Síntomas y remedios de la taquicardia

La taquicardia es una elevación irregular de la frecuencia cardíaca. Puedes controlarla con algunos remedios naturales. Descubre más aquí.

La taquicardia es un trastorno cardíaco que se caracteriza por una elevación irregular de la frecuencia cardíaca. Muchas veces no causa síntomas ni conlleva a otras enfermedades. Sin embargo, de no ser tratada puede provocar complicaciones cardíacas graves.

Así, es de vital importancia que acudas a un médico si la padeces. La taquicardia puede ser causada por muchos factores diferentes, entre los más comunes están:

  • El miedo.
  • La hipertensión.
  • La ansiedad.
  • El ejercicio.
  • La nicotina.
  • El consumo de estupefacientes (anfetaminas, cocaína).
  • La fiebre.

Síntomas de la taquicardia

Recuerda que debes informar a tu médico de cualquier actividad cardiovascular inusual. Puede que algunos de los síntomas que tengas sean señal de un ataque al corazón o un derrame cerebral. Cuando se eleva tu frecuencia cardíaca, puedes presentar síntomas como:

  • Mareos.
  • Falta de aliento.
  • Dolor en el pecho.
  • Palpitaciones fuertes del corazón.
  • Desmayo.

Remedios para aliviar la taquicardia

Acudir al médico debe estar en la lista de prioridades cuando presentas taquicardia. No obstante, si la taquicardia no es causada por un problema grave, estos remedios puede ser de ayuda para controlarla:

Potasio

Manzana verde para controlar la taquicardia

Cuando el corazón está acelerado por razones anormales, está indicando que tu presión arterial está fuera de control. En ese momento tu corazón está teniendo dificultades para bombear sangre a tus extremidades.

El potasio es un gran vasodilatador que puede ayudarte a disminuir la presión arterial y a evitar la taquicardia mediante la relajación de la tensión en las arterias y vasos sanguíneos. Este es muy fácil de encontrar en alimentos como:

  • Frutas  como plátano, manzana verde, coco, melón.
  • Aguacate.
  • Tomate.
  • Arroz integral.
  • Avena.
  • Semillas.
  • Legumbres.
  • También en setas.

Una dieta alta en fibra

Una de las principales causas de la arteriosclerosis y la hipertensión es la placa arterial que puede acumularse con el tiempo y producir la taquicardiaLa fibra, además de ser excelente para tu digestión, también “raspa” tu sistema cardiovascular y elimina dicha placa. 

Esto ayuda a que tu sangre fluya sin problemas y permite que tu corazón vuelva a su estado normal en reposo. Un estudio demostró que una dieta alta en fibra puede disminuir los riesgos de sufrir enfermedades coronarias, aun en fumadores.

Pimienta de Cayena

Pimienta de cayena para controlar la taquicardia

Aunque podrías pensar que ingredientes picantes como este solo lograrán calentar tu cuerpo y hacer que tu corazón lata más rápido aún, la pimienta de cayena tiene un ingrediente activo llamado capsaicina.

Esta trabaja para reducir la inflamación del cuerpo y funciona como un antioxidante magnífico que puede ser de mucho beneficio para la salud de tu corazón.

Agua de coco

Uno de los beneficios más impresionantes del agua de coco es su gran capacidad para equilibrar los electrolitos. Como consecuencia, se reestablece el equilibrio de los fluidos y tu presión arterial.

Se ha comprobado mediante estudios que el agua de coco es capaz de bajar la presión arterial sistólica. La puedes encontrarla muy fácilmente en la mayoría de tiendas y puede reducir de forma significativa tus posibilidades de padecer de taquicardia.

Raíz de valeriana

Este es un sedante legendario que se ha utilizado durante siglos como una ayuda para las personas que no pueden conciliar el sueño. Además sirve para aliviar el estrés, como antinflamatorio y analgésico.

Cuando se trata de eliminar la taquicardia, es muy efectivo, ya que logra que tu cuerpo y mente se mantengan en un estado de relajaciónOtras plantas con propiedades sedantes que pueden funcionarte son el toronjil y la tila.

Evita los estimulantes

Los estimulantes como la cafeína y la nicotina son dos sustancias estimulantes que pueden interferir con los ciclos base de energía que tu cuerpo tiene, lo que da lugar a la taquicardia. Considera comenzar a tomar té y deshacerte de los cigarrillos por la salud de tu corazón.

Meditación

El uso regular de la meditación te ayuda a tener niveles generales de estrés más bajos, lo que puede ser un importante contribuyente cuando se trata de disminuir la taquicardia.

La ansiedad provoca que liberes adrenalina y pone a tu cuerpo en estado de alerta. Esta reacción de lucha es buena en situaciones en las que estás en peligro, pero cuando es habitual causa estragos en tu corazón.

Practicar ejercicio

Trotar ayuda a controlar la taquicardia

Aunque esto pueda sonar un poco contradictorio, el ejercicio es una forma maravillosa para que tu corazón esté en reposo. Al mantener tu corazón sano y tu pulso bajo control, el ejercicio mejora tu metabolismo.

Cuando le das a tu cuerpo una salida para toda esa energía extra y las hormonas del estrés, automáticamente te haces menos propenso a que tu corazón comience a palpitar con rapidez de forma repentina.

La taquicardia suele ser un precursor de cuadros clínicos más graves que los remedios caseros no siempre podrán solucionarDebes considerar estos como una opción secundaria que puedes usar una vez hayas acudido a una cita con tu médico y estés cien por ciento seguro de que no hay ninguna clase de peligro inmediato.

  • Alleyne, T., Roache, S., Thomas, C., & Shirley, A. (2005). The control of hypertension by use of coconut water and mauby: Two tropical food drinks. West Indian Medical Journal. https://doi.org/10.1590/S0043-31442005000100002
  • Anderson, J. W., Baird, P., Davis, R. H., Ferreri, S., Knudtson, M., Koraym, A., … Williams, C. L. (2009). Health benefits of dietary fiber. Nutrition Reviews. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2009.00189.x
  • Badhwar, N. (2012). Supraventricular Tachycardia. Cardiac Electrophysiology Clinics. https://doi.org/10.1016/j.ccep.2012.08.037
  • Grubb, B. P. (2008). Postural tachycardia syndrome. Circulation. https://doi.org/10.1161/CIRCULATIONAHA.107.761643
  • Katritsis, D. G., Zareba, W., & Camm, A. J. (2012). Nonsustained ventricular tachycardia. Journal of the American College of Cardiology. https://doi.org/10.1016/j.jacc.2011.12.063
  • Pietinen, P., Ascherio, A., Korhonen, P., Hartman, A. M., Willett, W. C., Albanes, D., & Virtamo, J. (1997). Intake of fatty acids and risk of coronary heart disease in a cohort of Finnish men. The Alpha-Tocopherol, Beta-Carotene Cancer Prevention Study. American Journal of Epidemiology. https://doi.org/10.1093/oxfordjournals.aje.a009047
  • Supraventricular tachycardia. (2010). American Family Physician. https://doi.org/10.1001/archpediatrics.2008.547