Semillas de cáñamo, un superalimento para incluir en la dieta

Carolina Betancourth · 21 noviembre, 2015
Aunque es de la familia del cannabis, el cáñamo no contiene sustancias psicoactivas y el consumo de sus semillas es muy beneficioso para nuestro organismo

Las semillas de cáñamo, o también llamadas cañamón, son una de las fuentes nutricionales más completas y beneficiosas que se pueden encontrar en la naturaleza.

A nivel físico se caracterizan por ser muy pequeñas, de forma elíptica y con una cáscara muy dura que cuesta trabaja masticar.

Como muchas personas las están incorporando en sus dietas, en la actualidad se pueden conseguir en el mercado peladas, lo que facilita su consumo.

La razón principal por la que muchos han decidido convertirlas en parte de sus planes de alimentación es porque está comprobado que son ricas en aquellos nutrientes que requiere el organismo para funcionar en óptimas condiciones.

Son una fuente natural de proteína vegetal, fibra, ácidos grasos esenciales además de otros nutrientes que se requieren cada día para mantener buenas energías y salud.

Sumado a todo esto, cuentan con un delicioso sabor parecido al de las almendras. Ello permite consumirlas por sí solas o añadidas a otras recetas.

Como sabemos que muchos aún no las conocen, a continuación vamos a compartir sus principales cualidades nutricionales y beneficios para el cuerpo. ¡No te lo pierdas!

Propiedades nutricionales de las semillas de cáñamo

Propiedades nutricionales de las semillas de cáñamo

La proporción y el porcentaje de nutrientes que aportan estas semillas están muy cerca de alcanzar las necesidades diarias que así requiere el organismo.

Se estima que cada 100 gramos de las semillas enteras pueden aportar:

  • 590 kilocalorías.
  • 25 g de proteínas.
  • 30 g de hidratos de carbono.
  • 28 g de fibra.
  • 5 g de grasas saturadas.
  • 36 g de ácidos grasos esenciales.
  • 15 mg de hierro.
  • 1150 mg de fósforo.
  • 860 mg de potasio.
  • 145 mg de calcio.
  • 7 mg de manganeso.
  • 480 mg de magnesio.

Ver también: ¿Es bueno comer semillas de cáñamo?

Beneficios de las semillas de cáñamo para la salud

Por su riqueza nutricional no resulta extraño que incluirlas con frecuencia en la dieta sea una forma de mantener la salud en buen estado.

Así, algunos de sus beneficios son:

Combaten el estreñimiento

Combaten el estreñimiento

El aporte significativo de fibra ayuda a mantener la función intestinal para evitar trastornos como el estreñimiento.

Cuenta con un ligero efecto laxante que puede ayudar a las personas que tienen dificultades con su tracto gastrointestinal.

Son antiinflamatorias

Muchas de las enfermedades crónicas que aquejan la salud tienen que ver con el exceso de inflamación en el cuerpo.

Las semillas de cáñamo, al contener ácidos grasos esenciales omega 3 y 6, puede ayudar al organismo a disminuir la inflamación para controlar el dolor así como otros síntomas asociados.

Se aconsejan en caso de:

  • Artritis reumatoide.
  • Problemas musculares.
  • Retención de líquidos.
  • Dolores menstruales.
  • Dermatitis.

Protegen el sistema inmunológico

Su consumo también podría ser una gran forma de mantener alejadas las infecciones y todas esas enfermedades que se producen cuando se bajan las defensas.

Su aporte de minerales, proteínas y ácidos grasos esenciales apoya la respuesta inmunológica del cuerpo para luchar contra cientos de tipos de virus y bacterias.

Buena para deportistas

Buena para deportistas

Están 100% recomendadas para los deportistas y personas que se dedican a diversas actividades físicas. Esto se debe a que, además de mejorar el rendimiento físico, también contribuyen a ganar masa muscular y recuperarse con más facilidad del esfuerzo realizado.

Una cucharada en cada comida puede aportar hasta 10 gramos de proteínas. Además de aminoácidos esenciales y minerales que protegen los músculos.

Buenas para el sistema cardiovascular

La vitamina E y otros antioxidantes presentes en estas semillas pueden apoyar la función del sistema cardiovascular para mantener el corazón sano y con menos riesgo de desarrollar enfermedades.

Sus ácidos grasos omega 3 podrían ser buenos para controlar el colesterol alto y reducir el riesgo de sufrir por endurecimiento arterial.

Por otro lado, al mantener el buen flujo sanguíneo, resultan apropiadas para facilitar la eliminación de desechos y prevenir las várices.

También te recomendamos leer: Recomendaciones ideales para mantener un corazón sano

Huesos saludables

Huesos saludables

30 gramos de semillas de cáñamo pueden aportar hasta el 40% de los requerimientos diarios de magnesio.

Este mineral, junto con el calcio, resulta esencial para mantener la buena salud de los huesos y evitar así enfermedades como la osteoporosis.

Así, algunas buenas ideas para consumirlas son:

  • Crudas, sin sal y sin tostar.
  • Añadidas a ensaladas.
  • En batidos.
  • Incorporada en sopas así como en cremas de verduras.
  • En estofados.
  • En leche de cáñamo.
  • Para enriquecer el yogur o el kéfir casero.
  • También en panes y bizcochos.

Todas estas razones son más que suficientes para empezar a probarlas en la dieta. Adquiérelas en el mercado y aprovecha luego todos estos beneficios para generar un impacto positivo en tu salud.

  • Callaway, J. C. (2004). Hempseed as a nutritional resource: an overview. Euphytica, 140(1-2), 65-72.
  • Ersson, B., Aspberg, K., & Porath, J. (1973). The phytohemagglutinin from sunn hemp seeds (Crotalaria juncea). Purification by biospecific affinity chromatography. Biochimica et Biophysica Acta (BBA)-Protein Structure, 310(2), 446-452.
  • Leizer, C., Ribnicky, D., Poulev, A., Dushenkov, S., & Raskin, I. (2000). The composition of hemp seed oil and its potential as an important source of nutrition. Journal of Nutraceuticals, functional & medical foods, 2(4), 35-53.
  • Sacilik, K., Öztürk, R., & Keskin, R. (2003). Some physical properties of hemp seed. Biosystems engineering, 86(2), 191-198.