6 síntomas del cáncer de cuello uterino que debes conocer

Ángela Aragón 15 noviembre, 2016
Conocer los síntomas del cáncer de cuello uterino es fundamental para frenar su desarrollo y vencer la enfermedad. El diagnóstico precoz ha conseguido reducir el final fatal a la mitad

El cáncer de cuello uterino es uno de los más temidos, debido a su alto índice de mortalidad.

Según la American Cancer Society, se estima que alrededor de 4120 mujeres fallecerán este año 2016 de cáncer de cuello uterino.

Puede que estas cifras te resulten escandalosas, pero lo cierto es que en los últimos 30 años su índice de mortalidad ha descendido un 50%.

Las razones de que esto haya sucedido son muy variadas, pero los especialistas se centran en el desarrollo de pruebas diagnóstico y en el mayor conocimiento de los factores que los provocan, así como de los síntomas.

Gracias a esto, las mujeres contamos con más instrumentos para observarnos y acudir al médico en cuanto detectamos alguna alteración.

Por tanto, las estadísticas podrían variar si estos métodos de autoevaluación se convierten en dominio público.

Aunque suele surgir en edades avanzadas, nunca es demasiado pronto para saber en qué dirección mirar, ya sea para una misma o para ayudar algún familiar.

La información es poder, no solo para controlar mejor tu propia vida, sino para usarla cuando otros la necesitan.

Síntomas más importantes del cáncer de cuello uterino

1. Verrugas

Virus

El Virus del Papiloma Humano (VPH) se manifiesta con la presencia de verrugas, en especial en la zona vaginal.

Este es un importante desencadenante de cáncer de cuello uterino. Pese a que el VPH no implica que se vaya a padecer obligatoriamente dicho cáncer, las probabilidades son bastante más altas que las que posee el resto.

Sabiendo esto, si percibes alguna verruga nueva, no dudes en consultar con un médico que verifique tu estado de salud.

2. Secreción extraña

Una de las primeras acciones de la enfermedad es la destrucción de las paredes del útero. Esto produce que se eliminen los desechos a través de la vagina.

El flujo de cada mujer es diferente, en cuanto al aspecto y el olor. Este también cambia en función del momento del ciclo ovulatorio en el que estamos. Pero cada una conoce el suyo.

Así, si notas que está sufriendo modificaciones, te sugerimos que acudas a un especialista. Ten en cuenta de que dicha circunstancia suele avisarte de que algo no funciona de la forma adecuada.

3. Dolor y sangrar cuando no deberías

Dolor-abdominal

Como decíamos, las paredes del útero se deshacen por efecto de esta enfermedad. Si ocurre con mucha agresividad, es habitual sentir un dolor agudo en la zona.

Asimismo, puede aparecer sangre, fruto de la laceración del órgano. Se han registrado casos en los que se produce en la vejiga y en el recto.

Como resultado, la sangre puede darse en la orina y demás excreciones.

4. Anemia

Producto de los síntomas del cáncer del cuello uterino mencionados, una de las complicaciones más habituales es la anemia.

Viene acompañada de fatiga y taquicardia, que se originan incluso cuando no has hecho ningún esfuerzo fuera de lo normal.

Si, por ejemplo, de repente sientes cómo el corazón se te acelera al subir unas escaleras por las que normalmente pasas, es señal de que deberías hacerte una analítica para comprobar los niveles de hierro.

5. Los problemas para orinar están entre los síntomas del cáncer de cuello uterino

Necesidad frecuente de orinar

Cuando el útero se hincha, aplasta a los órganos que están a su lado, en concreto los riñones y la vejiga.  Al tratarse de elementos esenciales en la expulsión de la orina, sus funciones se obstaculizan.

Así, además de provocar dolor, nunca te quedas satisfecha cuando haces pis, ya que la vejiga no termina de vaciarse. Si te ocurre esto, es una señal de que debes ir al médico.

Ten en cuenta que el aparato excretor es muy importante para nuestra salud. Si los desechos se mantienen dentro, pasan a nuestra sangre, y con ella se reparten por todo nuestro interior.

6. Pérdida de peso

Cuando comienzas a bajar peso sin variar tus hábitos alimenticios o tu forma de vida, es bueno preguntarse por qué.

Ya sabemos que queremos estar delgadas, pero la pérdida de kilos siempre se debe a algo, nunca es espontánea.

En el caso del cáncer de cuello uterino, suele venir aparejada con el descenso del apetito, cuestión que también debería preocuparnos.

Estos son los principales síntomas de este temido padecimiento. No postergues la revisión médica por miedo a lo que pueda suceder.

Muchos de ellos son indicios de otras afecciones menores que también necesitan tratamiento. No tengas miedo.

En cualquier caso, el tiempo es un aliado cuando se trata de la salud. Cuanto antes sepamos dónde estamos, antes podremos luchar contra lo que nos ataca.

Te puede gustar