¿Se pueden prevenir los problemas sexuales?

19 julio, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Bernardo Peña
Después de tantas expectativas, deseo y fogosidad él no mantuvo la erección y ella no alcanzó el orgasmo. Los problemas sexuales son más comunes de lo que pensamos, pero, ¿Se pueden prevenir? Descúbrelo.

Los problemas sexuales se definen como las dificultades durante cualquier etapa del acto sexual (deseo, excitación, orgasmo y resolución) que impiden que uno o ambos miembros de la pareja disfruten del encuentro como tal.

Según la causa del problema, este se presentará en una etapa u otra. Así, las dificultades en la intimidad pueden comenzar temprano en la vida sexual de una persona. O bien, podrían desarrollarse después de que haya experimentado una etapa de sexo satisfactorio.

Los problemas en los hombres pueden incluir disfunción eréctil, reducción o pérdida del interés sexual, problemas con la eyaculación y testosterona baja. En el caso de las mujeres, se evidencian en falta de deseo sexual e incapacidad de lograr excitación. También falta de orgasmo o clímax sexual y relaciones dolorosas.

Los problemas sexuales están ligados a las experiencias de cada persona y cómo se siente física o emocionalmente.

Origen de los problemas sexuales

problemas sexuales - Dar la espalda a los problemas

La causa de las dificultades sexuales puede ser física, psicológica o ambas. A continuación, presentamos una serie de factores que origina trastornos en el sexo. Podrían presentarse en cualquier momento de la vida del paciente.

La buena noticia es que, en su mayoría, tienen solución. Lo primero que hay que conseguir es no aumentar el problema de manera artificial por medio de emociones y de pensamientos.

Y es que el estrés, la ansiedad y las expectativas elevadas o poco realistas pueden jugarnos muy malas pasadas, y hacernos creer que existe un problema enorme, cuando a lo mejor no lo hay.

Psicológicos

  • Depresión, miedos o culpas sexuales, o trauma sexual previo.
  • El estrés, alguna enfermedad o medicamentos.
  • Para algunas personas, el problema es resultado de traumas sexuales en el pasado.

Físicos

  • Lesiones en la espalda.
  • Trastornos endocrinos.
  • Aumento de tamaño de la glándula prostática.
  • Drogas y algunos fármacos psicoterapéuticos.
  • Niveles bajos de testosterona, estrógenos o andrógenos.
  • Daño neurológico (como lesiones de la médula espinal).
  • Problemas con el riego sanguíneo y algunos defectos congénitos.
  • Insuficiencia de diversos órganos como el corazón y los pulmones.
  • Enfermedades como neuropatía diabética, esclerosis múltiple o tumores.

Todo tiene solución: Tratamiento de la disfunción eréctil

Síntomas

Hay indicios de los problemas sexuales que son comunes en los hombres y mujeres y otros que no. En todo caso, estas señales se convierten incómodas y frustrantes para quienes las padecen. En ambos, coinciden la incapacidad para sentir excitación, la pérdida de la libido y la relación sexual con dolor.

Hombres

  • Incapacidad para controlar el instante de la eyaculación.
  • Retraso o ausencia de eyaculación, a pesar de una estimulación adecuada.
  • Incapacidad para lograr una erección o mantenerla para desarrollar el acto sexual.

Mujeres

  • Libido baja.
  • Incapacidad para alcanzar un orgasmo.
  • Lubricación vaginal inadecuada antes y durante el coito.
  • Dolor y ardor en la vulva o en la vagina al contacto con esas zonas.
  • Incapacidad para relajar los músculos de la vagina lo suficiente como para permitir la relación sexual.
problemas sexuales - Discusión pareja

Prevención

Los problemas sexuales pueden prevenirse principalmente mediante la educación con información precisa sobre temas sexuales e imagen corporal. Así se evitan la ansiedad o sentimientos de culpa por el sexo desde la juventud. También es conveniente:

  • Revisar todos los medicamentos, tanto los de venta libre como los de prescripción, para conocer los posibles efectos secundarios relacionados con la disfunción sexual.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol y drogas también ayuda a prevenir complicaciones en el desempeño en la cama.
  • Las parejas que son honestas y abiertas acerca de sus preferencias y sensaciones sexuales tienen más posibilidades de evitar problemas sexuales. Lo ideal es que los compañeros íntimos sean capaces de comunicarse sus deseos y sus preferencias.
  • A las víctimas de un trauma sexual, como abuso o violación a cualquier edad, se les insta a buscar asesoramiento psiquiátrico urgente.

Descubre: Cómo llegar al orgasmo al mismo tiempo que mi pareja

¿Qué hacer?

El tratamiento depende de la causa de la disfunción sexual. Es el especialista quien decidirá la mejor opción para cada caso. Como las causas de los problemas sexuales son variados, los procedimientos para su abordaje también.

  • Para los hombres que tienen dificultad para lograr una erección, el medicamento sildenafil (Viagra), puede ser de gran utilidad.
  • Las ayudas mecánicas y los implantes de pene también son una opción en caso de disfunción eréctil.
  • Las mujeres con resequedad vaginal pueden ayudarse con geles lubricantes o cremas hormonales. En casos de premenopáusicas o menopáusicas, con hormonoterapia.
  • Los ejercicios de Kegel son beneficiosos.
  • Terapia de pareja.

Debido a que la sexualidad es una parte del ser humano, las complicaciones asociadas a esta, y concretamente con las relaciones sexuales, están ligadas a experiencias personales. Siendo así, se torna cuesta arriba prevenir todos los problemas relacionados con el sexo. La orientación profesional ofrecerá la solución más acertada y eficiente para superarlos.

  • Álamo, A. (2019). El sexólogo: características, formación y mitos. La mente es maravillosa. [En línea] Disponible en: https://lamenteesmaravillosa.com/el-sexologo-caracteristicas-formacion-y-mitos/
  • Rodríguez, E. (2016). ¿Hasta qué punto es importante el sexo en una relación de pareja? La mente es maravillosa. [En línea] Disponible en: https://lamenteesmaravillosa.com/punto-importante-sexo-una-relacion-pareja/