¿Qué significa “parafilia” y qué tipos existen?

La parafilia se entiende como las desviaciones en las conductas sexuales que llevan a las personas a cometer actos irracionales o que escapan a las buenas costumbres.

Se conoce por “parafilia” a fantasías o actos sexuales que salen de lo convencional. Se interpreta que la excitación sucede mediante la satisfacción de esas fantasías. Incluir objetos, animales u otras personas que se nieguen a la relación es parte de la parafilia. El objetivo es generar sufrimiento en alguno de los practicantes del sexo.

La parafilia se conoce como un deseo imposible de controlar, que va más allá de la voluntad de las personas. Quienes padecen algún tipo de parafilia, generalmente, no realizan tratamientos psicológicos. Más bien lo toman como una condición normal de su vida íntima. Lo que al resto de la sociedad le parece sumamente extravagante e inentendible. Incluso, algunos tipos de parafilia están penados por ley. 

La parafilia puede ser leve, moderada o severa. En el primer grupo están aquellas que rara vez se expresan o manifiestan. Luego están las conductas más explícitas, pero aún controladas. Y en el último extremo se encuentran las que convierten a las personas en compulsivos.

Tipos de parafilia

  •  Exhibicionismo

parafilia-tipos

Consiste en lograr el éxtasis al exponer sus genitales a otras personas que habitualmente toman por sorpresa. En otros casos lo que hacen los exhibicionistas es masturbarse en público. La mayor satisfacción es observar la reacción de la persona que sufre de la muestra.

Te recomendamos leer: Mejores posturas para el sexo anal

  • Masoquismo

Se practica un juego sexual en el que se propician golpes o se inhiben los movimientos de la pareja. Consiste en humillar y generar sufrimiento en el otro para satisfacer sus deseos. Lo más común es un juego de roles en el que uno toma el lugar de dominante.

Necesita incluir en el sexo elementos con los cuales tiene alguna obsesión. Los zapatos de tacón son de uso muy común entre los que padecen este tipo de parafilia.

  • Necrofilia

parafilia-necrofilia

Ya sea a través de la imaginación o en la práctica real, las personas necrófilas gustan de los cuerpos quietos. Para ser más exactos logran el verdadero placer al tener sexo con cadáveres. Varias películas muestran escenas de este tipo mostrando una realidad difícil de entender.

  • Voyerismo

Las personas que padecen de esta parafilia se excitan con el riesgo de ser descubiertos al espiar a otros. Se las ingenian para observar gente desnuda o teniendo sexo. Un gran porcentaje se masturba mientras mira, pero siempre muy bien escondidos.

  • Asfixiofilia

La característica principal de este comportamiento sexual es estrangular al compañero mientras se produce el coito. La presión es lo suficientemente fuerte para excitar, pero no tanto para hacer daño verdadero. Deben estar atentos a la reacción de quien está siendo asfixiado para evitar accidentes involuntarios.

  • Escopofilia

mirarse-espejo-responsabilidad

A diferencia del voyerismo, las personas con esta parafilia disfrutan de mirar abiertamente a otros cuando tienen relaciones sexuales. Algunos, incluso, logran el clímax observando a su propia compañera en la cama con un tercero.

  • Pedofilia

Uno de los tipos de parafilia más repudiados por todas las sociedades. Incluso, es un delito que todas las naciones y culturas desean combatir. Los pedófilos sienten excitación sexual con niños. Algunos se conforman con solo imaginarlos, pero otros van mucho más allá. Pornografía infantil y ataques sexuales con los comportamientos típicos, lamentablemente.

Ver también: Los riesgos en un concurso de belleza infantil

  • Frotteurismo

parafilia-frotteurismo

Los desubicados que en cualquier lugar público frotan sus genitales contra el común de la gente. En metros, autobuses o esperando para entrar a un recital toman valor. Aprovechan del poco espacio para apoyar sus miembros en alguna víctima.

  • Zoofilia

La excitación sexual se produce con animales. Se puede diferenciar la zoofilia como atracción sexual y el bestialismo como el acto propiamente dicho. En algunos países es ilegal, mientras que otros no tienen legislación explícita al respecto.

Las personas que padecen de parafilias asociales suelen sentirse víctimas de sí mismos. Quienes buscan ayuda profesional se someten a tratamientos para controlar posibles crisis compulsivas. La compulsión es la causa de muchos delitos relacionados a la parafilia.

Muchos caen en diferentes parafilias por la necesidad de demostrarse a sí mismos que tienen el poder. Otra causa es el deseo de comprobar que puede correr riesgos y salir victorioso.

Las parafilias han estado presentes a lo largo de la historia de la humanidad y se las definía como perversión. Con los avances tecnológicos se han incrementado los tipos entre los cuales se pueden clasificar. Han surgido nuevas desviaciones con la utilización de elementos que antes no existían.

Te puede gustar