Síntomas atípicos de un infarto en las mujeres

Las enfermedades cardiovasculares afectan tanto a hombres como a mujeres, especialmente en su edad adulta. En países como España, este tipo de enfermedades son la causa de muerte número uno en las mujeres, superando enfermedades como el cáncer de seno y cáncer de ovario.

Lo que más viene preocupando a los expertos en salud es que las mujeres suelen consultar menos y más tarde que los hombres sobre cualquier problema coronario. Esta es, sin duda, una de las principales razones por las que la tasa de mortalidad femenina a causa de esta enfermedad se ha incrementado.

El infarto se caracteriza por tener unos síntomas comunes que permiten saber que se está teniendo esta grave afección. Sin embargo, en el caso de muchas mujeres, los síntomas de infarto pueden ser atípicos y se pueden confundir con otros problemas de salud, lo que puede llevar a actuar de forma inadecuada.

Factores de riesgo

Los infartos pueden ocurrir de un momento para otro, sin avisar. Sin embargo, existen algunos factores de riesgo que aumentan las probabilidades de sufrir este problema en cualquier momento de la vida:

  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Tabaquismo.
  • Colesterol elevado.
  • Obesidad.
  • Una vida sedentaria.

Las personas que llevan un estilo de vida saludable tienen riesgos mínimos de llegar a sufrir un infarto. Eso sí, hay situaciones menos predecibles cuando, por ejemplo, la persona no sabe que tiene malformaciones cardíacas congénitas y otros problemas del corazón.

Síntomas poco comunes de infarto en las mujeres

Corazon-mujer

En muchos casos de infarto se presentan algunos síntomas atípicos que pueden llegar a confundir tanto al paciente como al experto en salud sobre lo que realmente está pasando en el cuerpo. De hecho, muchos expertos confiesan que, ante estos síntomas, son pocas las probabilidades de diagnosticar un infarto. Sin embargo, en casos especiales como las personas con predisposición para sufrir infarto, hay una mayor posibilidad de considerarse que puede tratarse de esto y se procede a realizar los respectivos exámenes médicos. En todo caso, hayan o no factores de riesgo, es muy importante que toda mujer sepa cuáles son los síntomas de infarto atípicos y tener siempre en cuenta que dichos síntomas pueden durar días e, incluso, semanas.

Sensación de cansancio

Tener sensación de cansancio suele atribuirse al hecho de tener una mala calidad de sueño, al uso de determinados medicamentos o por estar sometido frecuentemente a situaciones estresantes. Pero, cuando la sensación de cansancio se convierte en algo frecuente y excesivo, podría ser un primer síntoma de infarto, o bien, una enfermedad cardíaca. En un estudio realizado a mujeres que sobrevivieron a un infarto, un 70% de las entrevistadas expresaron que se sentían muy fatigadas en las semanas o días previos al mismo.

Insomnio

Insomnio_ (1)

Enlazado al síntoma anterior, el insomnio podría considerarse como otro síntoma atípico de infarto en las mujeres. Si bien el insomnio se puede desencadenar por muchos factores, un estudio reveló que casi la mitad de las mujeres que padecieron un infarto, también habían tenido problemas de sueño en los días o semanas previas al mismo.

Tos y sensación de ahogo

¿No sufres de enfermedades respiratorias y, de repente, sientes dificultades para respirar profundamente? Esa dificultad respiratoria que puede aparecer mientras haces tus actividades cotidianas, sumada a una tos inexplicable, podría ser otro síntoma precoz de infarto en las mujeres. Eso sí, también podría deberse a otros problemas de salud.

Acidez y distensión abdominal

Sentir una sensación de ardor y quemazón, así como hinchazón después de comer, también podría ser un síntoma temprano de infarto en las mujeres. Un estudio encontró que un 40% de las mujeres que padecieron un infarto coronario, experimentaron alguna de esas molestias en los momentos previos.

Vértigo y sudoración profusa

Sudor excesivo

Aunque estos dos síntomas están relacionados con la etapa de la menopausia, también se ha encontrado que podrían aparecer antes de sufrir un infarto. Un 40% de las mujeres que padecieron un infarto referían una sensación de vértigo, o de aturdimiento. Otro 40% experimentó una sensación de sudoración fría.

Ansiedad sin un origen claro

La ansiedad inexplicable es un síntoma que debería tenerse muy en cuenta, especialmente si viene acompañada de “pinchazos” en el pecho. Un tercio de las mujeres víctimas de un infarto expresaron sentir una ansiedad inexplicable en los momentos previos a sufrir este problema de salud. Además, cabe tener en cuenta que el estrés y la ansiedad aumentan el riesgo de padecer un infarto.