Sequedad vaginal: 8 consejos para luchar contra ella

Daniela Echeverri Castro·
15 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
16 Septiembre, 2020
La sequedad vaginal afecta al placer de las mujeres y puede estar acompañada de otros síntomas. ¿Cómo combatirla de forma eficiente?

¿No sabes cómo luchar contra la sequedad vaginal? Este es uno de los motivos por los que las mujeres van al ginecólogo con frecuencia. Y es que. aunque puede venir acompañada de otros síntomas, suele generar preocupación por el impacto que tiene en las relaciones íntimas.

Este problema aparece durante la menopausia debido a la disminución en la producción de estrógenos (hormonas sexuales femeninas). Sin embargo, también existen casos que responden a factores psicológicos, infecciones u otros problemas de salud.

Como bien explican varios investigadores de la Universidad de Chile, la falta de lubricación puede afectar a la sexualidad en pareja y a la autoestima de la persona que la sufra. Pero, por suerte, hay varios hábitos que ayudan a controlarla. ¿Te aqueja esta condición? Entonces, pon en práctica las 8 recomendaciones que te damos a continuación.

Consejos para luchar contra la sequedad vaginal

La sequedad vaginal puede venir acompañada de irritación, ardor y comezón. De hecho, debido a la pérdida de humedad natural, la vagina queda susceptible al ataque de algunos microorganismos que producen infecciones.

Sumado a esto, la alteración que sufre el pH de la zona impacta de manera negativa en el ámbito sexual. En este aspecto, se dificulta más la penetración; convirtiendo el coito en algo doloroso y poco satisfactorio. A su vez, esto disminuye el deseo sexual y causa distanciamiento con la pareja. ¿Cómo solucionarlo?

1. Utilizar lubricantes

Los lubricantes y cremas humectantes para la zona íntima son los mejores aliados para combatir la sequedad vaginal. Sus compuestos ayudan a disminuir la fricción durante las relaciones sexuales y, por ende, previenen la irritación y el dolor.

Como usar lubricante.

Las presentaciones más recomendables son las que están fabricadas a base de agua o silicona. En contraposición, las versiones a base de aceite o con perfumes son capaces de dañar los preservativos y generar otras incomodidades (tanto a nivel interno como externo).

2. Evitar la higiene excesiva

Garantizar una buena higiene íntima es un hábito clave en la prevención de infecciones y malos olores. Sin embargo, no conviene que hagas lavados vaginales en exceso; ya que pueden provocar sequedad.

Descubre estos: 5 remedios de origen natural para calmar la irritación vaginal.

3. Aumentar el consumo de agua

El consumo diario de agua es un hábito que permite hidratar el organismo. Por eso, como parte del tratamiento natural contra esta condición, es fundamental aumentar la cantidad ingerida al día.

Beber agua.

Toma hasta 8 vasos de agua para favorecer la producción de lubricante natural.

4. Moderar la soja en la dieta

La soja y sus productos derivados contienen isoflavonas, fitoestrógenos y lignanos. Compuestos que antes se reconocían por su posible capacidad para combatir la sequedad vaginal.

Pero lo cierto es que, lejos de estas suposiciones, una investigación publicada en 2009 por la Academia Europea de Andrología señaló que es probable que la exposición a estas sustancias tenga efectos perjudiciales sobre la fertilidad y las funciones reproductivas. 

5. Hacer ejercicio físico para luchar contra la sequedad vaginal

La adopción de una rutina diaria de ejercicio físico tiene un impacto positivo sobre la calidad de vida sexual. No solo aumenta la resistencia durante las relaciones sexuales, sino que también mantiene el cuerpo saludable y previene algunas disfunciones.

Los expertos en cáncer del Memorial Sloan Kettering recomiendan incluir en el entrenamiento diferentes actividades para fortalecer el suelo pélvico. Así conseguirás:

  • Reforzar el músculo pubococcígeo, el cual se estira desde el hueso púbico hasta la parte inferior de la columna.
  • Tonificar la vagina. 
  • Controlar la continencia de la vejiga.
  • Aumentar la capacidad de alcanzar el orgasmo.

6. Elegir productos apropiados para la vagina

El uso de jabones perfumados, talcos o desodorantes puede influir en la aparición de la sequedad. Debido a sus componentes irritantes, su aplicación altera el pH de la vagina y daña sus tejidos.

Por eso, opta por productos neutros. Y mejor si están elaborados con ingredientes naturales.

Véase: Jabón natural para infecciones y hongos vaginales

7. Tener una vida sexual activa

Mantener una vida sexual activa tiene muchos beneficios en la prevención de este síntoma, incluso durante la menopausia. Si bien los cambios hormonales pueden ser un obstáculo para disfrutarlo; lo cierto es que su práctica, con ayuda de lubricantes y buena estimulación, resultará igual de placentera.

Gemidos durante el sexo.

La excitación sexual aumenta el riego sanguíneo en la zona genital y, según la obra Salud, alimentación y sexualidad en el ciclo vital, también produce una mayor lubricación natural.

Además, previene otros problemas como la atrofia vaginal; ya que activa los músculos de la zona gracias a las contracciones involuntarias de los orgasmos.

8. Vigilar el consumo de fármacos

Cuando la sequedad vaginal se convierte en un problema recurrente, sin razón aparente, debes tener en cuenta los fármacos que estás tomando.

Aunque no todas las mujeres sufren este efecto secundario, lo cierto es que la Dra. Myrtle Wilhite señala que los anticonceptivos orales, los antidepresivos o los antihistamínicos también son posibles detonantes.

No te desesperes a la hora de combatir la sequedad vaginal

¿No consigues controlar la sequedad vaginal? Prueba estos consejos para intentar luchar contra ella de forma natural, pero sin desesperarte en el intento. Además, recuerda que estar relajada es fundamental; sobre todo, al esperar una buena respuesta de los órganos reproductores.

También es importante que consultes con el ginecólogo de confianza. En ocasiones, tendrás que ajustar la dosis de medicamentos que tomas, o bien, acceder a terapias hormonales.

  • Blümel M, Juan Enrique, Binfa E, Lorena, Cataldo A, Paulina, Carrasco V, Alejandra, Izaguirre L, Humberto, & Sarrá C, Salvador. (2004). Índice de función sexual femenina: un test para evaluar la sexualidad de la mujer. Revista chilena de obstetricia y ginecología, 69(2), 118-125. https://dx.doi.org/10.4067/S0717-75262004000200006
  • Carter, J., Goldfrank, D. y Schover, LR (2011). Estrategias simples para la promoción de la salud vaginal en sobrevivientes de cáncer. The Journal of Sexual Medicine, 8 (2), 549–559. https://doi.org/10.1111/j.1743-6109.2010.01988.x 
  • Cederroth, C. R., Zimmermann, C., & Nef, S. (2012). Soy, phytoestrogens and their impact on reproductive health. Molecular and Cellular Endocrinology. https://doi.org/10.1016/j.mce.2011.05.049
  • Cunha, A. R., Machado, R. M., Palmeira-de-Oliveira, A., Martinez-de-Oliveira, J., Neves, J. Das, & Palmeira-de-Oliveira, R. (2014). Characterization of commercially available vaginal lubricants: A safety perspective. Pharmaceutics. https://doi.org/10.3390/pharmaceutics6030530
  • Hummelen, R., Macklaim, J. M., Bisanz, J. E., Hammond, J. A., McMillan, A., Vongsa, R., … Reid, G. (2011). Vaginal microbiome and epithelial gene array in post-menopausal women with moderate to severe dryness. PLoS ONE. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0026602
  • Leiblum, S. R., Hayes, R. D., Wanser, R. A., & Nelson, J. S. (2009). Vaginal dryness: A comparison of prevalence and interventions in 11 countries. Journal of Sexual Medicine. https://doi.org/10.1111/j.1743-6109.2009.01369.x
  • Memorial sloan kettering cancer center (2018, en línea). Ejercicios para los músculos del piso pélvico (Kegel) para mujeres para mejorar la salud sexual. Consultado online el 15/09/2020 en: https://www.mskcc.org/cancer-care/patient-education/pelvic-floor-muscle-kegel-exercises-women-improve-sexual-health
  • Molero Jurado, M., Gázquez Linares, J., Pérez Fuentes, M., Simón, M., Martos, A., & Barragán, ASalud, alimentación y sexualidad en el ciclo vital (1st ed., p. Sequedad vaginal en la menopausia: novedades en su tratamiento). ASUNIVEP.
  • Santoro, N., Epperson, C. N., & Mathews, S. B. (2015). Menopausal Symptoms and Their Management. Endocrinology and Metabolism Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.ecl.2015.05.001
  • Speary, D. H. B. (2010). Pelvic floor exercises. New Zealand Medical Journal. https://doi.org/10.1016/S0031-9406(10)62837-4
  • Wilhite, M. (2017). Vaginal Dryness. In Integrative Medicine: Fourth Edition. https://doi.org/10.1016/B978-0-323-35868-2.00059-1