Secretos de belleza con aceites esenciales

Aunque tengamos la piel grasa podemos aprovechar las propiedades de los aceites esenciales, eso sí, siempre que escojamos uno adecuado para nuestra dermis y que no nos produzca reacciones alérgicas

El uso de los aceites naturales para mejorar el aspecto de la piel, el cabello o las uñas es casi tan antiguo como la humanidad.

Desde tiempos remotos las mujeres (y algunos hombres también) han aprovechado sus bondades para realzar sus virtudes exteriores.

En este artículo te contaremos algunos secretos de belleza con aceites que te encantarán.

Aceites para la belleza: qué saber

Usar aceites para el cuidado del rostro y del cabello es una tendencia que va en alza. Si bien hasta hace un tiempo estos productos estaban “reservados” para el pelo, en la actualidad se emplean también para la piel y hasta para las uñas.

Los aceites faciales causan furor en las tiendas aunque todavía haya muchas preguntas que giran en torno a su colocación y resultados.

Sólo es cuestión de preguntar a un experto para que nos indique si nos conviene usar aceite de rosas, de azahar o de jazmín y con qué propiedades cuenta cada opción.

aceites esenciales
Los aceites esenciales se usan desde hace cientos de años; no son del siglo XXI, si bien es verdad que ahora hay más posibilidad de conseguirlos.

Los beneficios no terminan en la belleza sino que además sirven para casi cualquier enfermedad y tienen propiedades a nivel terapéutico, mental y emocional.

Si usamos ciertos aceites podremos prevenir el envejecimiento prematuro, desintoxicar el organismo o incluso reducir el estrés. Se trata de la fuente de belleza más natural y pura que existe y casi no tiene contraindicaciones.

Preguntas frecuentes sobre los aceites

Como no estamos del todo acostumbrados al uso de los aceites para la cosmética o la salud es normal que surjan algunas consultas o dudas.

¿Se puede utilizar como tratamiento único?

La verdad es que siempre es mejor combinarlo con cremas y una alimentación saludable para obtener mejores resultados.

¿Engrasan la piel?

Una buena manera de determinar si el producto es de calidad o no es, justamente, hacer la prueba de la grasa.

Si se trata de un aceite bueno no debería dejar residuos en la superficie de la piel al cabo de algunos segundos. Claro, que eso depende de la dermis de cada persona, pero lo importante es que tampoco deje brillos.

esencia

¿Se pueden usar aceites si tengo la piel grasa?

Si pero con algunos recaudos como, por ejemplo, escoger una especie cuyos principios activos sean adecuados y aplicar con la piel totalmente seca.

También se pueden utilizar en verano, aunque muchos crean que pueden manchar la piel.

Para evitarlo basta con cumplir con las dosis adecuadas y optar por fórmulas que no superen el 7% graso.

Tras la aplicación se debe poner un factor de protección como si la piel no llevara ningún producto adicional.

¿Cómo se deben aplicar los aceites en la piel?

Los pasos son muy sencillos:

  • Lavar bien con agua templada la zona que vamos a tratar con aceite y secar con pequeños golpecitos de toalla.
  • Colocar 5 gotas de aceite en la palma de la mano y frotar con la otra mano para calentar el producto.
  • Desliza por el área que desees tratar con movimientos circulares y ligeros.
  • No enjuagues: deja que se absorba por completo.

¿Cuándo es el mejor momento para aplicar aceites?

En pieles muy secas es mejor aplicarlos antes del maquillaje y cuando aún están húmedas, mientras que en pieles grasas debe hacerse antes de dormir, con la cara completamente limpia y seca.

aceite esencial de lavanda

¿Cuáles son los mejores aceites para la belleza?

Ya sabes cómo usarlos así que ahora toca conocer las mejores opciones a tu disposición:

Aceite esencial de lavanda

Es el “rey” de los aceites usados en cosmética, por ser polivalente, y es de los pocos que no hace falta diluir o mezclar para aplicar sobre la piel.

La lavanda regenera la piel y es ideal para las personas con marcas de acné, heridas o quemaduras o pequeñas arrugas.

Aceite esencial del árbol del té

Aceite de árbol de té

No puede faltar en tu neceser natural porque sirve casi para todo (cosmética y salud). Se puede aplicar directamente sobre la piel y se usa para tratar infecciones, heridas abiertas o herpes. También se recomienda para el acné.

Aceite esencial de manzanilla

Otro de los que no necesita ser mezclado o diluido. No hay riesgo de irritación en la piel (aunque siempre es bueno probar en una zona concreta antes de aplicarlo).

Tiene propiedades antiinflamatorias y está recomendado en casos de dermatitis (por ejemplo, de pañal) o de erupciones cutáneas.

Aceite esencial de caléndula

Considerado el aceite para las embarazadas, ya que ayuda a reducir las marcas provocadas por las estrías y para evitar la irritación en los pezones al amamantar.

También está indicado para la piel de los bebés y los que tengan dermis sensibles. Un perfecto antiinflamatorio que mejora el aspecto dérmico.

aceite de caléndula

Aceite esencial de geranio

Este aceite está recomendado para las pieles muy grasas o con acné, ya que regula la producción de sebo.

Además tiene propiedades regeneradoras y puede ser usado para tratar las arrugas que recién aparecen en el rostro.

También se usa contra la celulitis. Diluye con aceite de rosa mosqueta o de jojoba antes de aplicar.

Aceite esencial de rosa mosqueta

Tiene la capacidad para regenerar la piel y se recomienda para tratar estrías, quemaduras, manchas, cicatrices, psoriasis y envejecimiento prematuro, ya que estimula la producción de elastina y colágeno.

 

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar