Cómo se transforma tu cerebro durante la menopausia

El cerebro durante la menopausia puede sufrir una serie de variaciones debido a los cambios que se están produciendo en nuestro organismo pero, con el tiempo, terminará estabilizándose

Durante muchos años se ha hablado de los bochornos, la sequedad vaginal y los cambios de peso como las únicas alteraciones que se dan durante la menopausia.

Sin embargo, estos no son los únicos síntomas, ya que también puedes notar cómo se transforma tu cerebro durante la menopausia.

Esto pasa porque hay receptores de estrógenos repartidos en todo tu cuerpo y cerebro. Esto provoca que los cambios en los niveles de estrógenos afecten a casi todo tu organismo.

En esta ocasión queremos hablarte de los efectos directos sobre el cerebro. De esta forma podrás prepararte para esta etapa y evitar los contratiempos derivados.

1. La memoria falla

problemas de memoria

La primera de las formas en que se transforma tu cerebro durante la menopausia tiene que ver con la capacidad para recordar pequeñas cosas.

Puedes encontrarte con olvidos muy puntuales, como ciertas palabras o frases. Como al intentar recordar la lista de compra, o también al tratar de recordar el nombre del personaje principal de una película que viste.

Un estudio que se llevó a cabo en 2013 con 2300 mujeres encontró que aquellas que estaban en plena menopausia tenían problemas para aprender ciertas cosas, en su memoria verbal y en la que afectaba su trabajo.

La buena noticia es que, con el paso del tiempo, los niveles de estrógenos se estabilizan y la memoria también. Lo que puedes hacer es aumentar las actividades que requieran un esfuerzo mental:

  • Realizar juegos matemáticos.
  • Practicar idiomas.
  • Llegar a casa o a cualquier lugar por un camino distinto cada vez.
  • Aprender a tocar un instrumento musical.
  • Leer.

Ver también: Descubre cómo potenciar tu memoria cuidando de tus emociones

2. Los sofocos en realidad podrían causar alteraciones de memoria

En otro estudio se analizó a otro grupo de mujeres con un monitor que identificaba los momentos en que ellas tenían sofocos.

Posteriormente se hizo una evaluación para determinar cómo estos afectaban la memoria y se encontró que cerca del 40% tuvo peor memoria al mismo tiempo que tenía sofocos.

La conclusión fue que, a mayor cantidad de sofocos, peor memoria se tiene.

Los investigadores también notaron que, con el tiempo, los sofocos disminuían sin causa aparente, por lo que creen que el cerebro comienza a producir una pequeña cantidad de estrógenos que regula los problemas.

Ya que tiene la capacidad de adaptarse a las condiciones que se le presentan, no es difícil entender que el cerebro durante la menopausia sufra algunas variaciones.

3. Tu estructura cerebral también cambia

Cerebro

 El cerebro durante la menopausia no solo se transforma en su capacidad para aprender o recordar, sino también en su estructura.

No es que de pronto vaya a tener otra forma o que vayas a ser otra persona, pero las uniones neuronales se modifican ligeramente.

La único forma de evaluar si has tenido un cambio de este tipo es a través de estudios clínicos especializados. Aunque no es algo que vaya a alterar tu vida de forma significativa, puedes reducir o minimizar los cambios al tratar los bochornos directamente.

4. La terapia hormonal puede preservar la función cognitiva

Algunas mujeres se sorprenden de que su ginecólogo les recete terapia hormonal durante la menopausia. Si este es tu caso, puedes agradecerle porque se ha demostrado que este tipo de terapia reduce los problemas de memoria y concentración durante la menopausia.

Este tipo de terapia también puede ayudar a retrasar la aparición de demencia temprana.

Recuerda que si eres una mujer que fuma, tiene sobrepeso, padece diabetes o ha tenido problemas del corazón tus riesgos de demencia temprana aumentan hasta en un 50%.

Una forma de retrasar la demencia es la terapia hormonal, que también ayuda a combatir los bochornos y a pasar por la menopausia con menos contratiempos.

5. Tendrás un humor inestable

cambios de humor

Quizás uno de los síntomas más conocidos de la menopausia son los cambios de humor. De hecho, no es raro que la familia y amigos se vayan preparando para ellos conforme te acercas a esta etapa de la vida.

Puedes sentir que estás perdiendo la razón por los cambios tan grandes que te generan las pequeñas cosas. Entre las transformaciones que se dan en tu cerebro durante la menopausia están la depresión y las rabietas constantes.

  • El motivo es que, por un lado, tienes una bajada en tus niveles de estrógenos, que actúan de forma directa con la serotonina.
  • Por otro lado, tus niveles de insulina y colesterol en sangre también están en constante cambio.

Cuando juntas estos dos factores se dan los sudores nocturnos, la sequedad vaginal, los bochornos y los problemas para dormir.

Con el paso del día te irás sintiendo peor y tu humor aguantará muy poco. En estos casos, la mejor terapia es la actividad física y los alimentos ricos en estrógenos.

Eso sí, nada de excesos porque tu insulina ya está con variaciones y lo que menos necesitas es desestabilizarla.

Cuando te sientas sobrepasada por alguna situación, date un tiempo libre. Respira y cambia de ambiente o actividad y luego, cuando estés más tranquila, continúas con lo que estabas.

En caso de que te sientas físicamente mal, procura revisar tus niveles de colesterol y glucosa en sangre para descartar cualquier problema extra.

Te recomendamos leer: Cuidado, el mal humor es un virus muy contagioso

No temas a la menopausia

Aunque esta etapa tiene varios problemas asociados, al final se trata de un estado temporal. Si en verdad sientes que tu memoria y funciones cerebrales están presentando problemas, consulta con tu médico.

La mayoría de las veces basta con llevar una dieta sana, hacer ejercicio y relajarse un poco.

Te puede gustar