Qué puedes hacer cuando sientes que no le importas a nadie

Elena Martínez 27 febrero, 2018
Mejorar tu salud emocional y tu autoestima te ayudará a borrar de tu mente ese pensamiento destructivo de que no le importas a nadie, que, además, no es cierto

¿Sientes que no le importas a nadie? ¿Estás en una etapa de desánimo? ¿Sientes que has tocado fondo o ves a los demás como si sus vidas fueran idílicas?

En este artículo compartimos algunos valiosos consejos para tu salud emocional.

La inteligencia emocional

Todas las personas, a lo largo de nuestra vida, pasamos por diferentes etapas de aprendizaje. Aprendemos a dar nuestros primeros pasos, el lenguaje, en la escuela, las conductas sociales, un oficio, etc.

Y es en este proceso en el que también debemos desarrollar una inteligencia emocional, una correcta gestión de nuestras emociones. Una capacidad de identificar, entender y superar nuestros puntos débiles.

El objetivo es ser capaces de sobreponernos a los obstáculos que, de forma inevitable, van a surgir en nuestra vida.

Visita este artículo: 5 claves para superar el sufrimiento emocional

¿Por qué crees que no le importas a nadie?

Qué podemos aprender de las decepciones en la vida

Para superar cualquier problema lo primero que debemos hacer es identificarlo.

Ponemos un sencillo ejemplo: Imagina que no te encuentras bien y acudes a un centro médico. El primer paso del médico es hacerte un cuestionario para diagnosticar el trastorno y, así, poder solucionar tu problema.

Del mismo modo debemos proceder cuando tenemos un conflicto interior que nos dificulta la vida, nuestras relaciones sociales o nuestra propia felicidad.

Para descubrir las causas de por qué crees no le importas a nadie:

  • Hazte preguntas que tal vez has intentado evitar toda tu vida.
  • Sé honesto contigo mismo.
  • Asume tus cualidades y tus defectos.
  • Evita el autoengaño: Si estás en una etapa en la que alguno de tus proyectos no ha salido como esperabas, has tenido una crisis de pareja, o de amistad, etc., tal vez estés más vulnerable y esta debilidad sea la que te hace pensar que no le importas a nadie.
  • Utiliza el sentido común.
  • No te aísles ni permanezcas largos periodos sin relacionarte con otras personas.

Mejora tus relaciones familiares

El hombre es un ser social por naturaleza. Necesitamos de otras personas para desarrollarnos de forma individual y completa.

La familia es el pilar en el cual nos conocemos a nosotros mismos. Nuestros padres y hermanos nos han visto crecer a su lado, saben de nosotros más que nadie. Apóyate en ellos, deja de construir un muro emocional que te impida abrir tus sentimientos, tus anhelos y preocupaciones.

Confía en tus familiares, aprende a perdonar errores del pasado y pasa página a lo negativo.

Pide ayuda

mujer-en-el-psicologo

Mostrar debilidad no debería darnos vergüenza. No somos invencibles, ni somos grandes guerreros de la vida. Cada ser humano tiene su talón de Aquiles, sus puntos débiles, sus miedos.

Si hay conflictos en tus pensamientos, si sientes abatimiento y apatía general, si no puedes con la carga que llevas sobre tus hombros, ha llegado el momento de pedir ayuda.

Acudir a un profesional nos ayudará a identificar, evaluar y solucionar nuestras dificultades psicológicas. Pon fecha en el calendario y, sin aplazarlo más, pide una cita en algún centro profesional de apoyo psicológico.

Refuerza tu autoestima

Conocerse a uno mismo conlleva toda una vida. En ese proceso de alzas y bajas, es necesario reforzar tu autoestima. Potencia y desarrolla lo bueno que hay en ti:

  • El respeto a los demás es tan importante como el respeto por uno mismo. No te permitas actitudes autodestructivas o pensamientos en bucle que te hieran.
  • Piensa en el error como una prueba de superación.
  • Sé constante y traza metas a corto plazo que te motiven.
  • Confía en ti mismo y date la oportunidad de equivocarte todas las veces que sean necesarias.
  • Expresa tus gustos y tus opiniones sin miedo al rechazo.
  • No necesitas la aprobación de los demás para emprender tus proyectos.
  • Cuida tu aspecto físico, ponte la ropa que más te gusta y siéntete guapo o guapa.

Lee también: El respeto hacia ti mismo: así empieza la felicidad

Aprende a estar solo

Es muy importante aprender a estar solo. El hecho de no depender de otras personas confiere seguridad y nos hace disfrutar de una de las cualidades más bellas de la vida: la libertad.

No es necesario hacer cosas para que los demás las puedan ver. No es necesario compartir cada foto en tus redes sociales. No necesitas la aprobación de los demás para ser una persona especial y única.

Y si no tienes pareja, no tengas la sensación de estar incompleto. Todo son etapas que vienen y van.

Apúntate a actividades en grupo

Los mejores tipos de amigos que podemos tener

Refuerza tus relaciones sociales. Haz actividades en grupo que te motiven: teatro, cine, escalada, fotografía, costura, etc.

También puedes aprovechar para ponerte en forma, lo cual mejorará tu estado de ánimo y te ayudará a conocer personas en los gimnasios o realizando actividades deportivas al aire libre, en plena naturaleza.

Te puede gustar