Signos de cáncer de pulmón y todo lo que debes saber

Durante la primera etapa, por lo regular, el cáncer de pulmón no presenta síntomas. Por esta razón es por lo que muchos tumores no son detectados hasta encontrase en estados avanzados

Los pulmones son parte esencial del sistema respiratorio. El aire que entra por la nariz o boca viaja por la tráquea hasta llegar a cada uno de los bronquios y, finalmente, alojarse en los pulmones.

  • Por ende, cuando aspiras, estos órganos se llenan de aire. De esta manera adquirimos oxígeno.
  • Cuando dicho aire se libera se produce lo que conocemos como dióxido de carbono.

Pero, ¿cómo se produce el cáncer? Todo inicia en las células que se encuentran en los tejidos y órganos del cuerpo, en este caso, los pulmones.

Las células se dividen para formar nuevas células. Cuando estas se dañan o envejecen, son reemplazadas por otras.

Sin embargo, algunas veces este proceso se descontrola, es decir, hay un exceso de renovación de células. Por lo tanto se forman tumores.

El cáncer de pulmón de células no pequeñas es el tipo más común.

Tipos de cáncer

Tipos de cáncer

Las células no pequeñas se clasifican en diferentes clases, según la apariencia que tengan bajo el microscopio:

  • Carcinoma de células escamosas: Este tipo de cáncer se origina en las células escamosas, es decir, células delgadas y planas similares a las escamas de pescados. Médicamente se conoce como carcinoma epidermoide.
  • Carcinoma de células grandes: Se origina en varios tipos de células grandes.
  • Adenocarcinoma: Surge en las células que recubren los alvéolos y fabrican sustancias como el moco.
  • Tipos no comunes: Tumor carcinoide pleomórfico, carcinoma de la glándula salival y el carcinoma no clasificado.

Ver también: 8 síntomas comunes del cáncer que la mayoría de la gente ignora

Factores de riesgo

  • Las personas que fuman tienen un 90% de probabilidad de padecer cáncer de pulmón.
  • No podemos olvidar que respirar el humo secundario es como si estuvieras fumando.
  • Inhalación de sustancias como el arsénico, silicio o cromo.

Diagnóstico

Diagnóstico

No se ha podido delimitar un cuadro clínico específico para el diagnóstico de cáncer pulmonar.

Sin embargo, sobresalen los siguientes síntomas:

  • Tos constante o que empeora
  • Dolor en el pecho
  • Problemas para respirar
  • Tos con sangre, flema con un tono similar al metal oxidado.
  • Fatiga todo el tiempo
  • Ronquera
  • Pérdida de peso sin razón aparente
  • Infecciones como bronquitis y neumonía recurrentes
  • Silbido en el pecho

Si se propaga en el resto del cuerpo el paciente puede experimentar lo siguiente:

  • Coloración amarillenta en la piel, debido a que el cáncer está en el hígado
  • Dolor en los huesos
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad en las piernas y brazos
  • Mareos
  • Convulsiones
  • Protuberancias en los ganglios linfáticos por la acumulación de células en el sistema inmunitario

Si lo signos continúan por más de tres semanas es indispensable que el paciente acuda al médico para realizarse una radiografía en el área del tórax.

Posteriormente, con los resultados, se realiza una historia clínica de manera minuciosa, un examen físico y otras pruebas de laboratorio.

Lee también: 11 síntomas de cáncer que la mayoría de las personas ignoran

Detección

Consiste en la búsqueda de la enfermedad antes de que el paciente presente algún síntoma.

  • Examen físico: El médico revisa el estado de salud del paciente en forma general, ve si hay nódulos u otro signo fuera de lo regular. Se toman en cuenta los hábitos, antecedentes y tratamientos de enfermedades anteriores.
  • Pruebas de laboratorio: En este caso se toman muestras de sangre, orina, tejido y otras sustancias que arrojen resultados.
  • Imágenes: Es un procedimiento que permite capturar las áreas internas del cuerpo.
  • Pruebas genéticas: En estas pruebas se buscan mutaciones de genes que puedan estar relacionados con diferentes tipos de cáncer.

Nota: Es importante que un médico autorice el procedimiento para detectar el cáncer, puesto que no todas las pruebas son útiles y, además, presentan riesgos para el paciente.

Tratamiento

Tratamiento

Existen distintos tratamientos para tratar el cáncer de pulmón, según la gravedad y el área dañada. Estos son los más comunes:

  • Cirugía: Se realiza una operación que retira el tejido canceroso.
  • Quimioterapia: Es la aplicación de medicamentos con pastillas o vía intravenosa que busca reducir o eliminar el cáncer.
  • Radioterapia: Se ataca el cáncer por medio de radiación de alta intensidad.
  • Terapia dirigida: Uso de medicamentos para bloquear la propagación de células cancerosas.

No te pierdas: Ejercicios que mejoran la salud pulmonar 

Prevención

  • Evita el humo del tabaco
  • Aumenta la ingesta de frutas y verduras
  • Haz ejercicio de manera periódica
  • No cocines con leña, ya que las sustancias que se liberan son dañinas
  • Aléjate de las zonas de alta industrialización
  • Reduce el consumo de alcohol
  • Acude a tu chequeo médico anual para detectar cualquier anomalía

No lo olvides, más vale prevenir que lamentar.

Te puede gustar