¿Se puede tener relaciones con candidiasis?

Los hongos vaginales son mucho más comunes de lo que imaginamos y aparecen en diferentes etapas de la mujer, tener relaciones con candidiasis es una opción para pensar con profundidad.

Conocer si se puede tener relaciones con candidiasis es un tema recurrente. La mayoría de las mujeres duda ante el diagnóstico sobre cuáles son las cosas que se pueden hacer o no. Cuando solo tienen los síntomas es indispensable visitar al ginecólogo y confirmar la presencia del hongo vaginal para realizar un tratamiento. En ocasiones, las molestias que se sienten son similares a las de otras enfermedades de transmisión sexual.

Síntomas y tratamiento de la candidiasis

El aumento significativo del hongo candida en la vagina provoca esta infección. Es posible, algunas veces, tener esta infección en menor medida sin que surja ninguna alerta en el organismo. Los síntomas manifiestos son:

  • Picazón en la vagina y alrededores.
  • Molestia al orinar.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Irritación vaginal.
  • Flujo espeso de un color más blanco que el normal.

Una vez diagnosticada se indica tratar con pomadas o comprimidos antifúngicos. El tratamiento, según el grado de infección, dura hasta 7 días. En el caso de continuar con los síntomas es necesario volver a visitar al médico para repetir los estudios.

¿Está prohibido tener relaciones con candidiasis?

Los hongos vaginales no son una enfermedad que revierta mayor gravedad o riesgo. Si bien no está prohibido tener relaciones con candidiasis se aconseja no hacerlo. Mientras dure el tratamiento es mejor evitar el contacto íntimo de todo tipo de sexo.

El consejo se justifica porque el roce en el coito puede causar más dolor e irritación en la zona afectada y la sanación llevará más tiempo del esperado. Se puede decir que hacer caso omiso es alargar el proceso que están intentando combatir. Por ello, un descanso sexual es un buen complemento para el organismo en esta ocasión.

Tener relaciones sexuales con candidiasis.

Por otro lado, si tienen relaciones con candidiasis es posible que el compañero también la contraiga. Como ya se explicó no es una infección de transmisión sexual grave, pero causa molestias. Por lo que ambos necesitan hacer un tratamiento si no se cuidaron con preservativos.

Incluso, cuando recién aparecen los síntomas y sin haber visitado al profesional es mejor tomar la decisión. Hablar con la pareja sinceramente sobre lo que sucede y tomar los cuidados necesarios. Como dice el refrán siempre es mejor prevenir que curar, incluso cuando se trata de hongos.

Asimismo, quienes padecen de candidiasis aseguran que las molestias por sí solas frenan todo deseo sexual. Es prácticamente imposible relajarse y entregarse a un juego de caricias. El cerebro está ocupado en crear ideas para aliviar la picazón.

¿Quiénes pueden padecer candidiasis?

candidiasis-vaginal-infeccion

Todas las mujeres de diferentes edades pueden sufrir de los hongos vaginales en cualquier momento de sus vidas. Resulta extraño que aparezca en la pubertad o cuando se encuentra en período de menopausia. De todos modos, puede darse y el tratamiento será igual.

También los hombres pueden contraer el hongo candida. En ellos se da por transmisión sexual en encuentros con mujeres infectadas. La manera de prevenir es utilizar siempre los métodos convencionales para el cuidado en todas las ETS. Aquí no importa si se trata de una pareja estable  o no, ya que el hongo está en las mujeres de cualquier manera. Se estima que más de la mitad de ellas pueden padecer de esta infección incluso dos veces en su vida.

Te recomendamos leer: Infecciones vaginales: tipos y causas

La candidiasis en embarazadas

Candidiasis en el embarazo.

 

El alto nivel de estrógeno durante el embarazo facilita el crecimiento de la candida y su adhesión a las paredes vaginales. Al igual que en el resto de las mujeres, los síntomas son dolorosos e incómodos, y se suman a los propios del embarazo.

Estos hongos vaginales no traen complicaciones a la futura madre ni al feto, pero es necesario que hagan el tratamiento. De lo contrario, al momento del parto podría contagiarse el bebé. En esos casos aparece una candidiasis bucal que se manifiesta con manchas blancas en boca, paladar y lengua.

Al igual que en el resto de los casos se recomienda a la embarazada no tener relaciones con candidiasis. La sensibilidad que tienen las mujeres encinta las expone a irritaciones más graves. Y las relaciones sexuales pueden ocasionar mayores dolores que en el resto de las personas. El estrés que causa estar enfermo durante el embarazo seguramente quitará todo deseo. Y la pareja debe entender y acompañar con paciencia esta lucha contra los hongos.

Recuerda que toda esta información no sustituye a una consulta médica. Por ello te recomendamos que acudas a tu médico de confianza para que valore tu caso.