Síntomas de las principales enfermedades del esófago

El cáncer de esófago tiene síntomas en común con el reflujo gastroesofágico, como dolor a tragar o acidez, por lo que a menudo se pueden confundir.

La importancia del esófago es vital en nuestro organismo. Es el encargado de transportar tanto alimentos como líquidos, pero solo notamos su presencia cuando hemos de tragar algo más grande, o engullimos alguna cosa más fría o caliente de lo normal. Existen alteraciones propias que debes tener en cuenta para tu propia salud, aspectos que a veces se nos pasan por alto y que vale la pena saber. Te lo explicamos a continuación.

El problema más habitual asociado al esófago es sin duda el reflujo gastroesófagico, pero existen otras enfermedades que tienen unos rasgos particulares, afecciones que van a impedir que podamos alimentarnos con normalidad o que obtengamos los nutrientes adecuados. Pero veamos paso por paso cada uno de los problemas de este órgano de nuestro cuerpo.

Enfermedades del esófago y sus síntomas

esofago

1. Acalasia

¿Qué es?

Se trata de una enfermedad, a veces hereditaria, donde el esófago (formado por una especie de anillos) deja de contraerse y de llevar el alimento hasta el esófago con normalidad.

Síntomas

  • Sensación de que el alimento se detiene en el esófago, nos cuesta tragar.
  • Empieza de modo intermintente, hasta que poco a poco, también nos cuesta engullir líquidos.
  • Cuando nos tumbamos sentimos náuseas, o nos viene a la boca un líquido espeso.
  • Cuando vomitamos, ascienden pedazos de alimentos, pero no tenemos el clásico sabor ácido puesto que aún no ha llegado al estómago.
  • Tos.
  • Episodios de neumonía.
  • Dolor en el pecho que pasa hasta la espalda y la mandíbula.
  • Bajada de peso.

2. Enfermedad del reflujo gastroesofágico

¿Qué es?

Sabemos que el estómago segrega ácido y pepsina, básicos para la digestión de los alimentos. Pero puede ocurrir que la válvula que separa el esófago del estómago, sufra un problema y deje escapar estos ácidos hacia el propio esófago, causándonos heridas. 

Síntomas

  • Sensación de ardor en el pecho y la garganta.
  • Sensación de que el alimento que comemos vuelve de nuevo a nuestra garganta.
  • Escapes repentinos de jugo gástrico que llega a la garganta, irritándola.
  • Aparece tos, ronquera… en especial por la mañana.
  • Dolor fuerte en el pecho debido a los ácidos que se concentran en el esófago.
  • Sensación de asfixia por la noche.
  • Vómitos con sangre
  • Heces oscuras.
  • Pérdida de peso.

3. Varices gastroesofágicas

¿Qué son?

Las varices esofágicas son venas anormalmente dilatadas situadas en la parte final del esófago, y que se comunican con el hígado. Pero cuando nuestro hígado está enfermo, éstas, pueden llegar a romperse. Se trata de algo con cierta gravedad.

Síntomas

    • Cuando sufrimos de varices en el esófago, solemos tener deposiciones muy oscuras.
    • Vómitos recurrentes con aparición de sangre, o posos parecidos al café.
    • Mareos, sensación de frío, debilidad… todo ello se debe a que estamos perdiendo sangre.

4. Cáncer de esófago

El cáncer de esófago se produce cuando unas células malignas atacan su tejido y su estructura, invadiéndolo. Las razones por las que se origina casi siempre están originadas por el consumo de tabaco, aunque un pequeño tanto por cien de su incidencia se debe a razones aún no conocidas.

Síntomas

    • Dificultades para tragar, tanto líquidos como alimentos sólidos.
    • Los pacientes se notan la saliva algo más espesa.
    • Dolor en el pecho.
    • Dolor a tragar, y acidez, de ahí que a menudo se confunda con el reflujo gastroesofágico.
    • Pérdida de peso.
    • Tos persistente y diaria.
    • Hipo.
    • Episodios de pulmonía.
    • Dolor general de huesos y cansancio extremo.
    • Anemia. Empezamos a perder sangre por dentro, las heces se vuelven oscuras y sentimos náuseas.
Categorías: Enfermedades Etiquetas:
Te puede gustar