6 secretos de las mujeres japonesas para mantener la línea

Además de gozar de buena genética, las japonesas cuidan de su alimentación, en la que priman los productos frescos, repartidos en porciones reducidas. La cena siempre debe ser ligera

Si hay algo por lo que se caracterizan las mujeres japonesas es por tener una genética afortunada que les permite tener un cuerpo menudo, bien proporcionado y con poca tendencia a la obesidad.

Ahora bien, a nadie se le escapa que a la genética se le añade, sin duda, el estilo de vida y ante todo, la alimentación.

Japón es un país muy industrializado, todos lo sabemos, y orientado básicamente hacia el trabajo.

Sin embargo, ello no quita que la tradición siga enraizando muchos de sus hábitos de vida. Así, la alimentación sigue siendo tan variada como saludable y motivo de inspiración en todo el mundo.

A continuación, te explicamos cuáles son esos secretos en su dieta, para que, si lo deseas, empieces a aplicar alguno de ellos en tu día a día.

1. Cantidades reducidas

Sushi

Japón es un país con una población longeva y con tasas muy bajas de obesidad.

A pesar de que en los últimos años se haya puesto sobre la mesa el alto índice de estrés sufrido por la población, cabe señalar que esos datos se relacionan con las grandes capitales, como Tokio o Kioto.

  • Más allá de estos grandes núcleos poblacionales la vida acontece a otro ritmo, y es aquí donde se arraigan esas viejas tradiciones en las que la alimentación es uno de los objetivos más importantes entre las familias.
  • Una de las características más comunes que caracterizan a las mujeres japonesas es que los platos de sus mesas contienen cantidades de comida más reducidas que en el mundo occidental.

Ahora bien, ello no significa que coman menos, sino que comen de forma más variada. Además, los alimentos que se sirven son saciantes, como por ejemplo, el arroz o el salmón.

Descubre cómo afecta el estrés a las mujeres

2. Alimentos frescos y naturales

Algas

Uno de los pilares de la dieta japonesa es la frescura. No es común verlos consumir alimentos ricos en grasas saturadas, rebozados en harinas blancas y refinadas.

Basta con hacer una comparativa entre la dieta estadounidense y la nipona para entender por qué las tasas de obesidad afectan tanto a los primeros y son prácticamente inapreciables en los segundos.

A continuación, te damos un breve listado sobre los alimentos más comunes que consumen las mujeres japonesas, y con los cuales, logran mantener la línea.

  • Arroz y tallarines
  • Vegetales: puerro chino, espinacas, pepinos, berenjensa, rábanos,  renkon (raíz de loto), takenoko (brotes de bambú), cebollas, lechugas.
  • Hongos
  • Vegetales en vinagre
  • Marisco
  • Salmón
  • Huevos (gallina, codorniz)
  • Carnes (cantidades muy pequeñas)
  • Legumbres, en especial soja (y sus derivados, como el tofu)
  • Fruta: caquis, manzanas, mandarinas, peras.
  • Frutos secos
  • Té (verde, de jazmín)

3. No a los lácteos y reducir el consumo de carne

Las mujeres japonesas obtienen gran parte de sus proteínas y minerales de los vegetales y los pescados frescos.

  • No es común que sus dietas contengan gran cantidad de lácteos y generalmente recurren a las bebidas vegetales elaboradas con arroz o soja.
  • Una de las fuentes más poderosas de calcio y de proteínas vegetales es, sin duda, el tofu, que suele estar presente en muchos de sus platos (por ejemplo, en sus sopas).

Descubre los rituales de belleza de las mujeres japonesas

4. Desayunos abundantes y cenas ligeras

desayuno-japonés

Este dato es conocido por todos: toda dieta saludable debe empezar por un buen desayuno y terminar con una cena ligera.

  • Sin embargo, debemos puntualizar este aspecto: hay quien confunde abundancia con exceso y ligereza con ausencia.

Es decir, no se trata de comer en exceso en nuestro desayuno para después, irnos a la cama sin cenar.

  • Se trata de que nuestra alimentación sea siempre variada y rica en nutrientes.

La imagen superior nos da un ejemplo sobre cómo son los desayunos japoneses en esas áreas más tradicionales.

En ellos, se incluye lo siguiente:

  • Té verde
  • Sopa de miso
  • Pescado al grill
  • Huevos
  • Arroz
  • Algas
  • Pequeñas porciones de fruta
  • Encurtidos

Tal y como puedes ver, no hay bollería industrial ni dulces.

5. El vinagre de arroz

El vinagre de arroz está presente en gran parte de la dieta japonesa. Se incluye en el sushi, en los pepinillos, en las algas, en el pescado crudo…

  • El ácido acético del vinagre de arroz es maravilloso para digerir la grasa.
  • Si lo incluimos en nuestros arroces o ensaladas, reduciremos los picos de glucosa en la sangre, conseguiremos una gran sensación de saciedad y quemaremos nuestros depósitos de grasa.

Descubre cómo hacer agua de jengibre para perder peso

6. Comer sin prisas, comer con complacencia

sushi

En la actualidad, están en auge tendencias como el mindful eating“, un enfoque de meditación que nos invita a estar más presentes y a alimentarnos de forma consciente.

  • No se nos puede olvidar que la cultura oriental se define mucho por este mismo principio: el centrarse en ese aquí y ahora donde disfrutar del presente, de lo que nos rodea y de lo que hacemos en cada momento.
  • La mujer japonesa, al igual que el resto de nipones alejados de esos núcleos poblacionales donde reina el estrés, aprecian el comer en familia, sin prisas y deleitándose con cada sabor, con cada bocado alcanzado con sus palillos.

Al comer despacio favorecemos la digestión y una adecuada saciedad. Son pequeñas características que definen un estilo de alimentación propio y excepcional que podríamos imitar en muchos de sus aspectos.

 

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar