Síntomas de la intolerancia a la lactosa y correcta alimentación.

Valeria Sabater 14 noviembre, 2013
Para conseguir un aporte extra de calcio, si somos intolerantes a la lactosa podemos consumir otros alimentos, como el salmón, las verduras de hoja verde o los frutos secos.

La intolerancia a la lactosa es más habitual de lo que pensamos, hay datos que dicen que el 40% de los adultos la padecen, y es que, puede que incluso tú lo hayas notado alguna vez después de beberte la leche por las mañanas: de pronto, te sientes una pequeñas náuseas y el estómago lleno, con incómodas flatulencias y dolor.

La lactosa, es el azúcar presente en la leche de vaca y sus derivados, un componente que al ser digerido reacciona a veces de modo diferente en muchas personas debido a que en nuestros intestinos, existe una encima llamada “lactasa” que no metaboliza como es debido este azúcar de la leche. Es una intolerancia natural a la leche de los mamíferos.

Diferencias entre intolerancia a la lactosa y alergia a la lactosa

Intolerancia a la lactosa: En este caso nuestro organismo tiene un déficit en la enzima de la lactosa, lo cual impide su absorción. Los síntomas son los siguientes:

  • -Náuseas.
  • -Cólicos.
  • -Flatulencia.
  • -Diarrea.
  • -Heces con muy mal olor.
  • Estreñimiento y ardor.
  • -Crecimiento lento en niños.

 Alergia a la lactosa: En este caso nuestro organismo reconoce a la lactosa como un elemento nocivo para nuestro cuerpo, y reacciona rachazándola. Los síntomas son los siguientes:

  • -Náuseas.
  • -Vómitos.
  • -Diarreas.
  • -Mareos.
  • -Dolor abdominal.
  • -Picazón y eczemas.
  • -Hinchazón de labios y garganta.
  • -Shock anafiláctico.

Señalar que estos síntomas se hacen evidentes entre la media hora y las dos horas de haber consumido la leche.

Vivir con la intolerancia a la lactosa

No es una enfermedad grave, en absoluto. Es molesta y sobre todo el problema viene dado cuando se vive en sociedades donde en la mayoría de alimentos y en la dieta habitual se incluye la lactosa. En países orientales por ejemplo es más habitual la leche vegetal, como la de soja y arroz, pero si en nuestra cultura alimenticia son habituales los yogures, la leche de vaca, los quesos, los panes y otros derivados, vamos a tener que ir con cuidado de todo aquello que consumimos, mirando etiquetas y leyendo composiciones. Debemos pensar por ejemplo que la lactosa se incluye en cosas tan habituales como la masa de las pizzas, las salchichas, el ketchup… etc. De ahí que debamos tener en cuenta lo siguiente:

  • -Sustituir la lactosa por los nutrientes adecuados.
  • -Regular el consumo de calcio mediante los alimentos propicios.

¿Qué alimentos debo evitar?

La lactosa está incluida en dos grandes categorías de alimentos: los productos lácteos convencionales y los alimentos con aditivos (productos lácteos y no lácteos, como salsas, carnes procesadas como salchichas y hamburguesas, tostadas, pan, caramelos, mermeladas, patés, cereales…) Leer las etiquetas de los alimentos es pues algo indispensable.

  •  -Leches: la leche de vaca es la que más lactosa tiene, le sigue la leche de Yack (4,93%), leche de búfala (4, 86%) y la leche e cabra con un 4.1%.
  • -Yogures: Normalmente se tolera mejor el yogur preparado de modo tradicional que la propia leche, debido a los cultivos de bacterias utilizados para elaborarlo.
  • -Quesos: Son más adecuados los quesos preparados tradicionalmente ya que su fermentación, consigue que se reduzca la lactosa.
  • -Purés: los purés suelen contener mucha lactosa, así que es mejor evitarlos.
  • -Pan de molde: Es el que más lactosa contiene.
  • -Chocolate con leche.
  • Batidos de frutas
  • Pastelería industrial.
  • -Todos los productos precocinados o preparados.
  • -Cereales enriquecidos con proteínas.
  • -Condimientos de ensaladas y mayonesas que contengan leche o derivados lácteos.
  • -Alimentos fritos con mantequilla o pasta para rebozar.
  • -Grajeas de sucedáneos de chocolate.
  • -Bebidas envasadas, batidos…

Alimentos adecuados para obtener calcio y nutrientes

  •  -Naranjas: Aunque no lo creas, además de vitamina C, las naranjas son muy ricas en calcio.
  • -Frutos secos:nueces, pistachos.
  • -Todas las frutas y hortalizas.
  • -Legumbres y tubérculos.
  • -Chocolate negro sin leche.
  • -Aceites.
  • El salmón y la sardina: muy ricos en calcio, señalarte además que si las sardinas son en lata contienen un aporte aún mayor.

Alternativas a los lácteos

  • Tofu: rico en vitaminas, proteínas es un alternativo perfecto si además está enriquecido con calcio.
  • -Leches especiales sin lactosa: Podrás ver que últimamente en los supermercado, ya aparece una gama muy amplia de leches y batidos donde ya se les ha extraído la lactosa, son de fácil digestión y son una opción idónea para los intolerantes a la lactosa. Una afección que, aunque no grave, si molesta en nuestra alimentación diaria.
Te puede gustar