Sexo y amistad pueden ir de la mano

Raquel Lemos · 20 mayo, 2016
El sexo y la amistad pueden ir de la mano siempre y cuando las dos personas tengan claros sus sentimientos y uno no se implique más que el otro

En los tiempos que corren las relaciones han cambiado y, a veces, una mera relación de amistad puede incluir también sexo.

¿El sexo y amistad son incompatibles? Hoy descubriremos que realmente no tiene por qué ser así y que, a veces, incluso fortalece la amistad.

Te recomendamos: La amistad, ese vínculo afectivo que nos une a otras personas

La suma de sexo y amistad, ¿lo arruina todo?

Muchas personas creen que mezclar sexo y amistad arruina cualquier relación que podamos tener (en este caso, las relaciones con nuestros amigos). Pero… ¿es esto verdad?

Siempre nos han marcado límites en nuestras relaciones pero, como bien sabemos, los límites nunca son algo positivo.

amigos

Si lo pensamos bien, nuestras relaciones de pareja siempre tienen un aspecto de amistad, y muchas de ellas empiezan como una relación de amigos.

Por lo tanto, ¿no es algo natural que sexo y amistad puedan ir de la mano sin ningún problema?

La realidad es que los grandes dilemas surgen cuando se quiere algo más que una amistad y alguna de las dos personas no se encuentra por la labor.

¿Tiene esto algo que ver con los actuales términos de “amigos con derechos”? Esto es algo muy diferente y debemos hacer un inciso para hablar de ello.

Las personas que se denominan “amigos con derechos” a veces ni siquiera son amigos: tan solo son dos personas que quedan para mantener relaciones sexuales.

No es lo mismo tener a alguien con quien solo quedas para intimar que un amigo con el que te juntas para otras cosas. La segunda persona te conoce, ¡es tu amigo! Algo que no ocurre en la otra ocasión.

Descubre: Los amigos benefician seriamente la salud

Quizás la primera realidad sea la que causa más problemas ya que, al no haber una amistad, el rechazo a tener algo más es mucho más fuerte y momentáneo. No se conoce a la otra persona, tan solo se quiere para mantener relaciones en determinados momentos.

Por otro lado, en el segundo caso, cuando esa persona con la que practicamos sexo esporádico es nuestra amiga de verdad, podemos sopesar la posibilidad de tener algo más, o de hablar del tema y ver por qué no es factible.

Es algo mucho más suave: os conocéis, os comprendéis y lleváis mucho camino compartiendo una verdadera relación de amistad.

Las parejas que empiezan con una amistad son más duraderas

sexo programado

Es importante que sepamos que toda relación de pareja que empiece con una amistad puede ser más duradera, ya que el vínculo se ve fortalecido y la confianza es férrea.

No obstante, esto no tiene por qué suceder y la relación de amistad puede quedarse meramente en eso.

El gran problema en el que podemos caer es en una relación de amistad tóxica, pues ya sabemos que estar con las emociones a flor de piel puede causarnos malas pasadas. Es por esto por lo que la comunicación debe ser fluida, sincera y, en el caso de ver que algo va mal, encontrarle una solución.

Lee: Cómo identificar y alejarse de las personas tóxicas

A veces, en este tipo de relaciones los celos pueden aflorar o, como ya hemos dicho, alguien se puede enamorar del otro, pero la otra persona no. Aquí nos encontraremos en un círculo de “quiero y no puedo” que no nos llevará a ningún lugar.

El problema de ver el sexo y amistad como algo negativo es porque las personas no son capaces de lidiar con este tipo de relación que aún se puede considerar tabú. Con esto se cometen muchos errores, que nos sumergen en relaciones tóxicas de las que es difícil escapar.

A pesar de todo, hay muchas otras relaciones que consiguen salir airosas, en las que los dos miembros de la relación tienen claro lo que hay, lo que quieren y así pueden evitarse problemas mayores y relaciones tóxicas que los sumergirán en una gran infelicidad.

sexo y amistad

No te pierdas: Los 10 beneficios que el sexo le aporta a tu salud

¿Has pasado por alguna relación de este tipo? ¿Cuál fue tu mayor problema? Es cierto que limitamos el sexo tan solo para las relaciones de pareja, pero quizás esto sea porque hemos crecido siendo educados en esto.

¿Y si el sexo con nuestras amistades fuese bueno para nuestras relaciones?

Tal vez tendríamos relaciones mucho más sanas y seríamos mucho más felices. Eso sí, para que todo funcione debemos ser en todo momento sinceros.

La confianza es algo muy importante y la sinceridad aún más si hay emociones de por medio.