7 señales de que debes llevar tu bebé al doctor

Lorena González 21 enero, 2018
Presta atención a las siguientes señales, estas te ayudarán a considerar llevar a tu bebé al médico. De esta forma, podrán detectar cualquier problema de salud a tiempo.

A partir del momento en que sabes que tu bebé vendrá al mundo, su salud se vuelve una de tus prioridades. Como todos los padres, procuras estar atento a todas las señales y, por ende, también procuras mantenerte informado.

No obstante, a veces hay señales que pasan desapercibidas, y esta es precisamente la razón por la que debes conocer ciertas señales. Estas son las que pueden darte una pista mucho más clara acerca de cómo se encuentra la salud de tu bebé.

Recuerda que la detección atención temprana, de cualquier problema de salud, puede ahorrar muchas complicaciones innecesarias y preocupaciones a corto, mediano y largo plazo. Del mismo modo, tu bebé podrá recuperarse más pronto.

7 señales sutiles de tu bebé que necesitan atención

1. Aparición de lunares

lunar

Los lunares a veces pueden pasar inadvertidos tanto en niños como en adultos.

Si vemos que en el cuerpo de nuestro bebé ha aparecido una mancha en forma de lunar. Y si esta tiene forma asimétrica y un tamaño más grande de lo normal, así como un color irregular. Esto es una señal de alerta.

Por otra parte, si le empezó a crecer de forma excesiva un lunar, con el que ya contaba desde el nacimiento, es necesario que lleves a tu bebé al doctor para ver comprobar si el lunar es normal o si se trata de algo más.

Y es que, en estos casos, puede tratarse de problemas como la falta o exceso de algún tipo de vitaminas o proteínas, o incluso problemas más serios como algún tipo de quiste o tumor.

Ver también: Cómo eliminar lunares de forma natural

2. Caída excesiva del cabello

Si a tu bebé se le cae el cabello, de forma excesiva, es posible que exista algún tipo de deficiencia relacionada con la carencia de vitaminas que sean necesarias para su crecimiento. Esta señal puede pasar desapercibida al comienzo. 

Cuando a tu bebé se le cae el cabello, lo primero que hay que hacer es evaluar qué tal está la alimentación y consultar los valores nutricionales de los alimentos con el pediatra. Este será el más indicado para estudiar qué puede estar ocasionando el déficit.

3. Cambios en su conducta

Cambios en su conducta

Los cambios en su conducta, así como falta de apetito, la disminución de su actividad física habitual o problemas para conciliar el sueño son señales sutiles de que tu bebé necesita atención.

Te recomendamos leer: Calma los cólicos de tu bebé con estos 4 remedios caseros

4. Crecimiento desmesurado de la cabeza

Una de las cosas más comunes en los bebés son los cambios en la forma de su cabeza. Esto ocurre debido a que las fontanelas que deben cerrarse a medida que crece. Pero si notas que su cabeza aumenta de tamaño de forma considerable es necesario llevar a tu médico a un doctor.

5. Pérdida de la capacidad auditiva

Pérdida de la capacidad auditiva

Si tu bebé deja de prestar atención cuando lo llamas es porque, tal vez, pueda tener algún tipo de problema auditivo. En estos casos puede que sea necesario que lo lleves a un especialista en audición para averiguar mejor lo que está sucediendo.

Cabe destacar que esta es una de las señales más difíciles de detectar el principio. No obstante, a pesar de que se manifiesta de una forma sutil, al prestar atención, resulta evidente.

6. Sed

Cuando un bebé tiene demasiada sed y pide líquidos todo el tiempo, esto puede ser una señal de que algo no está del todo bien. Si bien es bueno mantener hidratado a tu bebé, no es normal que te pida constantemente agua o leche. ¿Por qué? porque esto puede ser síntoma de algún tipo de enfermedad grave o deshidratación severa.

7. Ronquidos

Ronquidos

A pesar de que son muchos los niños que roncan suavemente y no debemos preocuparnos por ello, cuando estos ronquidos se vuelven mucho más fuertes, puede ser un síntoma inequívoco de algún tipo de problema respiratorio o una infección. En estos casos también es recomendable acudir al médico cuanto antes para evaluar qué está sucediendo y ponerle solución pronto.

En caso de que tu hijo pequeño ronque mucho (entre otros síntomas) es posible que el problema sean las vegetaciones. Esto es algo que se soluciona con una rápida y sencilla intervención quirúrgica. 

No ignores las señales y presta atención a su evolución. Si bien la mayoría pueden ser inofensivas, en el caso de los bebés nunca está de más cerciorarse de cómo se encuentra su estado de salud. Recordemos que están en la etapa más vulnerable de la vida y que necesitan atención y cuidados constantes.

Te puede gustar