Síntomas del atrapamiento del nervio pudendo

El atrapamiento del nervio pudendo es una afección muy dolorosa. Hoy vamos a descubrir dónde tiene lugar la compresión de este nervio y los síntomas que provoca.

El atrapamiento del nervio pudendo es una afección sumamente dolorosa. Su causa está en la comprensión del un nervio que se encuentra situado en la zona de la pelvis. Su atrapamiento puede deberse a diferentes causas.

Por ejemplo, si nos damos un golpe en el área de la pelvis, el nervio puede quedar atrapado. De igual manera puede ocurrir si tenemos o hemos tenido tumores pélvicos. No obstante, existen causas mucho más corrientes.

Síntomas que manifiestan el atrapamiento del nervio pudendo

Ahora que ya sabemos algunas de las causas que pueden dar lugar al atrapamiento del nervio pudendo, vamos a descubrir algunos de sus síntomas. Si nos identificamos con alguna de ellas es importante hacernos un chequeo médico para descartar cualquier problema.

Dolor localizado

El dolor localizado en la zona pélvica es el síntoma más común de quienes sufren el atrapamiento del nervio pudendo. Como su ubicación está en la región de los glúteos bajo el músculo piramidal, el hecho de sentarse sobre cualquier superficie podría suponer una tortura.

Atrapamiento del nervio pudendo

En ocasiones, el dolor podría sentirse en solo un lado, en ambos, en la entrepierna o hacia la zona de la pierna. Dependiendo del lugar exacto donde se haya originado el atrapamiento del nervio pudendo el dolor se sentirá más en una zona que en otra.

Quizá te interese: Cómo proteger tu espalda y pelvis durante el embarazo

Problemas urinarios y de evacuación

Según el médico especialista Goudal, otro de los síntomas del atrapamiento del nervio pudendo son las dificultades que pueden surgir cuando se orina o defeca. Los cambios en los hábitos suelen ser una señal de alarma. Por ejemplo, la incontinencia o el estreñimiento.

Suele ser algo revelador notar dolor cuando se vacían los intestinos. En ocasiones, el atrapamiento del nervio pudendo podría producir un bloqueo que es importante que sea atendido por un médico lo antes posible.

También es necesario no confundir algunos síntomas, como el hormigueo, la quemazón o el picor con infecciones de orina normales. Esto podría llevarnos a tratar un problema que no estamos teniendo.

Relaciones sexuales dolorosas

Debido a la ubicación del atrapamiento del nervio pudendo, unido a los problemas urinarios aparecen, también, los relacionados con la sexualidad. El coito doloroso o la impotencia son algunos de ellos.

De hecho, Goudal afirma que las relaciones sexuales pueden ser muy dolorosas provocando, incluso, un dolor localizado, por ejemplo en el clítoris o en el pene. Esto podría afectar a la vida en pareja y bajar la autoestima.

Síntomas neurológicos

Dolor pelvis

Los últimos síntomas que vamos a tratar son los neurológicos. El primero es el dolor agudo que es tan fuerte que resulta inaguantable. Otro síntoma sería el adormecimiento de la zona pélvica.

En ocasiones, se podrían notar punzadas agudas, una sensación de hormigueo o descargas eléctricas en la zona. Cualquiera de estos síntomas deben ser puestos en conocimiento de un profesional de la salud.

Visita también: 4 posturas de yoga para cuidar la salud de tu pelvis

El síndrome del ciclista

El atrapamiento del nervio pudendo suele ser más conocido como el “síndrome del ciclista” ya que son estos profesionales los que más sufren de esta afección. Por ese motivo, suelen utilizar culotes con bandana, un acolchado interno que amortigua la presión de los glúteos contra el sillín.

La zona del suelo pélvico es una parte del cuerpo a la que no le solemos prestar atención, pero que actividades como estas podrían ocasionar problemas con el nervio pudendo. Por eso, cualquier protección o cuidado son indispensables.

Para la recuperación de esta afección se recomienda sobre todo la fisioterapia. También sería conveniente el uso de cojines con espuma y cuidar bien la alimentación.

Muchas veces, la medicación por sí sola no consigue solucionar el problema. Por ello, los cuidados anteriores deben ser tomados también muy en cuenta. ¿Alguna vez has sufrido el atrapamiento del nervio pudendo? Si practicas un deporte como el ciclismo, ¿sueles preocuparte por cuidar esta zona?

En algunos casos, algunas técnicas de relajación pueden conseguir estirar los músculos del suelo pélvico y reducir el dolor muscular. Te recomendamos que las pruebes. Sin embargo, antes de tomar cualquier medida, siempre es mejor consultar con un especialista.

  • Amarenco G, Lanoe Y, Perrigot M, Goudal H. A new canal syndrome: compression of the pudendal nerve in Alcock's canal or perinal paralysis of cyclists. Presse Med 1987;16(8):399
  • Robert R, Labat JJ, Lehur PA, Glemain P, Armstrong O, Le Borgne J, Barbin JY. Clinical, neurophysiologic and therapeutic remarks from anatomic data on the pudendal nerve in some cases of perineal pain. Chirurgie 1989;115(8):515-20.
  • Amarenco G, Kerdraon J, Bouju P, Le Budet C, Cocquen AL, Bosc S, Golldet R. Treatments of perineal neuralgia caused by involvement of the pudendal nerve. Rev Neurol (Paris) 1997;153(3):331-4.
  • Hollabaugh RS Jr, Steiner MS, Sellers KD, Samm BJ, Dmochowski RR. Neuroanatomy of the pelvis: implications for colonic and rectal resection. Dis Colon Rectum 2000;43(10):1390-7.