Tips para aumentar los glóbulos rojos naturalmente

Además de buscar formas de aumentar los glóbulos rojos, también es importante que evitemos todo aquello que pueda dificultar la asimilación de hierro, fundamental para su producción. Conoce más sobre este tema a continuación.

Los glóbulos rojos tienen una función muy importante en nuestro cuerpo: transportar sangre rica en oxígeno por todo el organismo mediante la hemoglobina. Es preciso, entonces, mantener los niveles óptimos para gozar de una buena salud. Te contamos de qué manera se pueden aumentar los glóbulos rojos de manera natural.

Los alimentos que ayudan a aumentar los glóbulos rojos

Los alimentos aumentan tus glóbulos rojos

Cuando estamos anémicos, el cuerpo produce menos glóbulos rojos de lo normal y las células no tienen la hemoglobina suficiente. La anemia más común es la causada por una deficiencia de hierro, generalmente debida al no consumo de este nutriente como es necesario.

Los adultos deben ingerir al menos 8 mg de hierro por día. En el caso de las mujeres que están menstruando o atravesando la menopausia, esa cantidad ha de aumentar a 18 mg diarios.

Por otro lado, también es bueno tener que cuenta que los alimentos con vitamina C, como por ejemplo los cítricos, ayudan en el proceso de absorción del hierro. De esta vitamina, los hombres precisan 90 mg y las mujeres 75 mg cada día.

Con esta información, podemos comprender la importancia que tiene la dieta en la misión de aumentar los niveles de glóbulos rojos. Básicamente, debemos ingerir tres grupos de alimentos, los cuales detallamos a continuación.

Lee también: Tener una menopausia saludable: ¿es posible?

Con hierro

Estos nos servirán para favorecer la producción de hemoglobina y evitar una mayor concentración de glóbulos blancos en relación a los rojos. Los alimentos que más hierro contienen son:

  • Carnes magras (pavo, pollo o ternera).
  • Moluscos (mejillones, almejas y berberechos).
  • Legumbres (lentejas, frijoles, judías).
  • Verduras de hoja verde (espinacas, acelgas).
  • Crucíferas (coles, brócoli).
  • Huevos.
  • Frutos secos (almendras, nueces, uvas pasas).
  • Cereales integrales (avena, centeno).

Con vitamina B12

Con vitamina B12

Las dietas con una buena cantidad de esta vitamina ayudan a producir mayor cantidad de glóbulos rojos en la médula ósea. Se recomiendan estos alimentos:

  • Pescados azules (salmón, atún y sardina).
  • Lácteos desnatados (leche, queso, yogur).
  • Soja orgánica.
  • Champiñones y setas.
  • Germen de trigo.
  • Levadura de cerveza.

Con ácido fólico

Con ácido fólico

También conocido como vitamina B9, es un nutriente que, además de aumentar la cantidad de glóbulos rojos, ayuda a las mujeres embarazadas a estar sanas durante la gestación. Los alimentos que debes añadir a tu dieta si quieres un mayor aporte de ácido fólico son:

  • Legumbres (garbanzos, frijoles, habichuelas).
  • Verduras de color verde (lechuga, col de Bruselas, rúcula, calabacín).
  • Espárragos.
  • Frutas cítricas (naranja, limón, toronja).
  • Frutas con vitamina C (fresas, kiwis).
  • Aguacate.
  • Panes y cereales integrales fortificados.

Infusiones para aumentar los glóbulos rojos

La alimentación equilibrada es fundamental para estar sanos y fuertes, pero muchas veces no es suficiente para aumentar la población de glóbulos rojos en el organismo. Para ello, te recomendamos que prepares algunas infusiones con las siguientes plantas:

Diente de león

Esta hierba es una gran fuente de hierro y puede ser un buen complemento para tu dieta. Bebe todos los días una taza de té de diente de león tras las comidas para ayudar a la absorción de este nutriente.

Ortiga

Té-de-ortiga

También se pueden comer las hojas crudas en ensalada, porque aportan mucho hierro. En el caso de ingerir el té de ortiga, tendrás que endulzar con miel, ya que su sabor es bastante amargo. La dosis recomendada por día es de hasta 3 tazas; otra alternativa es integrarla a una sopa de vegetales.

Genciana

Se trata de una hierba amarga, que se usa para estimular la digestión y aumentar la secreción de jugos estomacales. Contribuye a la absorción no solo de hierro, sino también de otros nutrientes necesarios para el organismo. El té de genciana se bebe media hora antes de las comidas principales.

Berro

Berro

El berro es una planta muy rica en hierro, que sirve para aumentar los niveles de glóbulos rojos en sangre. Si no quieres beber el té con sus hojas, puedes preparar una rica ensalada junto con otras verduras de hoja como por ejemplo la espinaca, rúcula y lechuga.

Remedios naturales para tener más glóbulos rojos

Llevar una dieta adecuada y beber té de hierbas es perfecto para evitar la anemia. Sin embargo, hay más opciones para aumentar los glóbulos rojos presentes en la sangre. Echa un vistazo a estas sugerencias para tu día a día:

  • Consume sopa de lentejas y cebollas.
  • Bebe jugo de remolacha o de toronja roja a diario.
  • Prepara una sopa de ajo.
  • Ingiere licuados de manzana o de peras.
  • Consume copos de levadura de cerveza con el desayuno (combinados con yogur, por ejemplo).
  • Come a diario pulpa de chirimoya.

Por otra parte, los licuados y batidos son muy buena opción para empezar el día y ofrecer al cuerpo el hierro que necesita. Algunas ideas y combinaciones eficaces, ricas y nutritivas son:

  • Pera, albaricoque y leche desnatada.
  • Acelga, berros, almendras, avena y leche de soja.
  • Uvas oscuras y perejil.
  • Pera, membrillo y zanahoria.
  • Piña y miel.
  • Remolacha, zanahoria, apio, espinaca, perejil y berros.
  • Mango, leche y extracto de vainilla.
  • Zanahoria, ortiga y remolacha.

Te puede interesar: ¡No tires la cáscara de piña! Conoce los usos que le puedes dar

¿Qué disminuye los glóbulos rojos?

Qué disminuye los glóbulos rojos

Muchas veces seguimos una dieta repleta de alimentos con hierro, ácido fólico y vitamina B12 y consumimos infusiones y jugos para aumentar los glóbulos rojos en sangre, pero aún así los niveles no mejoran.

¿A qué se debe? Puede ser que estemos consumiendo alimentos y bebidas que ‘nos roban’ el hierro. Entre ellos, encontramos:

  • Té verde.
  • Tomillo.
  • Poleo.
  • Café.
  • Refrescos (sobre todo los de cola).
  • Bebidas alcohólicas.
  • Chocolate.
  • Bollería.
  • Dulces industrializados.

Como conclusión, es de vital importancia que prestes atención a lo que consumes. Aunque le aportes al cuerpo suficientes nutrientes como para producir más glóbulos rojos, algunos alimentos evitan la correcta absorción del hierro y no ayudan en el proceso de transporte de oxígeno. Los hábitos saludables marcan la diferencia.