Síntomas de cáncer de colon

Raquel Lemos · 19 marzo, 2018
Es importante conocer los síntomas del cáncer de colon para estar prevenidos en caso de que aparezca.

Cuando hablamos de cáncer de colon nos referimos a la aparición de tumores en las diferentes partes del revestimiento del intestino grueso. Detectar de manera temprana los síntomas de cáncer de colon puede suponer un diagnóstico muy favorable.

Aunque en algunos casos pueden no producirse síntomas o algunas personas pueden confundirlos con problemas normales, por ejemplo la diarrea, es necesario que prestemos atención a nuestro colon.

Según las estadísticas, el cáncer colorrectal es el tercer tipo de cáncer diagnosticado con mayor frecuencia tanto en hombres como en mujeres. Por lo tanto, es importante atender a los síntomas de cáncer de colon. Veamos cuáles son.

Cambios en los hábitos de evacuación

Mujer en el baño

Para detectar un cáncer de colon es importante que prestemos atención a nuestros hábitos de evacuación. Pues uno de los síntomas de cáncer de colon pueden ser diarrea o estreñimiento.

Por eso es necesario no descartar la idea de ir al médico si somos personas estreñidas y, de repente, nuestras heces se vuelven más blandas, hasta casi llegar a ser nuestras deposiciones diarrea. Del mismo modo, si sufrimos de diarrea con asiduidad, es fundamental hacernos un chequeo con el médico si nuestras heces se vuelven duras y tendemos al estreñimiento.

De igual manera, hay un punto muy importante que tenemos que tener en cuenta y es que uno de los síntomas de cáncer de colon más notorios y que no debemos pasar por alto es la sensación de que se necesita defecar incluso después de hacerlo.

Si evacuamos, pero continuamos teniendo ganas de defecar este se considera uno de los síntomas de cáncer de colon que se nos puede pasar por alto.

Descubre: ¿Cómo actuar ante un caso de diarrea? Descubre 6 consejos

Dolores o calambre abdominales frecuentes

Si bien es importante prestar atención a nuestros hábitos de evacuación, también lo es si de repente empezamos a notar que tenemos muchos gases o que nos dan calambres abdominales con relativa frecuencia.

Hay que descubrir si es un alimento nuevo en la dieta o una dieta desequilibrada lo que está provocando problemas en el intestino grueso o si esto corresponde a uno de los síntomas de cáncer de colon.

Es necesario alertar sobre que si nuestros hábitos de evacuación han cambiado a heces más blandas, incluso diarrea, puede que asociemos esto a esos calambres o dolores abdominales que estamos sufriendo. No obstante, si esto persiste en el tiempo, es mejor acudir al médico.

Sangre en las heces, lo más evidente

Sangre en las heces, lo más evidente

Igual que el caso anterior, muchas personas que son estreñidas o que han pasado de de hacer deposiciones blandas a más duras pueden creer que la sangre en sus heces es debido a esto. Sin embargo, tenemos que diferenciar entre un leve sangrado y otro más notorio.

Cuando el sangrado en las heces es debido al estreñimiento este se denomina rectorragia. Es un sangrado leve, escaso y, normalmente, ocasionado debido a las hemorroides o fístulas que se originan debido al esfuerzo realizado en el momento de defecar.

Sin embargo, cuando la sangre en las heces es motivo de los síntomas de cáncer de colon esta será más notoria, muy roja, a veces brillante y, en otras ocasiones, muy oscura.

Lee: Prevención y tratamiento natural de las hemorroides

Pérdida de peso sin motivo

Hombre con náuseas

Perder peso puede ser una muy buena noticia, pero si esto sucede sin motivos aparentes, sin modificar nuestra dieta ni introducir nuevos hábitos de ejercicio, hay que prestar atención. Normalmente, si esto es uno de los síntomas de cáncer de colon estará acompañado de otra sintomatología.

Por ejemplo, además de perder peso podemos sentir una debilidad y fatigas incluso después de haber dormido bien. Esto puede que lo asociemos a esa pérdida de peso, no obstante, veamos qué más puede aparecer.

Además de todo esto podemos sufrir de náuseas y vómitos sin ningún motivo tampoco. Esto, quizás, se presente por las mañanas por lo que también podemos asociarlo al malestar que algunas personas sufren al levantarse o a tener el “estómago cerrado”.

Si presentas alguno de estos síntomas, pero además tienes más de 50 años y antecedentes familiares de cáncer de colon, no descartes ir al médico para comprobar que todo está bien. A partir de esa edad, el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer aumenta, sobre todo si hay antecedentes en la familia.

Un diagnóstico precoz es importante, ya que cuanto antes sea detectado más posibilidades hay de curarlo. Recuerda acudir siempre a tu médico si notas que algo no va bien o que hay un cambio en tus deposiciones o hábitos de evacuación.