Síntomas de autismo en niños

24 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
Los síntomas de autismo en niños son de vital importancia para su detección, ya que los trastornos del espectro autista no se diagnostican a partir de pruebas de laboratorio.

Hablar de síntomas de autismo en niños es clave para entender de qué se trata esta enfermedad. Considerando que no existen estudios complementarios para llegar a un diagnóstico, como pruebas sanguíneas o de imagen, debemos valernos de los signos.

En realidad, más que de autismo se habla de trastornos del espectro autista (TEA). Esto comprende una serie de discapacidades del desarrollo que se agrupan por poseer características comunes.

No se sabe a ciencia cierta cuáles son las causas de estos trastornos. Se han asociado cuestiones genéticas en algunos casos, pero nada es concreto, ni tampoco puede decirse, hoy por hoy, que determinado factor sea el causante.

En sí, hay tres áreas afectadas en el autismo: el comportamiento social, el lenguaje y la comunicación. Del mismo modo, los pacientes realizan patrones repetitivos de comportamiento que se relacionan a la falta de interés por lo que sucede alrededor de ellos.

Los síntomas del autismo en niños aparecen antes de los 3 años y, por ello, en esencia es un trastorno del desarrollo. Los mismos tienden a permanecer a lo largo de la vida del individuo una vez que se hacen presentes.

Veamos cuáles pueden ser los síntomas tempranos del autismo, según las grandes áreas que se ven afectadas. Adicionalmente, vamos a repasar los signos más comunes del espectro en lo que tiene que ver con la interacción del niño con las demás personas, en su comunicación y sus comportamientos.

Síntomas de autismo como dificultad para la comunicación

Los niños con trastorno del espectro autista pueden tener serios problemas de lenguaje. Es habitual que no respondan a las preguntas y que elijan no hablar para mantenerse en silencio por tiempos prolongados.

La expresión del rostro también suele ser característica, sin demasiadas gestualidades. Para los padres se vuelve difícil interpretar qué es lo que están sintiendo. Convengamos que la gestualidad es parte importante de la comunicación, y en los niños autistas se suma como otro elemento que dificulta la interacción.

Algunos niños saben su nombre perfectamente, pero no responden cuando son llamados por el mismo. A veces, los adultos creen que esto tiene que ver con una problemática auditiva, y comienzan su recorrido de consultas en otorrinolaringólogos.

En otras ocasiones, los pequeños tienen la costumbre de repetir una pregunta de manera constante, aún recibiendo una respuesta satisfactoria. No lo hacen, en realidad, por recibir respuesta, sino como parte de sus conductas repetitivas.

síntomas de autismo en niños
La falta de interacción con el ambiente que los rodea es clásica del espectro autista.

Sigue leyendo: La microbiota en el autismo

La falta de interacción social

Los trastornos del espectro autista tienen como eje la falta de interacción social. El niño parece desconectado de la realidad que lo circunda y no tiene interés en relacionarse con lo que está a su alrededor.

La mirada es bastante característica. Uno de los síntomas del autismo reside en no mirar de manera directa a los ojos de otros, además de desviar la mirada hacia los costados en situaciones que implicarían contacto directo.

No suelen gustarles los gestos de aproximación íntima, como los abrazos. Rechazan ese acercamiento, incluso con manifestaciones violentas si lo consideran necesario.

El juego de los niños con trastorno del espectro autista es solitario. Con mucha dificultad entablarán rutinas de juego con otros pequeños. Además, el juego personal es repetitivo, siempre de la misma manera y siempre con los mismos juguetes que han seleccionado desde un principio.

Descubre más: Niños con autismo: 4 ejercicios importantes

El comportamiento anómalo como síntoma de autismo

Los comportamientos de los niños autistas son extraños para el resto. Realizan actividades que los demás no realizarían y le otorgan funciones a las cosas que se salen de la norma convencional.

Los juguetes que eligen reciben una función diferencial, y puede que solo jueguen con una parte de los mismos, sin emplear la totalidad del juego. Por supuesto, el juego es repetitivo y monótono.

El balanceo en el autismo es otro signo clásico. Los niños con estos trastornos se mueven hacia delante y hacia atrás en el mismo lugar, a veces por horas. Esto se puede acompañar de una visión perdida en el infinito, siempre hacia la misma dirección.

El cambio de rutinas es un gran problema. La vida del niño autista se organiza en torno a rituales y repeticiones que se convierten en crisis si sufren algún cambio, incluso con accesos violentos.

El comportamiento anómalo como síntoma de autismo
El comportamiento de los niños autistas es diferente y resulta extraño para el resto de personas.

La detección de los síntomas de autismo: cuanto antes, mejor

Si los padres están atentos a la detección de los síntomas de autismo, y los profesionales de la salud son hábiles para orientar el diagnóstico, será más fácil abordar el tratamiento. Se trata de una enfermedad crónica, pero la identificación temprana mejora de manera significativa la calidad de vida de las familias.

  • Martos, J., and R. Ayuda. "Comunicación y lenguaje en el espectro autista: el autismo y la disfasia." Revista de neurología 34.1 (2002): 58-63.
  • García-de-la-Torre, María P. "Trastornos de la comunicación en el autismo." (2002).
  • Hervás, Amaia, et al. "Los trastornos del espectro autista." Pediatr Integral 16.10 (2012): 780-94.