¿Qué sientes cuando te enamoras de verdad?

Carolina Betancourth 13 febrero, 2018
Aunque cuando te enamoras quieres pasar el mayor tiempo posible con la otra persona, para tener una relación sana es muy importante respetar los espacios personales

Cuando conocemos a alguien que nos hace sentir diferentes nos empezamos a preguntar si nos estamos enamorando. Aunque hay muchos conceptos del amor, y todos lo asumimos de diferentes maneras, hay ciertos cambios emocionales que nos permiten saberlo.

A veces nos cuesta trabajo aceptarlo, porque nunca nos hemos enamorado o porque tenemos temor de no ser correspondidos de la misma forma. Sin embargo, poco a poco nos damos cuenta de que es imposible controlar eso que sentimos.

¿Tu corazón empezó a latir diferente? ¿Sientes que deseas compartir tu tiempo con esa persona? ¿Te empezaste a proyectar a largo plazo? Si tus respuestas son afirmativas, es probable que en realidad te estés enamorando.

Como sabemos que puedes tener dudas, a continuación te compartimos otras señales para saber si estás enamorado de verdad.

No dejas de pensar en esa persona

Happy young casual woman hugging herself with natural emotional

¿Es tu primer pensamiento del día? ¿Te imaginas momentos a su lado antes de dormir? Entonces quizá ya estás enamorada. Si su imagen permanece en tu mente la mayor parte del día, las emociones que te genera son muy fuertes.

Cuando piensas en esa persona tienes una sonrisa en el rostro y sientes una serie de sensaciones por todo el cuerpo. Si no pudiste verlo por alguna razón, lo extrañas como si llevaseis demasiado tiempo separados.

Ver también: Creencias irracionales sobre el amor romántico

Sientes “mariposas” en el estómago

Lo de las “mariposas” en el estómago es cierto. Aunque no es literal, son esas sensaciones raras que percibes en el vientre al tener algún tipo de contacto con esa persona.

El estómago se conoce como el segundo cerebro, ya que también tiene neuronas. En estos casos ambos reaccionan y se produce una sensación de hormigueo o nudo que elevan la euforia y excitación.

Tu corazón late rápido

enamoramiento

Desde que somos pequeños relacionamos los corazones con el amor. ¿Has escuchado sobre el vuelco al corazón? Cuando te enamoras este órgano también muestra señales.

Al estar cerca de esa persona, incluso al hablar por mensajes de texto, el corazón se acelera más de lo normal y puedes sentir como si se fuese a salir del pecho.

Sientes tus emociones alteradas

En la etapa del enamoramiento tus emociones cambian increíblemente. Al principio sientes una sensación de felicidad que no puedes comparar con nada.

La mezcla de nervios, euforia y atracción te hacen sentir que no hay nada mejor.

Conforme pasa el tiempo puedes sentir que esas emociones se equilibran; si bien sigues sintiendo cariño y atracción, ya no te pones nervioso u ansioso por estar con esa persona.

Quieres pasar tiempo a su lado

pareja-enamorados

Si te enamoras de alguien vas a querer compartir todo tu tiempo libre con esa persona. Es lo más normal. Durante los primeros días, semanas y meses buscarás una y mil excusas para vivir muchas experiencias a su lado.

Sin embargo, si lo que deseas es una relación sana y duradera, debes tener presente que ambos necesitáis pasar tiempo a solas o con vuestros amigos.

Absorber demasiado al otro es el primer paso hacia el fracaso.

Te recomendamos leer: 5 virtudes que toda relación amorosa debe tener

Te preocupa la otra persona

A medida que conoces a la persona que te gusta te empiezas a dar cuenta de que es muy importante en tu vida. Por esto, aunque al principio no te preocupa demasiado, con los días empiezas a estar más pendiente.

Cuando las cosa avanzan por buen camino sientes la necesidad de saber que se encuentra bien o de ayudarle a solucionar sus problemas. En todo momento velarás por su bienestar.

Pierdes los miedos

1322015

No siempre desaparecen todos tus miedos; sin embargo, cuando tienes la fortuna de estar al lado de alguien que amas y que te ama, las inseguridades comienzan a desaparecer de repente.

Junto a esa persona empiezas a experimentar cosas que antes pensaste que no podías hacer: escalar, realizar viajes inesperados o asumir nuevos retos.

Te idealizas

Cuando te enamoras de verdad empiezas a idealizarte con esa persona. Piensas que es lo mejor que te ha pasado y quisieras compartir tu proyecto de vida a su lado.

Por supuesto, esta proyección puede variar para bien o para mal conforme avanza la relación. A veces pasa que se te cae la venda de los ojos y empiezas a ver defectos que antes no veías.

No temas sentirte enamorado. Aunque muchas cosas pueden cambiar con el paso del tiempo, es una de las mejores experiencias que podemos atravesar.

 

Te puede gustar