Síndrome metabólico

Edith Sánchez · 7 enero, 2018
El síndrome metabólico se ha incrementado en todo el mundo y actualmente se considera una de las principales amenazas para la salud

El síndrome metabólico se trata principalmente de un conjunto de condiciones que inciden negativamente en la salud de los individuos; con lo cual desencadenan una serie de factores de riesgo que aumentan las probabilidades de desarrollar problemas de salud del tipo: diabetes, problemas cardiacos, ataques cerebrales, entre otros.

Los médicos indican que el síndrome metabólico está relacionado con el consumo de alimentos grasos y ricos en carbohidratos. También con estilos de vida sedentarios. Sin embargo, afecta a tanto a las personas obesas como a quienes son delgados.

El síndrome metabólico también se conoce con otros nombres como “síndrome de Reaven”, “síndrome de resistencia a la insulina” o “síndrome metabólico X”. En algunas ocasiones se le denomina “prediabetes”. Aparentemente, cada vez se ha vuelto más recurrente en el mundo.

El síndrome metabólico incrementa hasta cinco veces la probabilidad de muerte por problemas cardiovasculares.

Causas del síndrome metabólico

Causas del síndrome metabólico

Los médicos no han logrado precisar cuáles son las causas exactas del síndrome metabólico. Lo que sí han podido establecer son los factores de riesgo más incidentes para que se presente esta condición. Los más importantes son:

  1. Exceso de grasa corporal. Básicamente se refiere a la “obesidad central”, o acumulación de grasa en la zona del vientre y en la espalda.
  2. Resistencia a la insulina. La insulina transporta el azúcar hasta las células. Cuando hay resistencia a esa sustancia, no llega a las células, sino que se acumula en la sangre.

Cuando hay mucha insulina en la sangre, existe un mayor riesgo de sufrir un ataque cardiaco, así como de presentar los siguientes cuadros:

  • Aumento en el nivel de los triglicéridos.
  • Reducción del “colesterol bueno” (HDL).
  • Aumento del “colesterol malo” (LDL).
  • Dificultad en la eliminación de las grasas de la sangre.
  • Incremento de la presión arterial y de la capacidad de coagulación de la sangre.

Otros factores de riesgo que también contribuyen a desencadenar el síndrome metabólico son los siguientes:

  • Envejecimiento.
  • Herencia genética.
  • Alteraciones hormonales por estrés.
  • Sedentarismo.
  • Dieta diaria con más del 60% de carbohidratos.
  • Presencia de albúmina en la orina.

Ver también: 6 alimentos que no sabías que tenían altos niveles de colesterol malo (LDL)

Síntomas y diagnóstico

Síntomas y diagnóstico

Aquellos pacientes que sean diagnosticados con síndrome metabólico, no presentan una sintomatología como tal, aunque sí presentan un conjunto de signos que generalmente son:

  • Obesidad central o abdominal. Una mujer tiene obesidad abdominal cuando el contorno de su cintura sobrepasa los 88 cm. En el caso de un hombre, el límite es de 102 cm.
  • Triglicéridos elevados. Un índice superior a 150 mg/dl (miligramos por decilitro) en los triglicéridos se considera anormal.
  • Índices bajos en el colesterol HDL. El índice es anormalmente bajo si es inferior a los 50 mg/dl en las mujeres y 40 mg/dl en los hombres.
  • Presión arterial elevada. Esto ocurre cuando la lectura indica cifras superiores a 130/85 mmHg.
  • Glucosa elevada. Está por encima de los valores normales cuando es superior a 100 mg/dl estando en ayunas.

Los pacientes con síndrome metabólico tienen mayores probabilidades de sufrir enfermedades de mayor gravedad, las cuales incluyen, desde mala irrigación sanguínea en las piernas hasta ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

Te recomendamos leer: 7 alimentos que te ayudan a estabilizar tu glucosa

Prevalencia del síndrome metabólico

Prevalencia del síndrome metabólico

El síndrome metabólico ha venido aumentando de forma preocupante en todo el mundo. Actualmente se considera que es una de las principales amenazas para la salud a nivel mundial. Su prevalencia es muy alta y creciente, especialmente en las sociedades occidentales. Los factores desencadenantes más usuales son la obesidad y el sedentarismo.

Según la Encuesta Nacional de Examen de Salud de los Estados Unidos (2003 – 2006) entre un 34% y un 39% de la población estudiada presentaba síndrome metabólico.

Por su parte, el estudio DARIOS en España, efectuado en todas las Comunidades autónomas, indicó que la prevalencia en los hombres era del 32% y en las mujeres de 29%

Los estudios indican que el factor de riesgo más prevalente en los hombres es la presión arterial elevada. En las mujeres, la obesidad abdominal. Todo indica que el riesgo de padecer síndrome metabólico aumenta con la edad. Casi la mitad de los pacientes con esta condición tienen más de 60 años. Sin embargo, cerca del 20% de los afectados tienen menos de 40 años.

En conclusión, se puede decir que el síndrome metabólico es una condición en la cual coinciden, a la vez, varios factores de riesgo para la salud. 

Cuando esto ocurre, como ya se mencionó anteriormente, las probabilidades de padecer diabetes tipo dos, enfermedades cerebrovasculares y enfermedades coronarias aumenta, por lo que se debe prestar atención y acudir al médico para poder llevar un control.