Signos y síntomas de la menopausia precoz

Daniela Castro 23 noviembre, 2016
Aparte de los cambios físicos, la menopausia precoz tiene sobre todo consecuencias psicológicas en las afectadas, por lo que hay que aprender a afrontar esta etapa de la mejor forma posible

La menopausia es la etapa de la vida de la mujer en la cual deja de tener su periodo menstrual y atraviesa una serie de cambios hormonales que le impiden quedar embarazada.

Suele ocurrir a partir de los 45 años, aunque en los años previos aparecen algunos síntomas asociados a la disminución de los niveles de estrógenos y progesterona.

Es un periodo difícil para casi todas, en especial, porque implica cambios físicos y psicológicos que, de una u otra forma, interfieren en su cotidianidad.

Lo bueno es que se puede sobrellevar con un estilo de vida saludable y algunos suplementos que mantienen bajo control sus síntomas.

¿Qué es la menopausia precoz?

Los datos de la Organización Mundial de Salud (OMS) aseguran que un 1% de la población femenina padece menopausia precoz.

Ocurre cuando desaparece la función de los ovarios y la menstruación en mujeres menores de 40 o 45 años.

En un principio se manifiesta con las irregularidades en el periodo menstrual y, posteriormente, con la desaparición total del mismo.

El problema radica en que, como la mujer sufre significativos cambios hormonales demasiado pronto, incrementan los riesgos de enfermedades crónicas y problemas emocionales.

Lee también: Descubre los síntomas de las 5 enfermedades más comunes en la mujer

¿Cuáles son las causas de la menopausia precoz?

Combatir-la-menopausia

Un significativo porcentaje de los casos de menopausia precoz no tienen una causa establecida. No obstante, hay algunos factores que se han vinculado de alguna manera con la condición:

  • Alteraciones genéticas y cromosómicas.
  • Agentes infecciosos.
  • Enfermedades autoinmunitarias.
  • Exposición a ambientes tóxicos.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Tratamientos agresivos como la radioterapia y quimioterapia.
  • La extirpación quirúrgica de los ovarios.

Síntomas de la menopausia precoz

Los signos de la menopausia prematura pueden variar en cada mujer, casi siempre dependiendo de los cambios hormonales que surjan con esta.

La disminución en los niveles de estrógenos en los ovarios desencadena una serie de síntomas hasta que interfieren en funciones femeninas como la menstruación y la capacidad para concebir.

Entre las principales señales cabe destacar:

Periodos menstruales irregulares

Menstruación irregular y fertilidad

Como consecuencia de la disminución de los niveles de estrógenos, la mujer comienza a tener periodos menstruales irregulares que, incluso, pueden tardar meses en aparecer.

También es común que disminuya la cantidad de flujo, o bien, presente algún tipo de alteración en su color u olor.

Sofocos nocturnos

Despertar en la noche con molestos sofocos es un signo evidente de la menopausia. Si la mujer que los presenta es menor de 40 años, probablemente tendrá una menopausia prematura.

Palpitaciones

mujer con palpitaciones

Los cambios hormonales que implica tener una menopausia prematura pueden alterar el ritmo cardíaco y provocar incómodas palpitaciones.

Es importante hacerse continuos chequeos médicos porque también aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Sequedad vaginal

Este síntoma es bastante preocupante porque puede afectar la vida íntima de la mujer. Dado que disminuyen los estrógenos, la vagina pierde su humedad natural y presenta falta de lubricación.

A su vez, las relaciones sexuales pueden tornarse dolorosas e incómodas.

Disminución de la libido

Ya no quieres tener sexo… con tu pareja

La disminución de la libido no siempre es una señal de menopausia prematura, pues, al fin y al cabo, el deseo sexual está determinado por múltiples factores.

No obstante, cuando se produce de forma repentina y sin razón aparente es probable que se estén produciendo cambios hormonales significativos como los que implica la menopausia.

Infecciones urinarias

El incremento de las infecciones urinarias es una de las señales tempranas de la menopausia prematura.

Los desequilibrios del pH que sufre la zona íntima crean un ambiente propicio para la proliferación bacteriana y, por ende, aumentan los casos de cistitis.

Cabe destacar que el sistema inmunitario también se ve afectado, lo cual disminuye la capacidad para combatir virus, bacterias y otros agentes infecciosos.

Cambios en el estado de ánimo

La irritabilidad, los cambios repentinos de humor y las dificultades para alcanzar la concentración son otra consecuencia de la aparición temprana de la menopausia.

Los desbalances hormonales afectan el sistema nervioso y causan altibajos en el estado de ánimo.

Pérdida de la densidad ósea

La osteoporosis

Con la reducción en los niveles de estrógenos ocurre un cambio al que se le debe prestar mucha atención: la pérdida de la densidad ósea.

Esta condición ocurre porque el cuerpo disminuye su capacidad para absorber el calcio y otros nutrientes importantes para el fortalecimiento de los huesos.

Visita este artículo: Cómo mantener la densidad ósea al llegar a la menopausia

¿Se puede evitar la menopausia prematura?

Hasta el momento no existe un tratamiento específico para evitar la menopausia prematura entre quienes tienen riesgo de padecerla.

Los especialistas suelen recomendar una terapia hormonal, así como complementos de calcio y otros medicamentos para el control de sus síntomas.

Lo más importante de todo es aprender a afrontarla con optimismo y enfocadas en el cuidado personal.

Te puede gustar