Sexo con los ojos vendados: un juego muy estimulante

Hacer el amor con los ojos vendados puede ser un juego sexual muy excitante que nos puede ayudar a disfrutar mucho más de la experiencia

¿Sabes por qué a los hombres adoran que su chica use lencería erótica? ¿Y por qué las mujeres disfrutan tanto de las caricias? ¿Sabías que las vendas para cubrir los ojos son el segundo juguete sexual más vendido?

Las respuestas a estas preguntas surgen de aquí: hombres y mujeres se excitan con estímulos diferentes. Mientras ellos son visuales, ellas son más sensibles al tacto.

El juego de hacer el amor con los ojos vendados puede ser la chispa –el deseo sexual– que le falta a los encuentros con tu pareja.

Amor a ciegas

Amor a ciegas

Cubrirse los ojos sirve para potenciar lo que gusta más a hombres y mujeres: ella se enciende al concentrarse en lo que siente en su piel y a él le fascina verla vibrando con sus toques sensuales.

La vista es el más estimulado de nuestros sentidos. A diario procesamos millones de imágenes. Por eso, el juego de cubrirse los ojos puede ser muy estimulante, pues activa los demás sentidos y explora nuevos límites.

Hay un detalle adicional: la novedad que implica el juego de vendarse los ojos aumenta los niveles de dopamina, el neurotrasmisor cerebral que controla la libido.

Y, al aumentar la dopamina, el sexo resulta más excitante.

Te recomendamos leer: ¿Podemos hacer el amor con la regla sin protección? 

Explorar nuevos límites

Muchas parejas cierran los ojos al tener relaciones sexuales. Eso no significa que sea igual a cubrirse los ojos. Hay una gran diferencia emocional entre cerrar los ojos voluntariamente y tener los ojos vendados.

Las vendas para cubrir los ojos son un clásico elemento de los juegos de dominación y sumisión, o en las prácticas de dominación, sumisión y sadomasoquismo que recientemente popularizó “Cincuenta sombras de Grey”.

Sin tener que adentrarse en mayores excentricidades, tener los ojos vendados puede ser el toque juguetón que necesita la relación. Por supuesto, que para atreverse se deben tener en cuenta las siguientes máximas:

  • Explorar nuevos límites en la relación sexual debe ser un acuerdo mutuo.
  • Ambos deben sentirse cómodos con lo que están haciendo.
  • Nadie debe verse forzado a hacer lo que no le complace.
  • Aceptar vendarse los ojos puede ser la entrada que necesitas para abrir la comunicación hacia prácticas sexuales más atrevidas.

Ya es hora: ¡ojos vendados!

Ojos

Al privarse de la vista se intensifican las sensaciones con los demás sentidos. ¡Atrévete a experimentar!

  • Aplica un masaje lento y sensual por todo el cuerpo. No hace falta ser un masajista profesional. Con suaves toques y apretones, rozando su piel con una pluma o una bufanda de seda, harás que se erice la piel con el contacto.
  • Despierta el olfato. Utiliza aceites o lociones aromáticas para realizar el masaje. También puedes encender una vela perfumada. Identifica previamente los olores que le gustan y asegúrate de que no sufra de alergias. No queremos un ataque de estornudos en ese momento.
  • Enciende sus papilas gustativas. Experimenta con alimentos afrodisíacos. Dale a probar unas jugosas fresas o endulza su paladar con un untuoso chocolate.
  • Excita su oído. Susurra dulces piropos, describe lo que vas haciendo y lo que vas a hacer, y utiliza esas frases picantes o subidas de tono que le gustan. Un poco de música de fondo también es válido para crear la atmósfera propicia para el amor.

También para él

Ya que sabemos que ellos son visuales y ellas son sensibles al tacto, seguramente, pensarás que el juego de los ojos vendados es exclusivo solo para el disfrute de mujeres. Es lo usual: ellos vendan los ojos de ellas.

No obstante, algunos hombres también pueden disfrutar del juego de cubrirse los ojos. Como no puede usar los ojos para excitarse viendo el cuerpo de su pareja, este juego abre nuevas posibilidades, lo que puede ser muy divertido y estimulante.

Está bien, es normal, y puede intensificar el acto sexual. ¡Atrévete! Invita a tu pareja a experimentar. La mujer tomará las riendas del encuentro y eso también puede ser muy estimulante para ambos.

Ver también: Consejos para disfrutar de una sexualidad plena y satisfactoria

Últimas consideraciones

Últimas consideraciones

Los catálogos de juegos sexuales ofrecen elaborados modelos de vendas para los ojos, desde delicadas confecciones en seda y encaje, hasta atrevidos diseños en cuero y hebillas de metal.

Sin embargo, no hace falta invertir mucho dinero. Una corbata, unas medias de seda o una máscara de noche pueden funcionar perfectamente. Solo activa la imaginación y prepárate para jugar y disfrutar.

Categorías: Relaciones Etiquetas:
Te puede gustar