¿Se pueden usar laxantes en el embarazo?

Si llevas una dieta rica en fibra, estás hidratada y te ejercitas regularmente puedes aliviar el estreñimiento propio del embarazo. El uso de laxantes debe ser solo bajo prescripción médica.

El estreñimiento es muy común durante el embarazo. Preguntarse si es posible usar laxantes en el embarazo, es uno de los interrogantes más frecuentes entre las mujeres embarazadas. Tu médico también insistirá en el tema en cada control médico.

Los cambios hormonales y físicos que vive el cuerpo de la mujer son responsables en los cambios que ocurren en el proceso digestivo. Mujeres que nunca han sufrido de estreñimiento, comienzan a padecerlo durante el embarazo. Y si ya padecían esta molestia, puede agravarse aún más.

¿Por qué se produce el estreñimiento?

El estreñimiento durante la gestación se produce inicialmente por el aumento de la progesterona, la hormona protagonista del inicio del embarazo. En el primer trimestre, esta hormona relaja los músculos incluidos los del aparato digestivo, con lo que el tránsito de los alimentos por los intestinos se hace más lento.

Los mejores laxantes naturales.

El estreñimiento se agrava cuando a las mujeres les indican tomar suplementos de hierro, para prevenir la anemia gestacional o cuando ya hay indicios de que la embarazada sufrirá por esta dolencia. El hierro ralentiza el movimiento normal del intestino.

Te puede interesar: 4 batidos que podemos tomar durante el embarazo

A medida que el embarazo avanza, el estreñimiento puede empeorar. El feto va creciendo, con lo cual el útero comienza a presionar todos los órganos internos de la mujer, incluido el colón.

¿Es seguro usar laxantes en el embarazo?

El estreñimiento que se genera a partir del embarazo no tiene ninguna repercusión en la salud y el desarrollo normal del bebé. Es básicamente molesto para la mujer.

El uso de laxantes en el embarazo debe ser por recomendación médica. Evita automedicarte o recurrir a productos de libre venta en farmacias sin haber consultado con tu médico.

Lo más probable es que antes de que tu médico te recete un laxante, te pedirá que realices cambios en tu dieta para mejorar tus procesos digestivos. Si sigues sus recomendaciones, lo más seguro es que el estreñimiento mejore.

Si los resultados no son los esperados, puede que recete un ablandador de heces, un laxante suave o una opción más fuerte, pero solo el médico es quien debe indicar qué es lo mejor para ti.

Mujer embarazada con comida buena y mala.

Recomendaciones para mejorar el estreñimiento

  • Come a diario alimentos ricos en fibra. Incluye cereales, arroz y pan integral. También incorpora frijoles, frutas y verduras frescas.
  • Procura tomar de 8 a 10 vasos de agua al día o zumos de frutas. La señal que emite tu cuerpo para indicar que la hidratación es adecuada, es que el color de tu orina es amarillo claro. Cuando no estás bien hidratada las heces se endurecen y se dificulta más el tránsito por el intestino.
  • Haz ejercicio con regularidad. Caminar, nadar, hacer bicicleta fija o el yoga para embarazadas, te ayudan a aliviar el estreñimiento, sentirte más saludable y estar en forma.
  • Presta atención a tu cuerpo. Si te dan ganas de ir al baño, no lo dejes para después. Es usual que te den ganas de evacuar después de comer, entonces debes estar atenta a las señales que emite tu cuerpo.
  • Si no eres anémica, pregunta a tu médico si puedes tomar unas vitaminas prenatales que tengan una dosis menor de hierro. Es probable que con solo cambiar el tipo de vitaminas que estás ingiriendo se alivie el estreñimiento.

Remedios naturales para usar durante el embarazo

Es posible encontrar en la naturaleza, opciones seguras para consumir durante el embarazo y aliviar el estreñimiento. Te recomendamos los siguientes remedios naturales como laxantes en el embarazo:

Ciruelas pasas.

  • Toma un vaso de agua tibia con medio limón dos veces al día. Puedes endulzar con miel.
  • Come una o dos naranjas, uno o dos plátanos, o un kiwi al día. Son frutas ricas en fibra que ayudarán a tu intestino.
  • Prepara un jugo con una manzana cruda sin pelar. Licua la manzana en un vaso de agua tibia y consume una vez al día.
  • Toma un vaso de jugo de ciruela 4 veces al día. También puedes comer ciruelas pasas.
  • Haz un masaje suave sobre tu abdomen con unas gotas de aceite esencial de limón o menta y una cucharadita de aceite de oliva o de almendras.
  • Consume un yogur a diario. Los probióticos que contiene el yogur mejoran el microbioma del intestino.
  • Agrega una o dos cucharadas de aceite de coco a tus ensaladas.

Debes leer: ¿Cómo ayudan las ciruelas pasas a nuestro cuerpo?

Señales de que debes avisar a tu médico

  • Si el estreñimiento es intenso y está acompañado de dolor abdominal.
  • El estreñimiento se combina con diarrea.
  • Al evacuar expulsas sangre o mucosidad.
  • Si al evacuar expulsas heces muy duras y se salen las hemorroides.