Síntomas y prevención de la artrosis

20 enero, 2015
No olvides que para poder disfrutar de una vida saludable hasta el final debemos seguir una dieta sana y realizar actividad física a menudo para evitar el sobrepeso y otras enfermedades

La artrosis, también conocida como osteoartritis, es una dolencia que ataca las articulaciones producida por el desgaste de los cartílagos presentes en los extremos de los huesos. Esta enfermedad se manifiesta con gran frecuencia en las personas de la tercera edad.

Son varios los factores que inciden en la aparición de esta enfermedad, entre ellos encontramos la edad. Una persona con una edad superior a 45 años es más propensa a padecer artrosis. También influye el sexo, porque a pesar de ser una enfermedad que aparece tanto en hombres como en mujeres, en las mujeres se manifiesta a una edad más temprana. No obstante, el factor con mayor incidencia es el sobrepeso, ya que cuadruplica el riesgo debido al mayor desgaste de las articulaciones.

La artrosis produce hinchazón, dolor y perdida del movimiento de las articulaciones. Consiste en el desgaste constante del cartílago que se encuentra en los extremos de los huesos. Éste protege de una fricción directa de los mismos, lo cual puede generar que en casos extremos partes del hueso permanezcan en el lugar donde debería estar el cartílago, y ante la ausencia de éste, se produzca aún más dolor al realizar el movimiento en las articulaciones.  A largo plazo, esta enfermedad puede causar deformidad en las zonas afectadas.

La artrosis puede presentarse en cualquier articulación del cuerpo, pero las más frecuentes son las de la espalda, especialmente el cuello y la espalda baja, las rodillas y las manos.

Síntomas

Articulaciones

La artrosis es una enfermedad que se manifiesta lentamente, el primer síntoma puede ser dolor en las articulaciones después de realizar una actividad física que requiera mucho esfuerzo. La artrosis en las manos puede manifestarse después de los 50 años y se cree que es un tipo de artrosis genética, que es heredada por algunos miembros de la familia y por otros no, debido a que no se manifiesta en todas las personas.

En una primera etapa existirá dolor en las articulaciones después de cualquier movimiento, el cual se puede aliviar con reposo; en una segunda fase el dolor se presentará durante la actividad y permanecerá durante el reposo. Los periodos de dolor se irán alargando y se convertirá en una dolencia más constante.

Otro síntoma de la enfermedad es manifestado a través de la rigidez en las articulaciones, lo cual impide el movimiento habitual de los huesos y se desarrolle mayor presencia de dolor.

Prevención

Esta es una enfermedad que se puede prevenir si incorporamos unos buenos hábitos en la dieta y eliminamos el sedentarismo de nuestra vida. También es indispensable evitar el sobrepeso y disminuir las actividades que requieren un gran esfuerzo físico como cargar objetos pesados.

Aquellos que ya padecen artrosis deben evitar el movimiento que produzcan dolor y utilizar otras articulaciones que no manifiesten aun la enfermedad. Sin embargo, aquellas en las cuales ya está presente deben ejercitarse frecuentemente con movimientos suaves y en periodos cortos, sin que haya un movimiento excesivo en tiempo o intensidad, porque puede ser perjudicial; también se pueden utilizar muletas o bastón para reducir la exigencia en estas articulaciones afectadas. Por último, se recomienda usar frío o calor localizado en la zona, ya que esto puede aliviar el dolor y permitir el movimiento.

Dolor.articulaciones

La artrosis es una enfermedad que se presenta en personas de avanzada edad, aunque existen casos prematuros. Impide el libre desarrollo y actividad habitual de la persona que la padece, pues interfiere en sus movimientos y labores cotidianas y genera grandes dolores y agotamientos por la falta del cartílago protector de las extremidades de los huesos. Esta enfermedad puede corresponder a una manifestación hereditaria o a malos hábitos durante la vida.

Una buena dieta y actividad física frecuente garantizará una vida y vejez saludables. Estos factores no solo benefician en la prevención de la artrosis, sino también de diversas enfermedades que pueden aquejar los diferentes sistemas del cuerpo. Es indispensable conocer las propiedad des de los alimentos que consumimos en nuestra dieta y sus aportes nutricionales para nuestro organismo.

También es importante tener en cuenta el peso corporal que corresponde a nuestra estatura para controlar con esto la ingesta de comidas. Debemos llevar una dieta que permita el buen funcionamiento del cuerpo y que no se exceda en grasas para evitar el sobrepeso, ya que éste puede causarnos muchas enfermedades.

Te puede gustar