Segundas oportunidades, ¿realmente funcionan? - Mejor con Salud

Segundas oportunidades, ¿realmente funcionan?

El amor y la capacidad de perdonar, así como la de olvidar, son las claves para lograr que esa segunda oportunidad llegue a ser algo exitoso

Es muy común entre las personas decir que, cuando una relación fracasa la primera vez, no funcionará una segunda vez. No obstante, este común pensamiento es algo realmente subjetivo y que va de acuerdo a cada parte de la relación.

Existen infinidades de razones por las cuales se culmina una relación, sin embargo, se pueden encontrar las maneras para retomarla y no volver a cometer el mismo error.

Básicamente las segundas oportunidades se basan en aprender de los errores y ambos, como pareja, evitarlos o, en su caso, solucionarlos.

Este dilema es algo por lo que casi todos hemos tenido que pasar y como es un tema tan individual nos crea mucho conflicto el saber qué hacer y qué no hacer.

Si te encuentras en esta situación, el día de hoy te traemos varias consideraciones que deberías tomar en cuenta para saber realmente si las segundas oportunidades funcionan.

¿Por qué dar segundas oportunidades?

Pareja

Como te dijimos anteriormente, tomar la decisión de darse una segunda oportunidad es algo netamente de la pareja y todo depende de las causas por las cuales fue la ruptura y la personalidad de cada parte.

Una separación puede deberse a una infidelidad, incomprensión o desconfianza y todas estas llevan a crear un ambiente tenso en la pareja. No obstante, estos son errores y aspectos corregibles que ambos pueden darse la oportunidad de mejorar.

Ver también: 5 consejos para conservar a tu pareja

Decisión de dos

Aunque muchas personas tengan una opinión al respecto, la única decisión valida será la tomada por ambas partes de la relación.

Cuando se vuelve a comenzar una relación, en la que solo una persona quiere volver y la otra “cede” a llanto y ruegos, tarde o temprano volverá a fracasar.

Cada uno debe sentir las mismas ganas y pasión de volver a estar juntos, para así poder enmendar los errores y aprender de ello.

El amor es lo más importante

El amor es lo más importante

Si, una frase un tanto cliché pero, en que en este tema, es totalmente valida.

El amor que se tenga una pareja va a determinar el resultado de una segunda oportunidad.

Si tú y tu pareja os queréis, os respetáis y estáis realmente arrepentidos por la causa de la separación, el amor será el pegamento que os mantendrá trabajando por una relación fructífera.

Es cierto que los humanos somos rencorosos en cierto modo y que los errores del pasado siempre nos aturden la cabeza, pero una pareja que se quiere dejará esto de lado y emprenderá un nuevo camino.

Unos compromisos renovados, así como nuevas reglas y metas te pueden impulsar a dar este paso.

Trabajar y aprender

Cuando las relaciones fallan siempre tendemos a culpar a la otra parte, sin embargo, el fallo es de ambos.

Si hubo problemas de desconfianza o malos entendidos es muy importante que reflexiones y notes qué errores cometiste. El analizar tus propios fallos puede ayudar a entender los de los demás, y por eso debes comenzar por ti.

Es muy importante que tanto tú como tu pareja tengáis la iniciativa y el deseo de mejorar y cambiar todo aquello que llevó a malas decisiones o conflictos.

De esta manera se podrá generar un crecimiento tanto personal como grupal que llevará un resultado más exitoso.

Te recomendamos leer: Evitar conflictos externos deriva en conflictos internos

Paciencia

Paciencia

Si la razón de una ruptura fue por actitudes que no te gustan de la otra persona, pero el amor es más fuerte que el disgusto, es hora de comenzar a trabajar la paciencia.

No es un secreto que, cuando algo nos disgusta, nos enfadamos y tomamos decisiones apresuradas. Sin embargo, la vida en pareja requiere de mucha paciencia.

Cuando se comparte con otra persona que no es tu familia, hay que adaptarse a nuevas reglas, comportamientos y costumbres distintas y esto muchas veces nos puede molestar.

Hablando y dialogando entre ambos se puede llegar a un consenso que logre así un mejor entendimiento de ambas partes.

Perdonar

Finalmente encontramos la palabra estrella en todo esto, perdonar. Por más terrible o dura que haya sido la causa de la separación, la capacidad de perdonar de ambos será esencial para la relación.

Comunica que necesitas tiempo para recuperarte y sanar todo lo que haya pasado.

Es muy importante sacar todos los resentimientos y malas energías que hayan quedado como consecuencia del problema. Luego de esto se aplica lo de “soltar lo que nos haga daño” y deja ir el resentimiento para comenzar a perdonar y olvidar.

Como podrás ver, este tema es sumamente amplio y cada persona puede darte un punto de vista distinto; sin embargo, lo más importante es lo que pienses y sientes tú.

Recuerda que la clave está en perdonar, olvidar y comprender, pero sobre todo en el deseo de querer amarse y estar juntos de nuevo.

Este será el pilar para el éxito de una segunda oportunidad.