Señales de cáncer de piel que no debes pasar por alto

Brunilda Zuñiga 22 febrero, 2017
Para poder combatir el cáncer de piel desde sus fases más precoces es fundamental prestar atención a los posibles cambios que puedan experimentar nuestros lunares, así como a la aparición de nuevos

Cuando se trata de proteger nuestra piel del daño solar muchos no tomamos las precauciones necesarias.

Entre las cosas con las que debemos tener cuidado para evitar el cáncer de piel, la más importante es vigilar la exposición a los rayos ultravioleta (UV).

Estos pueden causar daños significativos a la piel, más allá de las arrugas y manchas de la edad.

Tipos de cáncer de piel

Antes de comenzar a hablar de las señales del cáncer de piel que no debes pasar por alto, es importante que sepas que existen dos tipos de cáncer de piel: el melanoma y el no melanoma.

  • El melanoma es el cáncer de piel más agresivo, pero también el más raro. Su riesgo se debe a que suele comenzar en las capas más profundas de la piel.

Cuando este tipo de cáncer hace su aparición puede expandirse a otras áreas u órganos del cuerpo.

  • Por su parte, el no melanoma genera cambios en la base celular y es el tipo más común y menos agresivo.

Este suele aparecer en la zona media y superior de la piel por lo que notarlo resulta bastante sencillo.

El cáncer no melanoma suele ser tratado con una pequeña cirugía que elimina todas las células alteradas, por lo que es fácil de tratar.

Te recomendamos leer: 7 signos tempranos de cáncer colorrectal que no debes pasar por alto

Señales del cáncer de piel melanoma

lunares en brazo derecho

Todos tenemos lunares, sin importar el tono de piel, por lo que no debes preocuparte por ellos. Estos lunares son considerados lesiones benignas que se forman por las células que sintetizan el color de la piel.

Sin embargo, si notas que, de pronto, empiezan a aparecer muchos lunares o que los que has tenido toda la vida empiezan a cambiar, sería bueno visitar al dermatólogo.

Los cambios que debes vigilar se corresponden con las letras A, B, C, D y E:

“A” de asimetría

Puede ser un poco complicado verificar cuando un lunar es asimétrico pero puedes dividir el lunar con una cinta.

Cuando esté dividido en 2, compara ambos lados. Si no son iguales podría tratarse de una de las señales del cáncer de piel.

“B” de bordes irregulares

En un lunar normal el borde es liso y regular. Si es irregular, con festón o rasgado debes prestar atención al resto de señales.

Es muy importante que no pases esta característica por alto.

“C” de color

Cualquier lunar se puede volver maligno

Hay todo tipo de lunares: rojos, blancos, marrones y negros. Si lo tienes de nacimiento no tiene mucha importancia el color.

Sin embargo, si cambia de tonalidad una parte o por completo debes ir a tu médico a que te lo revise, ya que no es algo normal.

“D” de diámetro

Si el lunar es más grande de 6 milímetros es conveniente que un dermatólogo lo examine minuciosamente.

Los melanomas suelen caracterizarse por ser lunares mayores a esta medida.

“E” de evolución

Cualquier cambio en una mancha o lunar existente es algo que debe ser examinado con cuidado.

Esto incluye cualquier variación en tamaño, forma, color o si el lunar sangra sin motivo. A veces el punto puede incluso empezar a desaparecer.

La tasa de cambio es muy relativa, por lo que es importante saber lo que es normal en su piel y así poder detectar las posibles señales precoces.

Señales del cáncer de piel no melanoma

Lunares de sangre

Antes dijimos que el melanoma es la variante más peligrosa del cáncer de piel. Sin embargo, de ninguna forma debes pasar por alto al cáncer no melanoma.

Cuando hablamos de salud, es importante que siempre estés al tanto de cualquier síntoma o molestia antes de que los problemas sean mayores.

Entre los síntomas del cáncer de piel no melanoma que debes vigilar están:

  • Pequeños granitos de color pálido con células de sangre visibles.
  • Manchas o zonas enrojecidas e irritadas alrededor del pecho y espalda.
  • Úlceras abiertas que sangran o se hacen costra.
  • Lesiones blancas similares a cicatrices que aparecen sin motivo aparente.
  • Un crecimiento de color rosa con una ligera muesca en el centro.
  • Verrugas que tienen costra en la parte superior sin haberlas rascado.
  • Zona enrojecidas con ardor.

Lee también: Los 7 mejores remedios para atenuar las cicatrices de forma natural

Qué precauciones tomar para evitar el cáncer de piel

Sabemos que no podemos estar completamente a salvo de todas las enfermedades. En especial cuando estas están relacionadas con los factores externos, como el clima o el sol.

Por suerte, sí puedes tomar algunas medidas de precaución para evitar que los problemas se agraven.

En el caso del cáncer de piel deberías:

Evitar la exposición excesiva al sol

Lo ideal es que no pases más de dos horas expuesto al sol. Si vas a estar en el exterior, es recomendable que busques un lugar a la sombra.

Usar siempre protector solar

Protector solar

Hoy en día existe una amplia gama de protectores solares que se adaptan a todos los gustos y presupuestos. Esto es excelente, pues se recomienda que en todo momento salgas protegido.

Recuerda que debes volver a aplicarlo cada dos horas y que es mejor uno con FPS mínimo de 45.

Vigila tu piel para ver cualquier cambio

La precaución más importante siempre será estar al tanto de cualquier cambio. Conoce tu cuerpo y examínalo de forma constante.

En cuanto veas algún cambio de los que te hemos dicho, no dudes en visitar a tu dermatólogo.

Ahora que conoces estas señales del cáncer de piel es tu responsabilidad vigilar cualquier posible variación en tu dermis. Aunque se trata de una enfermedad que a muchos asusta, la prevención es posible.

Te puede gustar