Síntomas de la esporotricosis y cuáles son sus causas

8 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Las personas que trabajan en viveros, cultivan rosas o son horticultores pueden prevenir la esporotricosis empleando guantes gruesos cuando manipulan las flores y plantas.

La esporotricosis es una infección prolongada o crónica de la piel causada por un hongo saprófito llamado Sporothrix schenckii. La infección se desarrolla cuando los hongos entran en el organismo a través de arañazos o pequeños cortes.

Normalmente, se infectan la piel y los ganglios linfáticos de la zona, motivo por el se producen protuberancias en la piel e inflamación de los ganglios linfáticos. Sin embargo, raramente afecta a los pulmones, las articulaciones, los huesos u otros partes del organismo.

Causas de la esporotricosis

esporotricosis en jardín

Este hongo crece en rosales, arbustos de agracejo, musgo esfagnáceo y algunos abonos. A diferencia de la mayoría de infecciones fúngicas, este hongo penetra a través de pequeñas heridas en la piel.

En la mayor parte de los casos, la infección se da en granjeros, cultivadores de rosas, horticultores y trabajadores de viveros. Por este motivo, la esporotricosis puede ser una enfermedad ocupacional para las personas que trabajan en estos sectores.

La esporotricosis generalizada o diseminada se puede desarrollar en personas con el sistema inmunitario debilitado cuando inhalan polvo lleno de esporas del hongo.

Síntomas

esporotricosis

La infección cutánea empieza de forma característica en un dedo o una mano. Se manifiesta como una pequeña protuberancia, rojiza e indolora en el sitio de la infección. Durante los días o semanas siguientes, la protuberancia se convierte en una úlcera.

La mayoría de las llagas se presentan en las manos y antebrazos porque estas zonas se lesionan comúnmente al manipular plantas.

La infección se disemina a través de los vasos linfáticos del dedo, la mano y el brazo. Finalmente, alcanzan los ganglios linfáticos formando más nódulos y úlceras abiertas a lo largo del trayecto.

El pus de los ganglios linfáticos puede supurar a través de la piel. Incluso en esta fase, apenas produce dolor. Estas llagas no se curan, a menos que reciban tratamiento, y pueden durar años.

Lee también: 2 tipos de hongos en la piel y cómo identificarlos

La infección en los pulmones puede causar neumonía, con ligero dolor torácico y tos. Esta infección suele ocurrir en personas que padecen alguna enfermedad pulmonar previa. En las articulaciones produce inflamación y hace que los movimientos sean dolorosos.

Muy raramente la esporotricosis se propaga por todo el cuerpo. Estas infecciones suponen un peligro para la vida y son más frecuentes en personas con un sistema inmunitario debilitado.

Diagnóstico

diagnóstico de esporotricosis

Su médico hará un examen y le preguntará acerca de sus síntomas. El examen revelará las llagas típicas causadas por el hongo. Los nódulos y las ulceraciones característicos permiten al médico sospechar una esporotricosis.

El diagnóstico requiere el cultivo de una muestra de tejido infectado, para confirmar si se encuentra presente el hongo Sporothrix.

Tratamiento de la esporotricosis

El tratamiento de esta infección cutánea es con medicamentos antimicóticos. El principio activo que se emplea es el itraconazol por vía oral, que ayuda también a prevenir la recurrencia de esta enfermedad. Con tratamiento, es probable una recuperación total.

Se debe continuar entre 2 y 4 semanas con el tratamiento aunque hayan desaparecido las llagas de la piel. También se puede emplear terbinafina en lugar de itraconazol.

La esporotricosis diseminada es más difícil de tratar y requiere varios meses de terapia. Las infecciones que se hayan diseminado o que afectan a todo el cuerpo se tratan con anfotericina B por vía intravenosa. En este caso la duración del tratamiento puede durar hasta 12 meses.

Esta enfermedad puede ser potencialmente mortal para personas con un sistema inmunitario debilitado. Aunque la enfermedad esté controlada, las personas con SIDA u otras enfermedades inmunosupresoras pueden necesitar tratamiento de por vida.

También te puede interesar: 5 soluciones naturales para los hongos en la piel

Posibles complicaciones

Las personas con un sistema inmunitario saludable pueden tener molestias e infecciones secundarias en la piel como estafilococos o estreptococos.

Por lo contrario, las personas con un sistema inmunitario debilitado pueden desarrollar:

  • Artritis en las articulaciones.
  • Infección ósea.
  • Complicaciones de los medicamentos: la anfotericina B puede tener efectos secundarios graves.
  • Problemas respiratorios y pulmonares como la neumonía.
  • Infección cerebral.

Es posible prevenir o reducir el riesgo de lesión cutánea con el uso de guantes gruesos mientras se trabaja en jardinería.

  • Castro Alegria, L. A. (2013). Esporotricosis cutánea : experiencia de un hospital de tercer nivel en Cali , Colombia. Iatreia.

  • Bove-Sevilla, P. M., Mayorga-Rodríguez, J., & Hernández-Hernández, O. (2008). Esporotricosis transmitida por gato doméstico. Reporte de un caso. In Medicina Cutanea Ibero-Latino-Americana.

  • Carrada-Bravo, T. (2012). Esporotricosis: Avances recientes en el diagnóstico de laboratorio, histopatología y la epidemiología en México. Revista Latinoamericana de Patología Clínica y Medicina de Laboratorio.