes como el salmón, el atún o el pez espada contienen dosis importantes de mercurio.
  • Algunas vacunas contienen metales pesados.
  • Evitaremos el contacto con bombillas de bajo consumo que se puedan romper, así como con termómetros antiguos de mercurio, etc.
  • No debemos poner el papel de aluminio en contacto con los alimentos.
  • Evitaremos cocinar con utensilios de aluminio. Podemos usar los de cerámica, hierro fundido, cristal o acero inoxidable.

Imágenes por cortesía de The Travelling Bum y net-efekt

  • A. Donoso. La enfermedad de Alzheimer. Revista Chile Neuro- Psiquiatría. 2003.
  • E. Frenaco Macías, A. Suárez González, A. Bustamante Rangel et al. Enfermedad de Alzheimer. Medicine. 2011
  • H. Rogers, J. Lasprilla. Signos y síntomas comportamentales y psicológicos más comunes en la enfermedad de Alzheimer. Suma Psicológica. 2010.