6 síntomas extraños de problemas con tus intestinos

Valeria Sabater · 20 mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 14 diciembre, 2018
¿Sabías que los cambios en el estado de ánimo pueden deberse a problemas en tus intestinos? Conoce otras señales del cuerpo que te avisan de una irregularidad con estos órganos.

Los problemas relacionados con tus intestinos no cursan siempre con el clásico estreñimiento. Existe otro tipo de síntomas que son señal de un desorden intestinal; te los presentamos en este artículo.

En ocasiones, no somos conscientes de las múltiples funciones de estos órganos esenciales en el cuerpo humano. Gracias a ellos se absorben los nutrientes de los alimentos ingeridos y se obtienen minerales, agua y vitaminas. Además, actúan como una parte indispensable del sistema inmunitario, como detalla un artículo publicado en la Revista Española de Enfermedades Digestivas.

La flora microbiana que reviste sus paredes es imprescindible para la salud. Esta hace frente a múltiples enfermedades y contribuye al equilibrio interior del organismo. Todo ello nos permite gozar de una mejor calidad de vida.

Señales que te alertan de problemas en tus intestinos

Por lo mencionado anteriormente, es necesario atender a esa sintomatología secundaria que a veces se descuida y que puede revelarte un problema en tus intestinos. Te proponemos tomar nota de ello con las siguientes claves para evaluar la salud de estos órganos.

1. Huesos débiles

Huesos manos
La vitamina D es un nutriente que interviene en la salud ósea. Además, participa en otras funciones.

Un día, tropiezas con una roca mientras sales a caminar con amigos por la montaña y te rompes un hueso. Una lesión de este tipo podría asociarse a un problema más profundo que socava la resistencia y fortaleza de los huesos.

En ocasiones, puede deberse a que minerales como el calcio y el magnesio no se absorben como deben en los intestinos, según indica una investigación publicada en Nutrición Hospitalaria.

Otro aspecto esencial tiene que ver con la vitamina K, que es importante para la coagulación y la activación de las proteínas óseas, según la misma fuente. Si tus intestinos no la elaboran o absorben en la medida necesaria, puedes sufrir trastornos óseos.

Te puede interesar: 5 ejercicios que debes practicar si quieres cuidar los huesos

2. Ansiedad y cansancio

Cuando la microbiota o la flora microbiana está desequilibrada, donde podrías notarlo primero es en el estado de ánimo. Es interesante saber que hay un complejo sistema que conecta el intestino con el cerebro y que las señales circulan en ambas direcciones entre ellos, según un estudio reciente publicado en Frontiers in Psychiatry.

De acuerdo con una investigación de 2018 publicada por Cell Host & Microbe, para favorecer la salud de la microbiota intestinal y evitar estos problemas, es necesario hacer cambios en la alimentación:

  • Consume más fruta y verdura fresca, de modo que aumente la ingesta de fibra alimentaria.
  • Bebe abundante agua.
  • Consume kéfir, un lácteo beneficioso para cuidar de la flora bacteriana.

3. Picazón en la piel

Este es, sin duda, un síntoma curioso. Cuando se presenta, es común asociarlo a simples alergias, pero la realidad es que también podría deberse a un problema en tus intestinos. De hecho, hay investigaciones de 1991 que ya estudiaban esta relación, como una publicada en Archives of Dermatological Research.

Concretamente, lo que se analizó fue el vínculo entre los niveles de péptido intestinal vasoactivo —una hormona que contribuye en la absorción que se realiza en el intestino— y los síntomas de la dermatitis atópica, entre los que se incluye la picazón e irritación en la piel. Consulta con el médico en caso de que padezcas estos tipos de síntomas.

4. Uñas débiles

Uñas

Tener las uñas débiles y quebradizas puede ser una señal de que no se absorben los nutrientes adecuadamente a través de la alimentación. ¿Cómo se explica esto?

Se cree que si tus intestinos no están sanos o si la microbiota no es de buena calidad, no se descompondrán bien los alimentos. Así, no se absorben esas vitaminas y minerales —como el calcio o el magnesio— que fortalecen las uñas y la salud del cuerpo en general.

No obstante, es preciso aclarar que no hay suficiente evidencia que vincule específicamente la función de los intestinos con el estado de las uñas. Sí, en cambio, hay relación entre diferentes patologías que afectan a las uñas y otros trastornos de distintos órganos, como muestra un estudio publicado en Indian Dermatology Online Journal.

Lee también: ¿Quieres mejorar el aspecto de tus uñas? No te pierdas estos 9 tips

5. Vientre hinchado

En ocasiones, puede aparecer en poco tiempo una hinchazón abdominal que no se puede explicar muy bien de dónde ha venido. Ahora bien, esa hinchazón puede no ser grasa, sino gases, y el claro resultado de unos intestinos que no funcionan de forma adecuada, como explica una investigación publicada por Acta Médica Peruana.

Sin embargo, la raíz del problema no está siempre en comer alimentos que producen gases. A veces, lo que hay en realidad es una alergia alimentaria.

Ten en cuenta que los lácteos son alérgenos muy comunes en la dieta y que ocasionan este tipo de sintomatología tan común. Para conocer específicamente a qué se deben estos problemas tan molestos, haz una consulta con el médico.

6. Heces blancas

¿Cuáles son los síntomas de pólipos en el colon?

La aparición de heces blancas no es algo que se deba tomar a la ligera, como aconseja una publicación del sitio médico Mayo Clinic. En caso de que lo experimentes en algún momento, es necesario comunicárselo al médico.

Lo más común es que se den cuando se sufre de un intestino irritable, y que se acompañen también de episodios de diarrea. La alteración en la flora bacteriana y las inflamaciones intestinales también lo provocan, pero de igual modo puede vincularse a problemas hepáticos más serios que requerirían, sin duda, de un tratamiento específico.

Cuida tus intestinos: ve al médico si hace falta

Para concluir, tal y como podrás ver, estos síntomas son muy concretos y es común relacionarlos con otras afecciones de la salud. Para aclarar dudas, nada mejor que consultar siempre con profesionales de la salud. ¡La salud de los intestinos es muy importante para el bienestar!

  • Guzmán Calderón E, Montes Teves P, Monge Salgado E. Probióticos, prebióticos y simbióticos en el síndrome de intestino irritable. Acta méd. peruana, Lima 2012;29 (2) http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1728-59172012000200009
  • Martín Jiménez JA, Consuegra Moya B y Martín Jiménez MT. Factores nutricionales en la prevención de la osteoporosis. Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal. Nutr Hosp. 2015;32(1):49-55. http://www.aulamedica.es/nh/pdf/9480.pdf
  • Ramiro-Puig, E., Pérez-Cano, F. J., Castellote, C., Franch, A., & Castell, M.. (2008). El intestino: pieza clave del sistema inmunitario. Revista Española de Enfermedades Digestivas, 100(1), 29-34. Recuperado en 06 de mayo de 2020, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-01082008000100006&lng=es&tlng=es.
  • Liu, L., & Zhu, G. (2018). Gut-Brain Axis and Mood Disorder. Frontiers in psychiatry, 9, 223. https://doi.org/10.3389/fpsyt.2018.00223
  • Makki K, Deehan EC, Walter J, Bäckhed F. The Impact of Dietary Fiber on Gut Microbiota in Host Health and Disease. Cell Host Microbe. 2018;23(6):705‐715. doi:10.1016/j.chom.2018.05.012
  • Pincelli, C., Fantini, F., Romualdi, P. et al. Skin levels of vasoactive intestinal polypeptide in atopic dermatitis. Arch Dermatol Res 283, 230–232 (1991). https://doi.org/10.1007/BF01106107
  • Singal, A., & Arora, R. (2015). Nail as a window of systemic diseases. Indian dermatology online journal, 6(2), 67–74. https://doi.org/10.4103/2229-5178.153002
  • Guzmán Calderón, Edson, Montes Teves, Pedro, & Monge Salgado, Eduardo. (2012). Probióticos, prebióticos y simbióticos en el síndrome de intestino irritable. Acta Médica Peruana, 29(2), 92-98. Recuperado en 06 de mayo de 2020, de http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1728-59172012000200009&lng=es&tlng=es.
  • Elizabeth Rajan. Heces pálidas: ¿debería preocuparme? Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/es-es/white-stool/expert-answers/faq-20058216