Síntomas y tratamiento del ectropión cervical

El ectropión cervical no es indicativo de cáncer cervical, pero sí predispone a contraer otras infecciones.

El ectropión cervical consiste en una pequeña herida. Se produce cuando la parte exterior del cuello uterino está cubierta por un tejido que, en condiciones normales, debería cubrir la parte interior. Así, la superficie del cuello uterino queda sustituida por tejido inflamado del conducto cervicouterino.

No obstante, constituye un fenómeno normal en las mujeres. No debemos alarmarnos, pero sí acudir al especialista ante alguno de sus síntomas característicos. Se presenta con mayor frecuencia en la fase ovulatoria, ya que se asocia a un aumento en el nivel de estrógeno total en el cuerpo.

Causas del ectropión cervical

También denominado “ectopia” y erróneamente “erosión cervical”, puede atribuirse a diversos factores. Entre ellos:

  • Alergias, irritaciones y traumatismos.
  • Infecciones agudas o crónicas.
  • Un PH inusual.
  • Un carcinoma.
  • Cambios hormonales.

Cabe resaltar que el ectropión cervical no desencadena un cáncer cervical. Sin embargo, hace que la mujer se vuelva más susceptible a padecer infecciones frecuentes y, si está expuesta, a contraer el virus de papiloma humano.

Por eso, es aconsejable que las mujeres que sepan que presentan ectopia cervical se aseguren de estar vacunadas contra este virus, pues el VPH sí es capaz de provocar lesiones que originen cáncer cervicouterino. 

Leer también: Cáncer de cuello uterino: origen y prevención

¿Quién la padece?

El ectropión cervical puede aparecer en cualquier etapa de la vida, incluso durante la infancia. Sin embargo, es más frecuente en los siguientes casos:

  • Mujeres en edad fértil o reproductiva.
  • Embarazadas.
  • Mujeres que emplean anticonceptivos orales de forma prolongada.
  • Mujeres sometidas a tratamiento de reposición hormonal.

Por otro lado, el uso prolongado de dispositivos intrauterinos (DIU) y tampones, así como una deficiencia de vitamina A, puede contribuir al ectropión cervical en algunas mujeres.

Dado que su presencia está asociada al aumento de estrógenos, es poco común que se presente en mujeres posmenopáusicas. 

Leer también: Signos y síntomas de altos niveles de estrógenos

Sus síntomas son…

El ectropión cervical es un motivo común de consulta ginecológica, pues hay mujeres que presentan síntomas característicos. Sin embargo, otras permanecen asintomáticas. Veamos algunos de los signos que permiten distinguir esta afección: dificultades para orinar, dolor, sangrado después del coito, flujo vaginal o leucorrea.

Otros síntomas:

  • Dolor en el cuello del útero.
  • Reacciones alérgicas.
  • Enrojecimiento ocular.
  • Dolor abdominal.
  • Sangrado después del coito.
  • Cambios en el ciclo menstrual.
  • Ardor.
  • Dolor de espalda.

Diagnóstico

La prueba de Papanicolaou puede indicar la existencia de inflamación y la presencia de células anormales. El ectropión cervical causa infecciones, sobre todo en el epitelio, dadas las condiciones ideales para el crecimiento de organismos internos. De esta forma, el cuello uterino se muestra rojo y granulado. 

Se puede proceder a una “colposcopia“. Consiste en un examen visual del conducto vaginal y del cuello uterino. Para obtener imágenes más precisas, se emplea una suerte de lupa. Se trata de un método rápido y eficaz de detectar cambios celulares en esta parte de la anatomía femenina y de examinar el cuello uterino.

Tratamiento

El tratamiento es variable. A veces, no se recomienda ningún tratamiento en particular, sobre todo en casos asintomáticos. Sin embargo, si la persona presenta dolor, complicaciones u otros de los síntomas, suele optarse por un tratamiento específico para reducir la inflamación y evitar posibles infecciones y otras complicaciones.

En ocasiones, se recetan pomadas ginecológicas y antisépticas. También se indican otros tipos de fármacos que contribuyen a que el tejido dañado cicatrice antes.

En otros casos, se emplea la criocauterización o cauterización con láser. Consiste en aplicar frío intenso (inferior a 0 ºC) para congelar y destruir el tejido enfermo. Esa temperatura causa muerte celular por deshidratación. Así, se hace pasar nitrógeno líquido mediante un dispositivo metálico, que se comunica con las células por destruir. 

Esta afección se da con frecuencia entre las mujeres. Además de los controles ginecológicos anuales recomendados, es conveniente acudir al médico en caso de signos de ectropión cervical. La falta de tratamiento puede dar lugar a complicaciones si se expone a infecciones o virus premalignos.

Real Academia Española., R. A. E. y A. de A. de la L., & Española, R. A. E. y A. de A. de la L. (2014). Diccionario de la lengua española (23.a). Madrid: Espasa. Retrieved from http://dle.rae.es/ectropión

Sánchez-Hernández, J. A., Meléndez-García, I., & Muñoz-Zurita, G. (2017). Identificación de microorganismos asociados a erosión de cérvix en la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México. Atención Familiar, 24(3), 121–125. https://doi.org/10.1016/j.af.2017.07.005

Solórzano, Ó. A. T., Camacho, J. M. S., Velásquez, J. L. L., Ruiz, D. G. S., Martínez, M. del C. G., López, J. A. T., & Osorio, M. Á. B. (2014). Ectropión cervical: factor de riesgo para lesiones precursoras y cáncer cervico uterino. Archivos Médicos de Actualización En Tracto Genital Inferior, 6(11). Retrieved from http://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=52555