Practica sexo oral con la postura del 68

Aunque se suele incluir dentro de los preliminares antes de realizar el coito, la postura del 68 también puede proporcionar grandes dosis de placer a ambos miembros de la pareja

La imaginación es esa habilidad que tenemos los seres humanos para crear constantemente maneras de hacer las cosas.

Con respecto al sexo no es diferente, de hecho explica perfectamente las posiciones sexuales, el sexo oral y la postura del 68.

Sí, tal cual has leído: postura del 68. Seguramente eres consciente de la practica del 69 que, en definitiva, es la que acapara toda la atención. Sin embargo, como el placer aborrece la rutina, ha surgido esta nueva forma de placer oral.

Básicamente consiste en la misma modalidad que el 69 pero, en lugar de brindar satisfacción a los dos amantes al mismo tiempo, esta lo hace de uno en uno. Es decir, hay que tomar turnos.

Mientras un amante disfruta, el otro proporciona placer.

Sin lugar a dudas, es un estimulante importante al momento de calentar los motores, previo al acto sexual. Una idea que seguro te dará algunos puntos extras al sorprender a tu pareja.

Conoce los detalles de la postura del 68 y qué debes hacer para aprenderla.

Postura del 68, al detalle

¿Cómo se realiza esta postura?Nueva postura de 68

Esta ingeniosa forma de realizar sexo oral se lleva a cabo ubicando a uno de los amantes en una postura de arco, mirando hacia arriba, mientras el otro participante  yace por debajo, siendo el ejecutante de la acción.

De manera más concreta, al ser bastante similar al clásico 69, solo se distingue ligeramente con el propósito. No es posible estimular ambos órganos sexuales simultáneamente,  aunque la ventaja está en que permite orgasmos más intensos.

Puedes hacer esta postura de esta manera:

  • Deben asignarse roles. Uno recibe primero y luego es turno del otro.
  • Ubíquense en posición similar al 69: es decir, una abajo y el otro arriba.
  • El que está arriba no debe ir en dirección al genital del otro.
  • El amante que vaya a recibir placer debe mirar hacia arriba y adoptar la postura de un puente, pero sin arquearse.
  • El que está debajo debe ubicar la boca entre las piernas del que está arriba, de manera que pueda brindar sexo oral con comodidad y alcance.
  • La cabeza del que recibe estará apoyada en los muslos de quien brinda estimulación oral.

Lee también: ¿Más sexo o mejor sexo?

Proporciona orgasmos más fuertes

Si bien es cierto que el sexo oral es más parecido a un acto preliminar que al coito, también proporciona potentes orgasmos y da esa sensación de placer propia de la penetración.

Además, cumple una función de compenetración entre los participantes al unirlos disfrutando del goce del otro.

Vincula la exploración sexual y la hace un acto conjunto, consensuado y bilateral, eliminando (o, al menos, disminuyendo) la disconformidad sexual.

Estimula la imaginaciónPosturas sexuales con imaginación

Atrás ha quedado el sexo monótono, gris, sin esencia y autómata.

Este tipo de posturas va en contra de cualquier ápice de rutina que pueda haber en tu relación, o encuentros casuales. Funciona como un desafío a la imaginación y brinda satisfacción emocional.

Cabe destacar que el 68 es una creación de los amantes. Es decir, pretende dar un giro de 180 grados a lo establecido, incluyendo al mismísimo 69 que previamente era conocido por casi todos los amantes en los encuentros sexuales.

Ver también: Los 8 fetiches sexuales más comunes

Repercusiones en el organismo

Ninguna parte escapa del alcance proporcionado por el estímulo del sexo oral.

El organismo humano reacciona favorablemente a la sensación que recibe en el área genital, que es una zona plagada de terminaciones nerviosas.

Así, se experimenta:

  • Sudoración
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Jadeos
  • Espasmos (en ocasiones incontrolables e involuntarios)

Estos son tan solo algunos de los síntomas que sentirás al ser estimulado con sexo oral.

¿A quién le resulta más placentera?Placer del hombre y la mujer en la postura del 68

En primer lugar, debes entender que las posturas son concebidas para ser aplicadas a los dos sexos.

La diferencia proviene de la subjetividad del placer que siente cada participante y, claro está, de la ejecución del estímulo.

En las mujeres, el 68 es ideal porque, además de ser cómodo para ellas, expone la vagina a la estimulación directa. Vulva, labios y clítoris están a merced y la sensación es absolutamente intensa.

En cambio, en los hombres, puede que al principio sea algo extraño.

Al tener las erecciones verticales es posible que el ejecutante, que es quien cumple el otro rol, encuentre dificultad debido al tamaño (relativo) del miembro masculino al dar sexo oral.

Categorías: Pareja Etiquetas:
Te puede gustar