¿Se pueden quemar calorías tomando agua helada?

18 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
Todos coincidimos en que es importante mantenerse bien hidratado durante y después del entrenamiento. Sin embargo, las opiniones varían sobre la temperatura a la que debe estar el agua.

Puede que hayas escuchado que se pueden quemar calorías tomando agua helada. Hay opiniones que apoyan esta versión y hay otras que la rechazan. Además, suele haber un gran número de razones “científicas” que no suelen tener mucho fundamento.

En cualquier caso, aquí te contamos qué hay de verdad en ello así como algunas curiosidades del agua helada y su papel en el deporte. ¡Sigue leyendo!

La quema de calorías al beber agua helada

Agua mineral embotellada.

El manual Oxford de medicina deportiva nos indica que, al beber un vaso con agua fría, se estaría quemando aproximadamente un total de 4 a 7 calorías. Por tanto, esto no es casi nada.

Beber suficiente agua es necesario para el cuerpo. Por ello, si queremos bajar de peso, la hidratación será muy importante. De acuerdo con un estudio publicado en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, esto ocurre porque el consumo de agua contribuye a acelerar hasta en un 30% el metabolismo. Sin embargo, el que sea helada no tiene nada que ver.

Ahora bien, también puede haber una pérdida significativa de peso cuando se remplazan las bebidas calóricas por agua sin calorías. Renunciar a las latas de refresco y sustituirlas por agua puede ahorrar, aproximadamente, unas 330 calorías diarias. 

Ver también: 9 alimentos ricos en agua para combatir la deshidratación

Beber agua como método para controlar las ingestas de comida

Otra opción saludable sería beber agua antes de las comidas, no importa si fría o a temperatura ambiente. Pero, como hemos dicho antes, esto no se debe a que se suelan quemar calorías tomando helada. Sino que, de esta forma, lograremos saciarnos antes y no comeremos tanto. 

Quemar calorías tomando agua helada

Un gran vaso de agua te ayuda a no picotear a cualquier hora del día. De hecho, estudios demuestran que las personas que toman un vaso de agua media hora antes de comer suelen perder más peso que aquellos que no lo hacen.

En resumen

Tomar más agua helada

Todos coincidimos en que es importante mantenerse bien hidratado durante y después del entrenamiento. Sin embargo, las opiniones varían sobre la temperatura a la que debe estar el agua. Lo que es evidente es que la deshidratación puede llevarnos a una disminución del nivel de rendimiento y un aumento de la sensación de esfuerzo.

Te puede interesar: ¿El agua ayuda a bajar de peso? Mitos y verdades

En definitiva, la mejor solución puede ser limitarse a beber agua tibia o fresca. La cual puede ayudarnos a mantener una correcta hidratación antes, durante y después del ejercicio físico. Sin embargo, como hemos visto, la idea de quemar calorías tomando agua helada es bastante incierta.

En cualquier caso, si tenemos alguna duda sobre la hidratación correcta sobre nuestro cuerpo en el ejercicio siempre es recomendable consultar con un especialista. 

  • Brown, C. M., Dulloo, A. G., & Montani, J. P. (2006). Water-induced thermogenesis reconsidered: The effects of osmolality and water temperature on energy expenditure after drinking. Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism91(9), 3598–3602. https://doi.org/10.1210/jc.2006-0407
  • Eugene Sherry, Stepahm F. Wilson. Manual oxford de medicina deportiva. Editorial Paidotribo, 2002.
  • Diego Bellido Guerrero. Manual de nutrición y metabolismo. Ediciones Díaz de Santos, 2006.
  • David Grotto. Lo mejor que puedes comer (Colección Vital): De la A a la Z, la guía nutricional definitiva para llenarte de energía, de salud. Penguin Random House Grupo Editorial México, 2014.
  • Dennis, E. A., Dengo, A. L., Comber, D. L., Flack, K. D., Savla, J., Davy, K. P., & Davy, B. M. (2010). Water consumption increases weight loss during a hypocaloric diet intervention in middle-aged and older adults. Obesity18(2), 300–307. https://doi.org/10.1038/oby.2009.235
  • Boschmann, M., Steiniger, J., Franke, G., Birkenfeld, A. L., Luft, F. C., & Jordan, J. (2007). Brief report: Water drinking induces thermogenesis through osmosensitive mechanisms. Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism92(8), 3334–3337. https://doi.org/10.1210/jc.2006-1438