Síntomas del cáncer orofaríngeo que debes conocer: ¡Muy importante!

Puesto que muchos de los síntomas del cáncer orofaríngeo se pueden confundir con otras afecciones no debemos descuidarnos. El hecho de no ser fumadores tampoco nos libra del peligro

El cáncer orofaríngeo no se asocia solo al hábito del tabaco. Esta enfermedad localizada en la boca, lengua, paladar y faringe está relacionada también con los rayos solares y con el virus del papiloma humano (VPH).

Cabe decir que, a pesar de que este tipo de cáncer no tiene una alta incidencia, aparece sobre todo a partir de los 50 años.

A medida que aumenta la esperanza de vida también se eleva la aparición de esta enfermedad que, por lo general, es más común en los hombres.

Es importante conocer sus síntomas tempranos. En especial, porque los podemos confundir con simples herpes, aftas o las simples inflamaciones bucales que todos hemos sufrido alguna vez.

El problema se complica más en los no fumadores. Cuando hablamos del cáncer orofaríngeo mucha gente lo asocia solo a las personas fumadoras.

Con lo cual, si “yo no soy fumador” no tengo riesgo alguno de desarrollarlo.

Sin embargo, fumadores o no, todos nosotros tenemos probabilidades de sufrirlo.

Es pues vital disponer de adecuada información para advertir sus síntomas en las fases más tempranas.

Síntomas del cáncer orofaríngeo

La gran mayoría de los cánceres de orofaringe cursan en forma de carcinomas.

Los carcinomas son un tipo muy concreto de células con forma de escamas delgadas y planas. No son por tanto simples llagas, simples aftas.

Es habitual que las personas con un sistema inmunitario débil, acostumbradas a tener infecciones bucales, llagas o sangrado de encías, por ejemplo, no perciban esa sintomatología previa asociada a esta enfermedad.

Descubre cómo fortalecer el sistema inmunitario con suplementos naturales

Sin embargo, si nuestro médico nos hace una exploración adecuada del área de la lengua o la faringe, se puede advertir.

Más tarde, será una biopsia la que termine de confirmar o no la presencia de este tipo de enfermedad oncológica.

Veamos ahora los principales síntomas.

Cambios físicos en la boca

Aftas

  • El síntoma más temprano del cáncer orofaríngeo es desarrollar pequeñas llagas que no se curan.
  • A su vez, también es habitual que aparezcan manchas rojas o blancas tanto en el área de la lengua, las encías o incluso en la comisura de los labios.
  • Es importante ser conscientes de que cualquier cambio inusual que no mejora con el paso de los días, deberá consultarse con el médico.

Pequeñas molestias que se agravan con el tiempo

Otra de las características más habituales del cáncer orofaríngeo es el dolor al masticar o al tragar. Las personas que llevan dentadura postiza notarán de un día para otro que su prótesis les molesta, que les causa sangrados y dolor.

  • De pronto, hablar puede volverse doloroso.
  • Mover la lengua o incluso solo con rozar la mandíbula aparece el dolor, la molestia persistente.
  • El dolor puede irradiarse hasta los oídos.

Descubre cómo prevenir la faringitis de manera natural

La sensación de tener “un nudo” en la garganta

Esa dificultad para tragar, la sensación de tener siempre ese escozor tan habitual en las amígdalas o incluso llegar a toser sangre en alguna ocasión, es algo que jamás debemos descuidar.

  • Cabe decir, no obstante, que muchas veces estas molestias pueden deberse a algo sin importancia, e incluso que ese tumor que se desarrolla en el área de la faringe sea benigno.
  • Lo más importante es lograr un diagnóstico temprano y, para ello, hemos de estar atentos a estos cambios.

Pérdida de peso inexplicable

pérdida de peso

La mayor parte de las enfermedades oncológicas cursan con pérdida de peso. En el caso del cáncer orofaríngeo es común que la persona deje de tener hambre o incluso que no pueda masticar con normalidad.

Asimismo, el sistema inmunitario siempre está bajo de defensas y ello hará sin duda que se vaya perdiendo peso poco a poco.

Lee también “¿Te sangra la nariz a menudo? Descubre por qué puede ser”

¿Podemos prevenir el cáncer orofaríngeo?

Como solemos comentar muchas veces en nuestro espacio, ninguna enfermedad puede prevenirse al 100%.

Podemos, eso sí, controlar sus desencadenantes para reducir así su aparición en la medida de lo posible.

Este tipo de cáncer se asocia a diversos factores:

  • El tabaco
  • El alcohol
  • El virus del papiloma humano (VPH). El tipo asociado con el cáncer de garganta (incluyendo el cáncer de orofaringe) es el VPH16.
  • La luz ultravioleta. El cáncer de labios, por ejemplo, es más común en las personas que trabajan al aire libre,  y que por lo tanto, están más expuestas a la luz solar.
  • Mala alimentación y sistema inmunitario débil.
  • Enfermedades genéticas como la anemia de Fanconi.
escuchar al medico

Conociendo sus desencadenantes, sería pues interesante que, sin obsesionarnos, nos limitáramos a cuidar de nuestros hábitos de vida.

Dejar de fumar, comer de forma variada y equilibrada, así como utilizar protectores solares para la piel y los labios, nunca está de más.

Para concluir, lo más importante en estos casos es no tener miedo. No temer, por ejemplo, acudir a la consulta de nuestro médico para que nos haga una simple exploración.

Vale la pena ser precavido y recordar siempre que nuestra salud nunca debe posponerse.

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar