Cómo solucionar unas cejas poco pobladas naturalmente

Además de aplicar remedios naturales para potenciar su crecimiento, para disimular las cejas poco pobladas es conveniente que acudamos a un profesional que nos las depile correctamente

La depilación de las cejas se rige por las diferentes modas de cada época.

Después de unas cejas generosas vinieron unas muy finas, y en los últimos años se llevan unas más naturales pero arregladas. No obstante, hay mujeres que sufren por tener unas cejas poco pobladas.

En este artículo te explicamos un curioso dato sobre las cejas poco pobladas y te damos algunos consejos para estimular su crecimiento de manera natural. 

¿Por qué tengo las cejas poco pobladas?

En general, el vello viene definido por cuestiones genéticas.

Las mujeres con las cejas poco pobladas suelen tener poco vello en el resto del cuerpo, mientras que las mujeres que tienen cejas más abundantes tienen que dedicar más tiempo también a la depilación de otras zonas.

Nunca estamos satisfechas del todo.

No obstante, las cejas no son solamente una cuestión estética, y deberíamos tener en cuenta si sufrimos una falta de vello ya que podría ser un síntoma, en especial si lo empezamos a perder de manera repentina.

Síntoma de algún trastorno

Síntoma de algún trastorno

La pérdida de vello en una o ambas cejas puede estar relacionada con problemas de piel, desequilibrios hormonales, enfermedades autoinmunes o el consumo de algún medicamento que afectarían a los folículos pilosos.

La pérdida de la parte exterior de la ceja, por ejemplo, podría ser un síntoma de hipotiroidismo.

Tener en cuenta esta relación nos puede ayudar a prevenir problemas importantes de salud y, de paso, a mejorar el aspecto de nuestras cejas de manera natural y completa.

Ver también: 5 recetas para tratar la piel seca en las diferentes partes del cuerpo

Remedio con aceite de ricino

Una vez hayamos tenido en cuenta la relación de las cejas poco pobladas con cualquier trastorno, valorando otros posibles síntomas, podemos recurrir a un antiguo remedio muy efectivo para hacer crecer el vello abundante con aceite de ricino o de castor.

Este aceite vegetal de textura densa que se ha usado durante décadas como purgante tiene también reconocidas propiedades para estimular y fortalecer el crecimiento del pelo, las cejas, las pestañas y las uñas.

¿Cómo lo aplicamos?

Cómo lo aplicamos

Cuando hayamos conseguido el aceite de ricino, de venta en farmacias, procederemos a aplicarnos este remedio cada noche. Necesitaremos el aplicador de una máscara de pestañas antigua que ya no usemos.

  • Por la noche, antes de acostarnos, nos desmaquillaremos y lavaremos la cara.
  • Sumergiremos el aplicador de máscara de pestañas limpio en el aceite de ricino y peinaremos las pestañas desde la parte interna hasta la externa.
  • Repetiremos de 3 a 5 veces y nos dejaremos el producto aplicado toda la noche.

En una o dos semanas ya empezaremos a notar los increíbles cambios, pero debemos ser constantes para conseguir unas cejas más pobladas.

Si lo deseamos, podemos aprovechar para aplicarnos el aceite de ricino también en las pestañas, para conseguir que se vuelvan más largas y gruesas. 

Una buena depilación

Una buena depilación

Mientras nuestras cejas crecen y se fortalecen no debemos menospreciar los efectos de una buena depilación profesional que nos ayude a disimular las partes con menos vello y a darles una forma adecuada según nuestros rasgos faciales.

Hoy en día se llevan cejas más naturales, ni demasiado finas ni demasiado gruesas, con la parte interna un poco más tupida y natural, arqueadas y más finas en la parte externa.

Según esta tendencia, una buena profesional nos podrá ayudar a darles una forma bonita y natural.

Te recomendamos leer: Cómo conseguir unas cejas más gruesas con remedios naturales

Peinarlas y dibujarlas

Muchas mujeres que se depilaron demasiado las cejas ahora se ven obligadas a pintárselas. Hace unos años nos parecía algo anticuado y exagerado.

No obstante, ahora se ha puesto de moda pintarlas de manera discreta y difuminada para resaltar los ojos y dar diferentes matices a la mirada.

Cada vez se venden más lápices para cejas, que deben ser de un color ligeramente más claro. Las pintaremos de manera discreta y difuminada, ayudándonos también de un peine especial para cejas.

Si no tenemos estos lápices también podemos usar un delineador, pero deberá ser siempre del color adecuado para que el resultado sea natural.

Recuerda que es muy importante tener en cuenta la forma del rostro y de los ojos para resaltar tus rasgos y disimular los defectos.

Por eso te recomendamos que, por lo menos, acudas a un profesional una primera vez para que te dé los trucos personalizados que podrás seguir después por tu cuenta.

Categorías: Belleza y cuidado personal Etiquetas:
Te puede gustar