Solomillo con salsa de setas y patatas

El secreto de este plato está en la salsa, por lo que es conveniente emplear ingredientes de primera calidad para elaborarla, aunque también se puede preparar con champiñones en conserva

El solomillo con salsa de setas es una deliciosa receta que involucra una selecta pieza de carne con una exquisita y versátil salsa, además acompañada con patatas al horno para potenciar aún más el sabor de este plato.

Ingredientes

  • 2 solomillos de cerdo
  • 1 cebolla
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Para la salsa

  • 100 g de champiñones
  • 3 zanahorias
  • 1 tomate maduro grande
  • 1 cebolla tierna
  • 1 hoja de laurel
  • Recortes de los solomillos (opcional)
  • Sal
  • 5 g de azúcar
  • 10 g de maicena
  • 15 ml de leche tibia

Para las patatas

  • 1 kg de patatas medianas limpias
  • 15 g de comino
  • Sal y pimienta molida
  • Aceite de oliva
Carnes rojas

Utensilios

  • Papel de aluminio
  • Fuente de horno
  • Cuchillo para carne
  • Recipientes pequeños para reservar ingredientes
  • Bandeja para horno
  • Olla honda mediana 

Preparación

  • Cubre el interior de una fuente de horno con papel de aluminio, dejando hacia arriba la parte brillante.
  • Precalienta el horno a 200 °C.
  • Lava las patatas muy bien y córtalas por la mitad o en rodajas gruesas (dependerá del tamaño de las patatas).
  • Colócalas dentro de la fuente y espolvoréalas con comino, sal y pimienta molida. Finaliza agregando un chorro de aceite de oliva.
  • Ingresa la refractaria en el horno durante 45 minutos o hasta que las patatas se ablanden.
  • Retíralas del horno cuando después de pincharlas con un tenedor, veas que están doradas y tiernas.
  • Mientras las patatas están listas, procede a limpiar bien la carne, cortando con un cuchillo la grasa, dejando solo la parte central.
  • Reserva los cortes del solomillo, te servirá para darle sabor a la salsa.
  • Lava la cebolla, retira la piel y córtala en julianas.
  • Toma una bandeja para horno y ponle un chorro de aceite de oliva, espárcelo por toda la superficie y coloca las cebollas cortadas.
  • Salpimienta los solomillos y deposítalos en el centro de la bandeja.
  • Agrégales un chorro extra de aceite de oliva.
  • Introduce la bandeja en el horno y deja que la carne se dore durante 15 minutos, después dale la vuelta para que se dore por todos lados de manera uniforme. El tiempo total de cocción debe ser aproximadamente de 30 minutos.
  • Mientras se hace la carne, procede a poner una olla honda mediana a calentar a fuego medio una cucharada de aceite de oliva.
  • Lava bien la cebolla y pícala finamente.
  • Cuando el aceite esté humeando, incorpora la cebolla y los cortes del solomillo que habías reservado, remueve con frecuencia para que los ingredientes se doren por todas partes.
  • Corta el tomate en dados pequeños y colócalos en la olla cuando la carne se haya dorado.
  • Quítale la piel a la zanahoria, córtala en dados y anéxala a los ingredientes anteriores.
  • Por último corta los champiñones en láminas agregándolos a la mezcla junto con la hoja de laurel.
  • Sazona con la sal y el azúcar.
  • Remueve bien y vierte media taza de agua a la mezcla.
  • Deja que se cocine la salsa a fuego medio durante 20 minutos, desespuma si es necesario.
  • Pasado este tiempo licua la mezcla hasta que te quede como una pasta líquida.
  • Disuelve la maicena en la leche tibia.
  • Vuelve a poner el licuado en la olla y revuélvelo junto con la maicena, remueve hasta que obtengas una salsa cremosa y espesa.
  • Retira los solomillos y las patatas del horno, deja que se enfríen durante unos minutos a temperatura ambiente.
  • Sirve poniendo unas cuantas patatas en cada plato, el solomillo cortado en filetes y sobre éste, vierte un poco de la salsa.
  • Te sugerimos acompañar este plato con un buen vino tinto. 
Carne roja

Datos de interés

  • Los ingredientes recomendados son suficientes para cuatro personas. Recuerda que de tener más invitados debes ajustar las porciones.
  • Sugerimos iniciar con las patatas porque son las que requieren mayor exposición en el horno.
  • Si lo prefieres puedes remplazar el aceite de oliva que usas para poner sobre los solomillos y, con ayuda de una brocha de cocina, pintarlos con mantequilla derretida.
  • No interesa que las patatas no se hayan terminado de hacer cuando introduces el solomillo, pues ambos ingredientes se cocinan a la misma temperatura. Eso sí, debes permanecer muy atento de los diferentes tiempos de cocción.
  • Puedes reemplazar el agua de la salsa con caldo de carne.