6 señales que te indican que tienes el hígado inflamado

El hígado es el órgano encargado de desintoxicar todo nuestro organismo, eliminando aquellas toxinas que nuestro cuerpo no es capaz de procesar por su cuenta.

El hígado inflamado también se conoce como hepatomegalia o inflamación hepática. Es una afección que surge cuando el órgano aumenta su tamaño y presenta además una gran diversidad de síntomas.

Esta enfermedad se ha vuelto muy común en la actualidad. Para saber cómo detectarlo te recomendamos seguir leyendo este artículo.

¿Cuáles son las funciones del hígado?

Hígado inflamado

El hígado es el órgano encargado de cumplir las funciones de depuración del organismo. Actúa del siguiente modo:

  • Desintoxicación.
  • Lucha contra diferentes infecciones.
  • Almacena vitaminas y energía.
  • Segrega la bilis, sustancia necesaria para cumplir las actividades digestivas.
  • Limpia la sangre.

Qué significa tener el hígado inflamado

También conocido como hepatomegalia, esta condición no solo se basa en el agrandamiento o ensanchamiento de nuestro hígado. También significa que el hígado superará los límites considerados como normales para el mismo. Además, puede llegar a causar muchas molestias.

A su vez, los órganos a su alrededor dejarán de laborar como deberían. Cuando el hígado se encuentra en mal estado todo el organismo comienza a fallar.

No obstante, identificar si tenemos el hígado inflamado no es una tarea fácil. Pero en las primeras etapas podemos determinarlo a través de diferentes señales antes de que llegue a complicarse:

1. El dolor

Dolor por hígado inflamado

Aunque el dolor puede llegar a ser muy silencioso al principio, este evolucionará en intensidad con los días.Lo característico de este dolor es su ubicación. Siempre se encontrará en el lado superior derecho de nuestro abdomen.

Al mismo tiempo, es posible presentar hinchazón en el abdomen. Esta inflamación aumentará con el paso del tiempo de manera gradual.

2. La fiebre

La fiebre es el signo de la alteración en la salud de nuestro cuerpo debido a infecciones, virus o bacterias. No obstante, también puede estar relacionada con el hígado.

Si presentas fiebre continua quiere decir que algo no está yendo bien con tu cuerpo. A su vez, si tienes el hígado inflamado es usual tener fiebre con regularidad.

Te recomendamos leer:Las 6 mejores soluciones naturales para bajar la fiebre

3. La ictericia

Comparación con un hígado inflamado

La ictericia va ligada con la salud de nuestro hígado. Si el hígado se encuentra en mal estado comenzarás a notar que tu piel y tus ojos se tornan amarillos.

Este síntoma se produce por un aumento de la bilirrubina en sangre. Siempre nos lleva a pensar en algún tipo de trastorno hepático.

4. Náuseas

Recuerda que el hígado se encarga de eliminar toxinas y sustancias que nuestro cuerpo no puede procesar. Esto nos lleva a otro síntoma característico: las náuseas.

Si el hígado falla, algunas comidas serán difíciles de digerir, causando náuseas y malestar general. Por ejemplo, aquellas que contengan exceso en grasas, sal, harinas e inclusive aquellas muy sazonadas,

5. Las heces

Síntomas de un hígado inflamado

Siempre podemos ver el resultado de la salud de nuestro organismo en las heces y la orina. Aunque no es agradable prestarles atención, es bueno detenerse a observarlos durante un par de segundos.

Cuando este órgano falla puede ocasionar que las heces se vuelvan claras, incluso blancas. A su vez, la orina se torna de un color muy oscuro y tiene consistencia ácida.

6. Mal sabor en la boca

El mal sabor en la boca también es un síntoma habitual de la inflamación del hígado. No obstante, hay otras patologías que pueden presentar esta característica.

El mal sabor en la boca se debe a que se comenzarán a acumular las toxinas y las sustancias que él debería eliminar. Esto produce malos aromas que se redireccionarán hacia la boca, haciendo que se presencien malos sabores.

¿Qué causa un hígado inflamado?

Como el hígado es un órgano enlazado a todos los procesos de nuestro cuerpo, muchas cosas pueden afectarlo, tales como:

  • El exceso de alcohol.
  • Infección por el virus de la hepatitis.
  • Infecciones bacterianas.
  • Intoxicación por medicamentos.
  • Hígado graso.
  • Exceso de peso.

Remedios naturales para la inflamación del hígado

Un hígado inflamado no es imposible de tratar. Con la dieta apropiada, practicando ejercicio de manera regular y evitando las bebidas alcohólicas conseguirás que vuelva a su estado natural.

Te recomendamos leer: 5 dietas depurativas y sanas que te van a encantar

1. El diente de león

Diente de león para un hígado inflamado

El diente de león contiene propiedades depurativas. Estas ayudan a eliminar el exceso de toxinas de nuestro cuerpo:

  • Introducir 50 gramos de dientes de león en una olla con 1 vaso (200 ml) de agua.
  • Dejar hervir al menos 15 minutos.
  • Bajar del fuego y dejar reposar.
  • Separar el diente de león del agua y beber el resto.
  • Esta infusión puede ingerirse entre 3 y 4 veces diarias.

2. El tamarindo

El tamarindo es ideal cuando se trata de depurar nuestro organismo:

  • Tomar 500 gramos de tamarindo desconchado e introducirlo en una olla con medio litro de agua.
  • Después, dejar hervir al menos 20 minutos.
  • Por último, separar el agua del tamarindo y dejar reposar.
  • Esta infusión puede tomarse durante todo el día y garantizará la salud del hígado por completo.

3. El jugo de limón

Limón para el hígado inflamado

El limón está lleno de propiedades digestivas y diuréticas. Estas ayudarán con la depuración de nuestro organismo y la desinflamación del hígado:

  • Primero, extraer el zumo de 4 limones grandes.
  • A continuación, mezclar en una jarra con medio litro de agua.
  • Beber en ayunas.

Siguiendo todas estas recomendaciones serás capaz de recobrar la salud de tu cuerpo. No obstante, si no notas ninguna mejoría, te sugerimos acudir a tu médico de confianza. Él te realizará los exámenes necesarios para determinar tu condición y tratarla sin problemas.

  • Tilg, H., & Moschen, A. R. (2010). Evolution of inflammation in nonalcoholic fatty liver disease: The multiple parallel hits hypothesis. Hepatology. https://doi.org/10.1002/hep.24001
  • González-Molina, E., Domínguez-Perles, R., Moreno, D. A., & García-Viguera, C. (2010). Natural bioactive compounds of Citrus limon for food and health. Journal of Pharmaceutical and Biomedical Analysis. https://doi.org/10.1016/j.jpba.2009.07.027
  • Kuru, P. (2014). Tamarindus indica and its health related effects. Asian Pacific Journal of Tropical Biomedicine. https://doi.org/10.12980/APJTB.4.2014APJTB-2014-0173