Todo lo que debes saber sobre los síntomas del VIH

10 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
El VIH es una infección que no da la cara hasta estadios más avanzados. Esto causa que la persona infectada no reciba tratamiento y continúe contagiando. Descubre en este artículo cómo se transmite y cáles son sus síntomas.
 

Los síntomas del VIH o virus de la inmunodeficiencia humana son variados, ya que al inicio se trata de una infección que se oculta en el sistema inmune humano. Es difícil, por lo tanto, detectarlo a tiempo, aunque se ha avanzado mucho en la calidad de los laboratorios que lo registran.

Conocer los posibles signos de la enfermedad es clave para su detección precoz. En base a ello se pueden instaurar tratamientos que mejoran mucho la calidad de vida los pacientes y los ayudan a sobrellevar las complicaciones de la patología.

¿Qué es el virus del VIH?

El virus VIH pertenece a una familia especial de virus llamada Retrovirus, ya que en su interior contienen una cadena única de ácido ribonucleico o ARN. Posee un núcleo con esta información genética y una cubierta de lípidos con diferentes receptores.

Estos receptores son los que permiten al virus entrar en las células humanas, en concreto en los linfocitos CD4+, que son las células de defensa del cuerpo encargadas de organizar el sistema inmune. Si las ataca esta partícula viral, no pueden cumplir su función y el organismo queda indefenso frente a otras infecciones.

 

La estigmatización a los enfermos con síntomas de VIH provocó que surgieran falsos mitos sobre su contagio. Se pensaba que podía transmitirse por el aire o por el agua, mediante mosquitos y otros insectos, o por el contacto del sudor. Pero lo cierto es lo siguiente:

  • El virus no sobrevive mucho tiempo fuera del cuerpo humano y no se puede reproducir sin un anfitrión. Por tanto, es imposible que se transmita en el agua o el aire.
  • El VIH se transmite por determinados líquidos corporales, como la sangre o el semen, pero es falso que se pueda portarse en el sudor, las lágrimas o la saliva. Darle un abrazo, la mano, compartir inodoro, o dar un beso social a una persona contagiada no reviste riesgo.
Detección del VIH en laboratorio
La detección temprana del VIH es clave para la mejor calidad de vida de los pacientes

¿Cómo se transmite en realidad?

 

Los líquidos corporales que sí son de cuidado son los siguientes:

  • Semen y líquido preseminal: es importante saber esto porque la llamada marcha atrás no previene el contagio del VIH. Solo es efectivo el uso de medidas profilácticas como el condon.
  • Secreciones vaginales rectales: las mucosidades de dichas zonas.
  • Sangre: el virus se puede contraer mediante transfusiones, pero en la actualidad su tasa de incidencia por esta causa es ínfima, ya que los análisis a los trasfundidos son estrictos. Por otro lado el compartir jeringuillas, en personas adictas endovenosas, sí representa un problema en aumento.

Estos líquidos corporales deben entrar en contacto con las membranas mucosas o con tejidos lesionados de la otra persona, o ser inyectados al torrente sanguíneo para que ocurra la transmisión. En otro plano, las mujeres con VIH pueden transmitir a sus bebés el virus en la gestación, durante el parto o por la leche materna.

Quizás te guste: Día mundial del SIDA: el VIH avanza y la responsabilidad es de todos

 

Síntomas del VIH

Los síntomas del VIH no muestran su cara hasta fases avanzadas, en las que las personas infectadas contraen otras infecciones oportunistas o desarrollan neoplasias. Esto genera una larga ventana sin oportunidad de detección precoz que empeora el pronóstico.

En un principio, cuando el virus entra en nuestro torrente sanguíneo y se replica, causa síntomas como si fuera una gripe con fiebre, cansancio y dolor de articulaciones. Sin embargo, en la mayoría de personas infectadas esto se confunde con un resfrío habitual.

Este cuadro pseudogripal se autolimita y la persona vuelve a estar bien a las pocas semanas o días. No obstante, el virus no desaparece, sino que se mantiene en forma latente en el interior de los linfocitos y los ganglios linfáticos. Pasados unos años, aunque depende de cada infectado, el virus sale de su estado de hibernación y comienza a replicarse.

Como la persona se queda sin defensas, esto es aprovechado por otros virus, bacterias y hongos para poder infectar. Los mismos microorganismo que en una persona sana no causan problemas, en el VIH derivan en infecciones graves. Este tipo de patologías se llaman oportunistas. Algunos ejemplos son los siguientes:

 
  • Pneumocystis jiroveci: causa neumonías graves, afectando a los dos pulmones, sin expectoración ni dolor en el tórax. La persona presenta fiebre constante y sensación de ahogo.
  • Neumococo a repetición.
  • Tuberculosis pulmonar y extrapulmonar: la mayoría de las personas expuestas a esta bacteria logran frenar la infección y evitar la evolución, pero en el caso del VIH, las defensas no son suficientes.
  • Toxoplasmosis cerebral: el toxoplasma es un parásito que se encuentra en la carne cruda y las heces de los gatos. La mayoría de la población ha entrado en contacto con el parásito, pero nunca se desarrolla la enfermedad. No obstante, en situaciones de inmunodepresión resurge y se aloja en el cerebro.
  • Cándida digestiva: uno de los síntomas del VIH en el aparato digestivo es la gastroenteritis por hongos raros, como la candidiasis.

En un paciente con VIH, cualquier infección se extiende por todo el cuerpo y es muy grave, ya que no hay defensas suficientes para controlarlas. La mortalidad no es tanto por el virus en sí, sino por las infecciones oportunistas.

 

También hay neoplasias que se desarrollan, de forma características, en pacientes con VIH. Se trata de cánceres que no resultan tan frecuentes en otras personas y que se multiplican por la deficiencia que tiene el sistema inmune en la identificación de células anómalas. El más habitual es el sarcoma de Kaposi.

Pandemia de VIH
La enfermedad por VIH se ha expandido por todo el mundo y la posibilidad de transmisión es alta, por lo que su detección precoz apremia

Sigue leyendo: Cómo trata el sistema inmunitario las infecciones virales

¿Qué hacer ante la detección de síntomas de VIH?

En la actualidad, a cualquier persona que se le detectan marcadores positivos para el VIH, se le comienza un tratamiento antirretroviral de manera precoz. La importancia del uso de estos fármacos lo más rápido posible es para evitar la propagación y mejorar la expectativa de vida del paciente.

No realizar el tratamiento antirretroviral causa que la infección no esté controlada y el sistema inmune se debilite más. Además, se pone en riesgo a otras personas que pueden contagiarse por la alta carga viral, al tener relaciones sexuales sin protección, por ejemplo.

 

Los síntomas de sospecha de VIH deben alertar para pedir una prueba de detección al médico. No hay que tener miedo de solicitarla. Muchos países ya han legislado mecanismos para asegurar la confidencialidad de la misma y para que no haya prejuicios sobre los pacientes que se acercan a consultar.

 
  • Esteban, C. S. (2014). VIH: Infeccion aguda, pesquisa y manejo. Revista Médica Clínica Las Condes, 25(3), 419–424. https://doi.org/10.1016/s0716-8640(14)70058-6
  • Cohen, M. S., Chen, Y. Q., McCauley, M., Gamble, T., Hosseinipour, M. C., Kumarasamy, N., Hakim, J. G., Kumwenda, J., Grinsztejn, B., Pilotto, J. H. S., Godbole, S. V., Chariyalertsak, S., Santos, B. R., Mayer, K. H., Hoffman, I. F., Eshleman, S. H., Piwowar-Manning, E., Cottle, L., Zhang, X. C., … Fleming, T. R. (2016). Antiretroviral therapy for the prevention of HIV-1 transmission. New England Journal of Medicine, 375(9), 830–839. https://doi.org/10.1056/NEJMoa1600693
  • Transmisión del VIH | Información básica | VIH/SIDA | CDC. (n.d.). Retrieved July 6, 2020, from https://www.cdc.gov/hiv/spanish/basics/transmission.html#anchor_1566553338
  • Erazo, Ana María Bastidas, and Gladys Eugenia Canaval Erazo. "Más allá de los síntomas: vivir con VIH es motor de cambio." Avances en Enfermería (2018): 338-346.
  • Bastán, Jesús Enrique Pérez, and Luisa Fernanda Viana Castaño. "Adherencia terapéutica a los antirretrovirales de gran actividad en personas con VIH/SIDA." Archivos del Hospital Universitario" General Calixto García" 7.2 (2019): 222-233.
  • Linares Guerra, Elisa Maritza, et al. "Cambios del peso y de las células T CD4+ en sujetos VIH/sida con antirretrovirales. Angola." Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río 21.6 (2017): 5-14.
  • Briel, Matthias, et al. "Adjunctive corticosteroids for Pneumocystis jiroveci pneumonia in patients with HIV‐infection." Cochrane database of systematic reviews 3 (2006).
  • Nuñez, Fabio Domingo. "El enfoque de derechos en salud y la respuesta al VIH y SIDA en la Argentina." (2016).
  • Martínez Machin, Gerardo, et al. "Aislamiento, identificación y tipificación de levaduras en pacientes VIH positivos con candidiasis oral." Revista Cubana de Medicina Tropical 49.3 (1997): 174-180.
  • Pascual, I. Pintos, E. Muñez Rubio, and A. Ramos Martínez. "Diagnóstico de la infección aguda y crónica por el VIH y de sus estados evolutivos." Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acreditado 12.56 (2018): 3329-3331.
  • del Sida, Sociedad Española Interdisciplinaria. "Documento Informativo sobre la Infección por el VIH." Madrid: Gesida (2017).
  • Berbesi-Fernández, Dedsy, et al. "Situación de VIH en usuarios de drogas inyectables en Colombia." Infectio 20.2 (2016): 70-76.
  • Morales, Humberto Patricio Anangono, Glubis Wiliber Gómez Peláez, and Hugo Antonio Luna Rodríguez. "Transmisión vertical del virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH)." RECIAMUC 2.2 (2018): 214-229.