Signos de alarma o banderas rojas en salud de la adolescencia

08 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Irene Nora Melamed
Los signos de alarma o "banderas rojas" en la salud de la adolescencia, y en particular su identificación precoz, contribuyen a un mejor devenir adolescente. Descubre más al respecto en este espacio.
 

Que los adolescentes son sanos, que no lo son, son frases que se reiteran y que escuchamos a diario. Además de definir correctamente qué es salud y a qué hace referencia, en general, la adolescencia es una etapa en la que se goza de buena salud.

Sin embargo, se adquieren muchas cuestiones relacionadas con los comportamientos, debido a la naturaleza exploratoria y al afán de búsqueda de adolescentes y jóvenes. Por ende, es importante conocer los signos de alarma o banderas rojas que anticipan que puede existir una alteración de la salud.

Signos de alarma o banderas rojas en salud de la adolescencia

A menudo, para los pediatras hay algunos temas relacionados con la salud infantil que —como profesionales de la salud— nos quitan el sueño.

Así, es esencial dar respuesta a las preguntas que nos surgen cuando percibimos y sentimos que algo no está bien en el encuentro con adolescentes y jóvenes en espacios de salud. Debemos, entre otras cosas, analizarlos desde la mejor evidencia científica y los avances en cada uno de ellos.

El abordaje de la complejidad de los procesos de salud —por la multiplicidad de variables que intervienen—, el sentimiento visceral de que algo no está bien y la orientación en temas como la soledad en la adolescencia, revisten características particulares y la necesidad de atención.

Descubre: ¿Cómo afectan los videojuegos a los adolescentes?

Otros temas de importancia

Motivos de consulta frecuente en la adolescencia
Durante la consulta con adolescentes hay muchos factores que se pueden abordar en pro de su bienestar físico y mental. Además, también se pueden observar distintas «banderas rojas».
 

Además de ser necesario prestar atención a la violencia y trastornos del comportamiento, que pueden ser responsables de alteraciones de la salud, no debemos perder de vista situaciones relacionadas con una comunicación deficitaria o hasta violenta, el llanto en la consulta y las dificultades relacionadas con el sueño.

Entre otras cosas, también cabe observar la utilización excesiva de las pantallas —que ya estamos en condición de afirmar que son ubicuas—, además de considerar aspectos inherentes a la sexualidad, embarazo no intencional en la adolescencia, entre otros.

La promoción de la salud mental en la adolescencia

La depresión, el intento de suicido, las lesiones por autoagresión, entre otros, nos interpelan a una identificación temprana de posibles manifestaciones y a la promoción de la salud mental.

El riesgo de suicidio en adolescentes y jóvenes es un caso paradigmático de los temas que, a veces, nos quitan el
sueño. Esto sin dejar de considerar la falta de adherencia a tratamientos y la importancia de la toma de decisiones compartidas.

Datos científicos

La Dra Ana Nuciforo, psiquiatra infantojuvenil a lo largo del «Curso Virtual Salud de la adolescencia: los temas que – a veces – nos quitan el sueño», 2019, señala que en esta etapa evolutiva se producen modificaciones de las funciones vitales:

 
  • Sueño: muchos adolescentes, por cambio de ritmo circadiano o por hábito cultural, duermen menos, se duermen más tarde y presentan a veces somnolencia diurna
  • Alimentación: un importante porcentaje de jóvenes llevan a cabo dietas restrictivas, debido a la insatisfacción con el propio cuerpo.
  • Psicomotricidad: algunos adolescentes presentan estereotipos o manierismos sin significación patológica.
  • Sexualidad: la masturbación, la curiosidad sexual, las caricias y tocamientos sexuales con otras personas. La incertidumbre con la propia identidad sexual.
Salud en la adolescencia
Durante la adolescencia ocurren muchos cambios físicos y del comportamiento. Por ello, es una etapa especial en lo que a salud se refiere.
  • Pensamiento: intelectualización, la preocupación por principios éticos y filosóficos o sociales, pueden aparecer periodos místicos o de ateísmo absoluto.
  • Comunicación y lenguaje: las transformaciones corporales despiertan sentimientos de orgullo y cierto exhibicionismo en otros. Asimismo, muchos adolescentes frente a los conflictos tienen dificultades para explicarse, simbolizar y comunicar lo que sienten y piensan.
  • Atención: falta de concentración en las tareas externas al depositar toda la carga afectiva en sí mismos.
 
  • Conductas: a veces, se creen en posesión de la verdad y actúan más de lo que piensan. El paso al acto (cólera, agresión, robo, fuga), si se da en forma aislada, no señala patología.
  • Afectividad: los cambios del humor son típicos. Pueden aparecer periodos de frustración y desaliento, aburrimiento, sentimientos de soledad y desesperanza en la adolescencia normal. También períodos de euforia desmedida.

Atención y prevención de los problemas de salud en la adolescencia

Desde la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia, SEMA, se hace mención a que:

«Durante la adolescencia se desarrolla el individuo en los diferentes aspectos físicos, psicológicos, emocionales y sociales; asimismo, es una época de muchos riesgos con la adopción de hábitos y conductas que se extenderán a la edad adulta».

Los profesionales sanitarios deben estar preparados para abordar las necesidades de salud integral de esta peculiar edad, detectar cuanto antes sus problemas, proporcionando el tratamiento adecuado, e instaurar medidas preventivas realizando educación sanitaria.

No te pierdas: Autolesiones en adolescentes: ¿Cómo afrontarlo?

Qué podemos hacer para preservar la salud en los adolescentes

La pregunta inicial acerca de si los adolescentes son o no sanos no es fácil de responder. Esto, porque además de situaciones como cuadros febriles y la aparición de cáncer en la adolescencia, existen problemas de salud que se inician en la infancia y continúan en la adolescencia, o bien, otros que se inician en la adolescencia, como por ejemplo los trastornos de la conducta alimentaria, que continúan hasta la adultez.

 

La capacitación de los profesionales representa un elemento esencial para acompañar desde el equipo de salud al adolescente y a su familia. ¡Bien lo vale este desafío!

  • Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia, SEMA.
  • Espacio de capacitación salud y adolescencia. Disponible en www.saludyadolescencia.com
  • Reavley N, Patton GC, Sawyer SM, et al. Health and Disease in Adolescence. In: Bundy DAP, Silva Nd, Horton S, et al., editors. Child and Adolescent Health and Development. 3rd edition. Washington (DC): The International Bank for Reconstruction and Development / The World Bank; 2017 Nov 20. Chapter 18. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK525258/ doi: 10.1596/978-1-4648-0423-6/pt3.ch18
  • Utter J, Denny S, Robinson E, Ameratunga S, Crengle S. Identifying the 'red flags' for unhealthy weight control among adolescents: findings from an item response theory analysis of a national survey. Int J Behav Nutr Phys Act. 2012;9:99. Published 2012 Aug 21. doi:10.1186/1479-5868-9-99
  • Manning, W. D., Longmore, M. A., Copp, J., & Giordano, P. C. (2014). The complexities of adolescent dating and sexual relationships: fluidity, meaning(s), and implications for young adults' well-being. New directions for child and adolescent development, 2014(144), 53–69. https://doi.org/10.1002/cad.20060
  • Rienecke RD. Family-based treatment of eating disorders in adolescents: current insights. Adolesc Health Med Ther. 2017;8:69‐79. Published 2017 Jun 1. doi:10.2147/AHMT.S115775