Si tú no existieras, ¿qué se perdería el mundo?

Raquel Lemos · 4 noviembre, 2016
Es probable que haya personas que te rechacen cuando reconozcas tu valía y te des cuenta de que si tú no existieras el mundo se perdería mucho, pero tú alcanzarás la plenitud

¿Alguna vez te has parado a pensar qué pasaría si tú no existieras? En nuestro afán por ser mejores que los demás, por compararnos y querer ser como otros, dejamos a un lado nuestra verdadera esencia.

Al final terminamos no destacando, escondiendo las cualidades que nos hacen únicos y especiales. Tenemos miedo a mostrarnos como verdaderamente somos.

A esto se le denomina Síndrome de Solomon.

Descubre: Lo que te hace diferente también te hace especial

Este síndrome provoca que intentemos no sobresalir en nada, para que así nadie se sienta inferior ni superior. Sin embargo, no nos damos cuenta de que todos nosotros destacamos en algo.

No cambies, brilla

arco-iris-manos

Pasamos gran parte de nuestra vida buscando cambiarnos. Desde pequeños, ya nos enseñan a ser mucho más callados, a avergonzarnos de ciertas actitudes, a mostrarnos más reservados.

Poco a poco, esto va castrando nuestra verdadera esencia, aunque no se queda aquí. A medida que avanzan los años, las inseguridades, los miedos y las comparaciones surgen con más fuerza que nunca.

Muchos llevarán la contraria a todo esto. No les importará a dónde la sociedad les ha ido arrastrando.

Son esas personas que miras con felicidad y orgullo, porque han sabido labrar una personalidad fuerte, manteniéndose firmes en cómo son.

Lamentablemente, muchos otros siguen el camino erróneo. El sendero del cambio. Sin embargo, ¿qué hay que modificar? ¿Tus defectos? ¿Tu forma de ser?

Intentar cambiar en estos aspectos acabará con lo poco que queda de ti. Lo que tú ves como defectos, a lo mejor no lo son tanto.

Piensa, por ejemplo, en todas esas personas que lograron el éxito, pero que no sacaban buenas notas en el colegio.

Si tú fueras ellas quizás pensarías que tu defecto era la pereza, no prestar atención, distraerte con demasiada facilidad…

Lee: Grande es aquel capaz de brillar sin apagar la luz de los demás

pies-mojados-con-hojas-pegadas

Ellas no lo vieron de esta manera. Lo que tú considerarías un fallo, estas personas lo entendieron como una oportunidad de buscar lo que en verdad les gustaba hacer.

Ellos decidieron no cambiar, sino moverse. La consecuencia fue que empezaron a brillar.

¿Quién eres tú?

A todos nos da miedo responder a la pregunta de quién somos o qué se perdería el mundo si no existiéramos…

¿Cual es el porqué de este temor sin fundamentos? El miedo.

Sabemos que ser diferente tiene múltiples consecuencias, que luchar por mantener nuestra autenticidad es difícil en un mundo como el nuestro.

  • Muchos te envidiarán y, en el peor de los casos, desearán que todo te vaya mal.
  • Atraerás a diferentes personas tóxicas que intentarán hacerte regresar a ese punto en el que no eras tú, mientras te manipulan a su antojo.
  • Si tienes éxito gracias a que has sabido mantenerte en tu línea, algunas personas se acercarán a ti por interés.

No te pierdas: Mientras yo sepa quién soy, no tengo nada que demostrar

botella-con-rosa-representando-lo-mínimo

Puede que, en ciertos momentos, notes el sabor de la soledad en tu paladar. Es una sensación desagradable, pero es que apartarse del camino por el que todos caminamos no está bien visto.

Darse media vuelta, buscarse, encontrarse y reconocer que, si tú no existieras, se perderían esto y lo otro, provocará que muchas personas te rechacen.

Sin embargo, tú habrás logrado algo. Ser feliz.

El sentido de la vida

El sentido que tenga tu vida será el que tú le hayas querido dar. Quizás este se ve empañado por las ansias de poder, por lo material, por poseer…

No obstante, en tus manos está darle una vuelta a todo esto.

Saca quién eres de verdad a la luz si el tiempo te ha empezado a preocupar. Los días se suceden sin sentido, comienza a darte mucho miedo la muerte.

Si en tu presente vives tal y como quieres hacerlo, sin preocuparte, siendo tú mismo, no tendrás miedo a nada porque sabrás que, cuando llegue el momento, estarás orgulloso de haber vivido plenamente.

No escondas tu verdadero “yo”. Nadie es igual que otro, todos tenemos cualidades que nos hacen destacar, ser únicos y que aportan algo a este mundo.

niña-con-candil

Antes de irte descubre: Anhedonia, cuando la vida pierde su sentido

Encuentra tu camino y labra tu propia vida. Jamás permitas que nadie ni nada apague la luz que desprendes.

Ahora que has llegado hasta aquí, es el momento de que contestes a la pregunta: si tú no existieras, ¿qué se perdería el mundo?