¿Se puede tomar Mesigyna durante la lactancia?

3 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
La lactancia puede verse afectada por los anticonceptivos hormonales, puesto que estos pueden disminuir la cantidad de leche y alterar su composición. Veamos qué sucede con el anticonceptivo Mesigyna.

Mesigyna es el nombre comercial de un anticonceptivo hormonal combinado. Se trata de un anticonceptivo parenteral mensual compuesto por noretisterona y etiniliestradiol.

Se trata de un anticonceptivo inyectable combinado, pero es importante que recuerdes que no protege contra la infección por VIH, ni contra otras enfermedades de transmisión sexual.

¿Cómo actúa Mesigyna?

Mesigyna actúa inhibiendo las hormonas responsables de la ovulación y espesando el moco cervical, de manera que bloquea el esperma. Su efecto sobre el endometrio es similar al de los anticonceptivos orales. Por esta razón, tiene lugar un patrón de sangrado semejante al menstrual.

Este medicamento previene el embarazo. Resulta ser un método eficaz para el control de la natalidad cuando se emplea correctamente, esto es: sin aplazar u olvidar una inyección. De esta forma, la posibilidad de quedar embarazada es muy baja.

Pauta de administración

Mesigyna

Se debe administrar Mesigyna el primer día del ciclo de la mujer, es decir, el primer día de la hemorragia menstrual. También se puede empezar en los días 2 a 5 del ciclo, pero, en ese caso, se recomienda utilizar adicionalmente un método de barrera durante los 7 primeros días después de la inyección.

La segunda y siguientes inyecciones se administran en intervalos de 30 ± 3 días, es decir, como mínimo 27 y, como máximo, 33 días. La hemorragia vaginal se presentará una o dos semanas después de la primera inyección de Mesigyna.

Si el tratamiento se continúa, los sangrados aparecerán en intervalos de 30 días. El día de la inyección mensual caerá normalmente dentro del intervalo libre de hemorragia. Si dentro de los 30 días posteriores a la inyección no hay hemorragia, debe descartarse un posible embarazo.

Descubre: ¿Cuáles son los riesgos de adelantar la menstruación o regla?

¿Se puede utilizar en el embarazo?

Este medicamento no está indicado durante el embarazo. De hecho, si te quedas embarazada durante el tratamiento con Mesigyna, debes interrumpir el tratamiento.

Se han realizado estudios epidemiológicos a gran escala que no han revelado un riesgo elevado de defectos de nacimiento en hijos de madres que emplearon anticonceptivos hormonales. Tampoco se han visto efectos teratogénicos cuando se emplearon anticonceptivos hormonales durante la fase inicial de la gestación.

¿Está indicado Mesigyna durante la lactancia?

La lactancia puede verse afectada por los anticonceptivos hormonales, puesto que estos pueden disminuir la cantidad de leche y alterar su composiciónNo obstante, la información disponible acerca de los efectos sobre la cantidad y la calidad de la leche materna, o acerca de la duración de la lactancia, es insuficiente.

Sabemos que pequeñas cantidades de esteroides anticonceptivos o de sus metabolitos se pueden eliminar por la leche. Como sucede con otros esteroides, existe la posibilidad teórica, sobre todo durante la primera semana de vida del lactante, de que resulten modificados los procesos relacionados con la bilirrubina.

Aunque no hay evidencia de la influencia de Mesigyna sobre la producción de leche materna, en general, no se recomienda su empleo hasta 6 meses después del parto, o hasta que no se haya suspendido completamente la lactancia.

Anticonceptivos durante el embarazo

Además, es importante mencionar que Mesigyna está compuesto por dos principios activos. Por ello, puede presentar un nivel de riesgo diferente para la lactancia:

También te puede interesar: Medicamentos compatibles con la lactancia materna

Efectos adversos del anticonceptivo Mesigyna

Los efectos adversos de este anticonceptivo son uno de los principales motivos de abandono del empleo de este método anticonceptivo. Entre las reacciones adversas que pueden aparecer están las cefaleas, molestias gástricas y náuseas. No obstante, también pueden aparecer:

Conclusión

Mesigyna es un anticonceptivo seguro y fácil de usar. Sin embargo, una indicación adecuada es esencial para evitar, entre otras cosas, el abandono del tratamiento a causa de sus posibles efectos adversos.

  • Carbajal-Ugarte, Jose Antonio; Cárdenas-Blanco, Adrián; Pastrana-Huanaco, E. L.-B. D. (2008). Eficacia y efectos adversos de anticonceptivos hormonales. Estudio comparativo. Rev Med Inst Mex Seguro Soc.

  • García Cervera, J., & Pérez Campos, E. F. (2001). Anticonceptivos inyectables, implantes subdérmicos y anillos vaginales. Cuadernos de Medicina Reproductiva.

  • Saulny De Jorgez, J. (1976). ANTICONCEPTIVOS INYECTABLES. Revista de Obstetricia y Ginecologia de Venezuela.