Señales de salud o enfermedad en la lengua

Yamila Papa Pintor · 28 noviembre, 2019
El color, la textura o la superficie de la lengua puede darnos pistas importantes de estar sufriendo algún tipo de dolencia.

Cuando éramos niños nos enseñaron que mostrar la lengua es de mala educación. Ahora que somos grandes nos abstenemos de mostrarla en público porque no queda bien. Sin embargo, ¿sabías que existen señales de salud o enfermedad en la lengua? ¡Entérate de más en el siguiente artículo!

La lengua, reflejo de la salud

Dicen que los ojos son el reflejo del alma… entonces, la lengua es el espejo de la salud (o la enfermedad). Desde hace cientos de años, los médicos ayurvédicos examinan la lengua de sus pacientes para determinar si sufren de alguna dolencia en particular.

Las tres partes, según esta medicina tradicional, son: vata (raíz), pitta (medio) y kapha (punta).El color y la textura de la lengua nos pueden decir si estamos sanos o enfermos.

Esto se debe a que este músculo, que nos permite apreciar el sabor de las comidas, es una extensión del estómago y podemos ver entonces cómo es nuestro estado gástrico o estomacal. Tiene miles de terminaciones nerviosas y cada una (o varias) se asocian a diversas partes del cuerpo.

Lengua

Tu lengua está saludable si es suave, flexible, sin grietas y se mantiene ligeramente húmeda, es decir, no produce más o menos saliva de la necesaria. Esto significa que gozas de una buena salud.

La capa blanca que aparece por encima de la lengua es normal, siempre y cuando sea fina. Más que con la enfermedad, esto se relaciona con la higiene y limpieza al cepillarnos los dientes. Presta más atención a lavar la lengua como corresponde.

Lee también: Consejos para cuidar los dientes contra las infecciones

Color y textura de la lengua: qué tener en cuenta

No hace falta ser un médico ayurvédico para determinar si estamos incubando una enfermedad o tenemos un problema de salud. Podemos analizar dos cuestiones muy importantes de la lengua, el color y la textura, para saber cómo es nuestro estado general:

Colores

Como se decía antes, la lengua saludable es la de color rosado. Si es de un tono rojizo oscuro, indica que hay inflamación en el cuerpo y hasta puede ser una señal de un tipo de cáncer. Si la lengua es amarronada o decolorada es porque se fuma mucho. El rosado intenso puede ser por fiebre escarlata (o escarlatina).

Si la lengua está pálida, quiere decir que nos faltan nutrientes y los niveles de hemoglobina en sangre son bajos. Si la película blanca es muy gruesa, puede ser por hongos (candidiasis) o secreción desequilibrada de bilis hepática.

Otro de los síntomas de enfermedad en la lengua se percibe cuando está blanquecina solo en los laterales, entonces puede deberse a un problema en los pulmones. Y si el tono es amarillento, indica colecistitis.

Lengua-amarilla-a-que-se-debe

Textura y superficie

Para que esté saludable, como se ha indicado, la lengua tiene que mantenerse húmeda y lisa. Pero atención, que la falta de textura puede estar mostrando anemia o deficiencia de hierro.

Si hay manchas en la parte superior es porque la persona podría haber sufrido algún tipo de alergia. Los granos o llagas hablarían de un consumo excesivo de azúcares refinados, grasas o proteínas. Y cuando está seca es un signo típico del estrés (también puede deberse a demasiada mucosidad en el organismo, anemia o diabetes).

Si la lengua se inflama mucho, las razones pueden ser varias, por ejemplo, acidez, estreñimiento, diarrea o gastritis crónica. Si las papilas gustativas son planas (en vez de texturadas), podrían indicar algún tipo de problema más serio.

Señales de enfermedad en la lengua

Presta atención al aspecto que presenta tu lengua: podrías estar padeciendo una dolencia y no te has dado cuenta de ello. Fíjate si presentas algunas de estas señales de enfermedad en la lengua:

Grieta en el medio

Podría ser una señal de enfermedad en la lengua que indicaría que tu estómago es débil o tienes problemas digestivos. Esto se debería a su vez a un déficit de nutrientes. Sin embargo, no existen estudios que corroboren dichas afirmaciones. Para solucionar este problema, lleva una dieta más equilibrada y acude a tu médico.

Llagas

Cuando aparecen varias llagas en la boca de forma recurrente, quiere decir que faltan ciertos nutrientes, como es la vitamina B6, el hierro o la niacina.

La solución más recomendada suele ser consumir más lentejas, carnes rojas, huevos y lácteos. Prepara un té de ortigas y, si aún te sientes mal, no dudes en hacerte un análisis de sangre para determinar que no tienes anemia.

Visita este artículo: ¿Cómo curar aftas y llagas en la boca?

Grietas horizontales pequeñas

Se cree que significaría que tu organismo no está absorbiendo las vitaminas como corresponde. No obstante, no hay investigaciones científicas que avalen estas afirmaciones. Es recomendable acudir al médico si observamos algo fuera de lo normal.

Punta roja o aftas recurrentes

Hay veces en las que la lengua indica, más que una dolencia física, un problema emocional. Esto quiere decir que puedes estar demasiado estresado, triste, deprimido, ansioso, angustiado o nervioso.

Para evitarlo, además de pensar en positivo y tratar de encontrar la solución a los problemas, puedes consumir hierbas que te relajen. La melisa, el tilo, la manzanilla y la valeriana te pueden ayudar, además de consultar con un especialista en salud mental si así lo necesitas.

Hinchada y con capa blanca (gruesa)

Quiere decir que hay una acumulación de mucosidad en tu cuerpo, o bien te faltan bacterias buenas (sí, porque no todas son malas). Para revertir la situación, se aconseja acudir al médico y añadir a tu dieta más alimentos de color verde (brócoli, col, arvejas, lechuga, apio, acelga, espinaca).

  • Michie, S., Abraham, C., Whittington, C., McAteer, J., & Gupta, S. (2009). Effective Techniques in Healthy Eating and Physical Activity Interventions: A Meta-Regression. Health Psychology. https://doi.org/10.1037/a0016136
  • Marean, C. W. (2002). Meat eating and human evolution. American Journal of Human Biology. https://doi.org/10.1002/ajhb.1146
  • Dewhirst, F. E., Chen, T., Izard, J., Paster, B. J., Tanner, A. C. R., Yu, W. H., … Wade, W. G. (2010). The human oral microbiome. Journal of Bacteriology. https://doi.org/10.1128/JB.00542-10