Señales que pueden avisar de la próxima ruptura

¿Tienes dudas sobre el futuro de tu relación? Descubre aquí las señales de que la ruptura de pareja está cerca

La próxima ruptura de la pareja puede ser predecible si las personas están atentas a ciertos síntomas. Pero, lo cierto es que muchas veces, la gente suele no detectar estas señales a tiempo. Generalmente, las separaciones se dan cuando ya han llegado a un punto en el que todo parece estallar en sus manos.

Algunos se acostumbran a ciertas diferencias y las viven como naturales, como parte de la relación. Otros, saben desde el inicio que tienen pocas posibilidades de un futuro juntos, sin embargo se empeñan en avanzar. Podría decirse que todos sufren una especie de negación emocional, con el afán de mantener viva la pareja.

Si descubres estos síntomas, la próxima ruptura amorosa puede estar muy cerca

Como en todas las interacciones humanas, en las parejas, existen ciertas pautas que deben estar presentes para que la armonía perdure. Algunas son inherentes a la manera de relacionarse y otras a las personalidades de cada enamorado, sus familias, sus valores y creencias previas.

1. Enemistad familiar

Las grandes historias de amor donde los enamorados ganaban todas las batallas que proponían sus familias fuertemente enemistadas: son para la ficción. En la realidad, si no logran tener una mínima relación afectuosa o de respeto con el círculo familiar del compañero, el futuro juntos se dificulta.

Tarde o temprano, la persona vuelve a necesitar ese abrazo de quienes estuvieron en todo su crecimiento. Los comentarios negativos de uno u otro lado, terminan cansando a quien está en medio de la batalla.

Descubre como: Los abrazos benefician seriamente tu salud emocional

2. Valores opuestos, y poca intención de ceder

Cómo evitar las discusiones en pareja durante las vacaciones.

Cuando la educación religiosa, cultural, sexual, etc., es opuesta, puede afectar a la larga a la relación de pareja. Estas diferencias culturales se convierten por tanto en serias fricciones que alteran la armonía del hogar.

Es importante aclarar que se trata de valores profundos, y no simples creencias que podrían directamente ignorarse o dejarse de lado en las conversaciones. Por lo tanto, es muy positivo poder hablar cuanto antes y dejar claro todos los puntos opuestos.

Cuando estos valores comienzan a hacerse presente con mayor periodicidad, es un fuerte síntoma de la próxima ruptura. Aparece claro que ninguno está decidido a ceder, sino que, por el contrario acentúan los conflictos.

3. Disminuye el diálogo de pareja

Paulatinamente, han ido perdiendo espacios para conversar al punto de no encontrar un tema que los una. El solo hecho de encontrarse solos, suele causar una incomodidad por no saber qué decir.

Se miran y parecen dos desconocidos que leen el pronóstico del tiempo o de alguna noticia al pasar. Pues, con respecto a la relación, tienen la sensación que hay mucho por decir, aunque nadie toma la iniciativa. En algunas ocasiones, esto deriva en una comunicación hostil o dañina.

Cuando se termina el diálogo, la próxima ruptura amorosa es casi inminente. Es muy poco probable que una relación pueda mantenerse en el tiempo sin palabras.

4. Disminuye la atracción sexual o hasta evitan los encuentros íntimos

Tu relación de pareja aún se puede salvar.

Hay etapas en que el aburrimiento o los desencuentros diarios provocan que el interés sexual por el otro, vaya en caída como un tobogán. Se buscan excusas para evitar el sexo y, a veces, se lo utiliza como una especie de castigo por algún rencor.

El sexo es parte muy importante para la relación de pareja, cuando comienza a faltar es porque ya no queda mucho por hacer. La opción es ver cuál es el verdadero motivo, quizá con nuevas posturas y experiencias puedan solucionarlo. Pero si no tienen ninguna intención, la ruptura ya está presente.

Puede que te ayude conocer: 6 claves para tener éxito en pareja

5. La relación se vuelve una competencia

Ocurre cuando uno o ambos comienzan a ver en su compañero un ferviente competidor. Están atentos a quién da más en cada sentido que puedan imaginarse. ¿Quién está más atento a los detalles de pareja? ¿Acaso valora más los esfuerzos o logros del otro? ¿Quién tiene mayores responsabilidades o mejores logros?

Adiós al compartir, al camino de la mano, al acompañamiento y al apoyo mutuo con proyectos comunes. La próxima ruptura comienza a acechar en cada nuevo enfrentamiento.

Si una persona no desea fracasar en sus relaciones, debe tener presente en su vida todos estos síntomas. En lo posible trabajar siempre para prevenirlos, y si llegan detectarlos lo antes posible para buscar una solución. Pues una vez que se instalan es difícil combatirlos.