¿Se pueden prevenir los quistes en los ovarios?

Carolina Betancourth · 27 marzo, 2020
Suelen cursar de forma asintomática y suelen resolverse de manera natural. No obstante, es muy importante reconocer sus síntomas para poder tratarlos por si se pudieran complicar.

Los quistes en los ovarios es un problema que pueden sufrir las mujeres, que aunque en principio no representan un peligro para la salud, lo ideal es tenerlos vigilados por un especialista y tratarlos a tiempo para prevenir una futura complicación.

Por lo general esta enfermedad se presenta entre la pubertad y la menopausia, siendo poco común que se presente después de la menopausia.

¿Qué son los quistes?

Un quiste ovárico es una pequeña bolsa llena de líquido que se forma dentro o fuera del ovario de la mujer. Éstos se producen cuando la mujer está en su proceso de ovulación, durante el cual se forma un pequeño folículo en uno de sus ovarios, este se rompe cuando el óvulo madura y está listo para ser fecundado.

Después de la liberación del óvulo, la pequeña bolsa o saco se disuelve y desaparece naturalmente. Pero si esto no ocurre, o si el saco se llena después de que el óvulo se ha puesto en libertad, es posible que se llene de líquido, aumente de tamaño y se formen los quistes.

¿Cuáles son las causas de los quistes?

Una mujer tiene más riesgo de padecer quistes ováricos si padece:

  • Problemas hormonales. Estos comprenden tomar clomifeno (Clomid), un medicamento para la fecundidad que se utiliza para estimular la ovulación.
  • Embarazo. A veces, el quiste que se forma al ovular permanece en el ovario a lo largo del embarazo.
  • Endometriosis. Esta afección provoca que las células endometriales uterinas crezcan fuera del útero. Parte del tejido se puede adherir al ovario y formar un bulto.
  • Una infección pélvica grave. Si la infección se propaga a los ovarios, puede provocar la formación de quistes.
  • Un quiste ovárico previo. Si tuviste un quiste, es probable que tengas más.

¿Cómo detectar a tiempo los quistes en los ovarios?

Por lo general los quistes en los ovarios no presentan síntomas que puedan alarmar a la mujer. Sin embargo, hay algunos casos en los que se puede detectar por un dolor agudo en el abdomen al hacer ciertas actividades.

Cuando el quiste sangra o se rompe, produce un dolor intenso que debe ser atendido de inmediato. Otra forma de detectarlos es cuando la mujer siente dolor antes de empezar su periodo menstrual o cuando mantiene relaciones sexuales.

Otros de los síntomas que pueden ayudar a detectar quistes en los ovarios son:

  • Dolor durante la defecación
  • Distensión o hinchazón abdominal
  • Dolor pélvico poco después del comienzo o finalización del período menstrual
  • Presencia de dolor durante las relaciones sexuales o dolor pélvico durante el movimiento
  • Dolor pélvico constante y sordo
  • Dolor pélvico intenso y repentino, a menudo con náuseas y vómitos (puede ser un signo de torsión o retorcimiento del ovario en su riego sanguíneo o ruptura de un quiste con sangrado interno

 

Aunque estos síntomas puedes sentirlos también con otras afecciones hormonales, lo ideal es consultar al especialista para que realice un examen pélvico que permita confirmar que hay quistes en los ovarios.

El médico al tener sospecha de este problema, lo puede comprobar mediante la realización de una ecografía o una laparoscopia, un análisis de sangre de CA 125 o una prueba de embarazo.

¿Cómo prevenir los quistes en los ovarios?

Aunque no existe un modo específico de prevenir los quistes ováricos, realizarse exámenes pélvicos de manera regular ayuda a garantizar que los cambios en los ovarios se diagnostiquen lo más pronto posible. Mayo Clinic recomienda prestar atención a los cambios en tu ciclo mensual, como síntomas menstruales inusuales, especialmente aquellos que persisten durante más de algunos ciclos. Consulta con el médico los cambios que te preocupen.

Si los quistes se presentan frecuentemente, es probable que el médico recomiende un tratamiento anticonceptivo. Por lo demás, no hay una fórmula que evite este tipo de quistes, aunque siempre es recomendable mantener una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente.

Puede interesarte: ¿Qué variedad de alimentos deben tener las dietas?

Recuerda consultar con tu médico ante cualquier síntoma de un quiste ovárico.

  • Stroedter, L. (2009). Management of ovarian cysts. In Essentials of Pediatric Endoscopic Surgery. https://doi.org/10.1007/978-3-540-78387-9_56
  • Bottomley, C., & Bourne, T. (2009). Diagnosis and management of ovarian cyst accidents. Best Practice and Research: Clinical Obstetrics and Gynaecology. https://doi.org/10.1016/j.bpobgyn.2009.02.001
  • Parigi, G. B. (2009). Ovarian cysts. In Pediatric Surgery Digest. https://doi.org/10.1007/978-3-540-34033-1_33
  • Oliver, A., & Overton, C. (2014). Detecting ovarian disorders in primary care. Practitioner.