6 síntomas MUY extraños que alertan de un problema con tus intestinos

¿Sabías que unos huesos débiles pueden deberse también a problemas en los intestinos? Al no absorber bien los minerales, se produce un efecto negativo a nivel global

Los problemas relacionados con nuestros intestinos no cursan siempre con el clásico estreñimiento.

En ocasiones, no somos conscientes de las múltiples funciones que llevan a cabo estos órganos esenciales en el cuerpo humano.

Gracias a ellos absorbemos los nutrientes de los alimentos que ingerimos, obtenemos minerales, agua, vitaminas y, además, actúan como una parte indispensable de nuestro sistema inmunitario.

Esa flora microbiana que reviste sus paredes es imprescindible para nuestra salud, para hacer frente a múltiples enfermedades y disfrutar de ese equilibrio interior que nos permite gozar de una adecuada calidad de vida.

A su vez, no podemos olvidar que el intestino se divide en varias partes, y que el colon es una de ellas.

Por lo tanto, mantener una buena salud intestinal es sinónimo de bienestar general y algo en lo que deberíamos pensar cada día.

Es pues necesario que atendamos esa sintomatología secundaria que a veces descuidamos y que pueden revelarnos un problema en los intestinos.

Te proponemos tomar nota de ello. Estamos seguros de que te servirán de gran ayuda.

1. Huesos débiles

Un día, tropezamos con una roca mientras salimos a caminar con los amigos por la montaña y nos rompemos la cadera.

  • Algo tan grave puede asociarse sin duda a dos cosas: a esa roca inoportuna o a la clásica osteoporosis, tan común en la mujer.
  • Ahora bien, ¿y si al mes siguiente sufrimos otra rotura de muñeca, de tibia o de hombro? Algo ocurre y es necesario saber la causa.
  • En ocasiones, puede deberse a lo siguiente: nuestro estómago produce demasiado ácido, por cual, minerales como el calcio y el magnesio no se absorberán como deben en nuestros intestinos.
  • Otro aspecto esencial tiene que ver con la vitamina K que se produce en nuestros intestinos.

Si estos órganos están sucios, si no funcionan como deben, sufriremos un déficit en este tipo de vitamina que también es crucial para tener unos huesos fuertes y sanos.

Descubre cómo cuidar de tu salud intestinal con este batido de yogur y arándanos

2. Esas épocas en que tenemos ansiedad y cansancio

Sensación de cansancio

Cuando la microbiota o la flora microbiana está desequilibrada donde primero lo notaremos será en nuestro estado de ánimo.

Es interesante saber que hay un nervio que conecta el intestino con el cerebro y que las señales circulan en ambas direcciones entre ellos.

Si consumimos un exceso de grasas saturadas, la flora microbiana queda afectada y se inicia este tipo de síntomas emocionales tan concretos.

Para evitarlo, es necesario que hagamos cambios en nuestra alimentación:

  • Consume más fruta y verdura fresca.
  • Bebe abundante agua.
  • Consume kéfir, es maravilloso para cuidar de la flora bacteriana.

3. Picazón en la piel y su relación con nuestros intestinos

Este es sin duda un síntoma curioso y que cuando lo sufrimos, es común asociarlo a simples alergias cuando, en realidad, lo que hay es un claro problema en nuestros intestinos.

  • Si tenemos, por ejemplo, un intestino permeable, las partículas de los alimentos no digeridas de forma adecuada están entrando en el torrente sanguíneo.
  • Hay un exceso de toxicidad en nuestro cuerpo y, en estos casos, el sistema inmunitario reacciona de forma adversa a este tipo de condición: aparece picor, inflamación, hinchazón…

Debemos consultar con nuestro médico en caso de que sintamos estos tipos de síntomas.

4. Uñas débiles

Uñas

Tener las uñas débiles y quebradizas puede ser una señal evidente de que no estamos absorbiendo los nutrientes de forma adecuada a través de nuestra alimentación.

Puesto que “somos lo que comemos”, a esta frase deberíamos añadirle también “somos lo que nuestros intestinos absorben”.

Si no están sanos, si la flora microbiana es escasa o está en mal estado, no descompondremos bien los alimentos y no podremos absorber esas vitaminas y minerales que dan fuerza a nuestras uñas y salud a nuestro cuerpo en general.

¿Quieres disfrutar de unas uñas sanas y preciosas? Entonces descubre estos 9 tips

5. Vientre hinchado

En ocasiones, nos miramos el abdomen y nos preguntamos cómo hemos podido engordar tanto en tan poco tiempo.

  • Ahora bien, esa hinchazón abdominal no es grasa, son gases y el claro resultado de unos intestinos que no funcionan de forma adecuada.
  • Sin embargo, la raíz del problema no está siempre en comer alimentos que contienen gases. A veces, lo que hay en realidad es una alergia alimentaria.

Ten en cuenta que los lácteos son muchas veces esos alérgenos más comunes en nuestra dieta y que nos ocasionan este tipo de sintomatología tan común.

Descubre cuáles son los peores 7 alimentos para tu digestión

6. Heces blancas

estreñimiento intestinos

La aparición de heces blancas no es algo que debamos tomar a la ligera. En caso de que lo experimentemos en algún momento, es necesario comunicárselo a nuestro médico.

  • Lo más común es que curse cuando sufrimos de un intestino irritable, y que se acompañe también de episodios de diarrea.
  • La alteración en nuestra flora bacteriana y las inflamaciones intestinales también lo provocan, pero también puede vincularse a problemas hepáticos más serios que requerirían, sin duda, de un tratamiento específico.

Para concluir, tal y como podemos ver, estos síntomas son muy concretos y es común relacionarlos con otros problemas.

Para aclarar dudas, nada mejor que consultar siempre con los buenos profesionales.

Sea como sea, recuerda siempre que “eres lo que comes”, así pues… ¿Por qué no cuidarnos mejor?

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar