Señales del cuerpo que no debemos desestimar

Hay determinadas señales del cuerpo que, lejos de ser normales, de mantenerse en el tiempo pueden ser indicativas de problemas graves que es importante atajar lo antes posible

El cuerpo nos manda señales todo el tiempo. Sin embargo, muchas veces no las oímos o no las sabemos interpretar.

No obstante, el organismo “pasa factura” por todo lo que le hacemos (desde no alimentarlo bien a no ejercitarlo como corresponde).

Por lo tanto, debes prestar más atención a esas llamadas de atención que está gritando a través de ciertos síntomas.

Dolores que no debemos ignorar

Muchas veces pensamos que si nos duelen cierta parte del cuerpo “ya pasará” y no nos preocupamos por ello.

Sin necesidad de ir al médico por cada malestar, al menos, deberíamos prestar más atención a los síntomas que presentamos y sobre todo a su evolución.

Los dolores son un mecanismo de defensa o un llamado de atención que tiene el cuerpo para avisarnos que algo no está bien. Y como el organismo es sabio no debemos desestimar estas señales.

Los principales síntomas que no debemos pasar por alto son:

Dolor en el pecho

Masaje en el pecho

Si está acompañado con falta de aliento o taquicardias puede ser una señal de preinfarto. Ese malestar ha de ser severo y puede aparecer en cualquier momento del día.

Si el dolor se localiza en el lado izquierdo del pecho es signo de un posible ataque al corazón. Si se produce del lado derecho puede deberse a una angina de pecho, una embolia pulmonar o un ataque de asma.

Presta atención, porque los malestares relacionados con el sistema cardíaco pueden manifestarse también en la garganta, el brazo u hombro izquierdos o el abdomen e ir acompañado por náuseas y mareos.

Ver también: Cómo prevenir la angina de pecho

Dolor articular

dolores de rodilla

Muchas personas creen que el dolor en las articulaciones es algo “normal” a medida que van envejeciendo o que se deben a un gran esfuerzo o movimiento brusco.

Sin embargo, debemos tener en cuenta de que en algunos casos pueden estar causados por un accidente o una lesión.

Si se observa además inflamación y enrojecimiento en la zona puede ser artritis reumatoide. Los tratamientos a tiempo pueden evitar que el cuadro empeore y se convierta en incapacitante (sobre todo si es en las manos).

Otros motivos de dolor articular pueden ser:

  • Fiebre reumática
  • Hepatitis
  • Gripe
  • Gota
  • Osteoartritis

Dolor de cabeza severo

mujer con dolor de cabeza

Las migrañas pueden estar causadas por cansancio o exceso de estrés y por ello nos tomamos un analgésico, nos vamos a dormir y nos olvidamos del asunto.

No obstante, debemos tener cuidado, porque el dolor de cabeza puede ser una señal de aneurisma cerebral.

Para que esta condición sea posible también debe estar acompañado por náuseas o vómitos, irritabilidad a los ruidos y las luces y visión de una especie de “aura”.

El aneurisma está caracterizado por un abultamiento en la arteria que se encarga de suministrar sangre al cerebro.

Si el cuadro es grave puede provocar una hemorragia y derivar en un accidente cerebrovascular. Si tienes dolor de cabeza severo bastante seguido no debes ignorarlo.

Dolor agudo en el bajo vientre

Dolor agudo en el vientre bajo

Si el malestar se produce en el lado derecho del bajo vientre puede deberse a una inflamación del apéndice.

Uno de los síntomas habituales de la apendicitis es una especie de calambre que empieza en el ombligo y se extienda hasta la pierna. Además el cuadro se acompaña con náuseas, fiebre e inflamación en la zona.

En el caso de las mujeres el dolor en el vientre también puede ser síntoma de un quiste en los ovarios. La molestia puede aparecer tanto en el lado derecho como en el izquierdo.

Cuando estos sacos llenos de líquido se rompen el dolor es insoportable y los restos deben ser eliminados lo antes posible para evitar que la sangre no fluya a los ovarios.

Síntomas que avisan de mal de Alzheimer

El cerebro también nos puede dar señales para avisar de que algo no está bien en su funcionamiento.

Más allá del deterioro cognitivo típico del envejecimiento hay pautas que indican una enfermedad más grave y que, por el momento, no tiene cura: el alzhéimer.

Presta atención a los signos habituales:

Te recomendamos leer: Descubre cómo la cúrcuma ayuda en la recuperación de pacientes con alzhéimer

Olvidos frecuentes

Acciones que mejoran tu memoria

La pérdida de la memoria y la dificultad para retener información recientemente aprendida son dos signos muy comunes.

No acordarse de fechas importantes, preguntar lo mismo una y otra vez o contar una historia varias veces a las mismas personas son cuestiones para no desestimar.

Problemas para resolver situaciones

La incapacidad para seguir un plan o desarrollar una actividad que requiera pensar o analizar información puede ser otra señal de mal de Alzheimer. Por ejemplo, no poder seguir una receta al pie de la letra o no cumplir con la indicación del médico.

A su vez puede presentarse cierta dificultad para desempeñar tareas habituales: conducir, recordar reglas de un juego, poner en funcionamiento la lavadora, etc.

Desorientación

Desorientación

No saber qué día es hoy, donde estamos o hacia dónde nos dirigimos son típicos signos de este problema degenerativo.

Preguntarse: ¿a qué vine a la cocina? o ¿qué iba a buscar en la habitación? son muy frecuentes también.

Perderse en la ciudad o en el metro, no saber hacia dónde nos dirigimos mientras caminamos o querer regresar a casa y no encontrar la parada del autobús son cosas que debemos tener en cuenta.

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar