6 soluciones para evitar malos olores en la nevera

13 mayo, 2018
Si al abrir tu nevera el olor es insoportable, no dudes en leer y optar por una de estas 6 soluciones para acabar de forma rápida y segura con los malos olores por completo.

Es común encontrar malos olores en la nevera, pues es un electrodoméstico propenso a ello a pesar de que se tomen recaudos. Además, pueden presentarse en cualquier momento y muchas veces desconocemos el origen, lo cual hace más laboriosa la tarea de eliminar completamente el mal olor.

Para comenzar, debes tratar de evitar que aparezcan. Cuanto más cuides la forma en que guardas los alimentos, más fácil será desprenderte de los malos olores que puedan llegar a aparecer.

La manera de que los alimentos se mantengan mayor tiempo frescos y no desprendan olores se basa en guardarlos en:

  • Contenedores plásticos cerrados. Son los más prácticos. El inconveniente es que ocupan espacio y se pueden necesitar gran cantidad de ellos para separar los alimentos.
  • Papel aluminio. Es excelente para guardar alimentos, dado que no permite la entrada ni salida de olores, así como tampoco que penetre la humedad.
  • Film. Este plástico simplifica mucho la tarea, ya que permite mantener los alimentos aislados en el mismo plato en el que se encuentren.

Te puede interesar también: 9 trucos que te ayudarán a mantener tus alimentos frescos por más tiempo.

Es bueno separar los alimentos en diferente tuppers.

 

Causas de malos olores en la nevera

Muchas veces puede pasar que no sepas de dónde proviene el mal olor. En este caso, lo recomendables es eliminar todos los productos sospechosos, desenchufar la nevera y limpiar muy bien. Las principales causas pueden haber sido:

  • Olvido de algún producto y su posterior descomposición.
  • Corte imprevisto de luz que haya dejado sin electricidad al frigorífico. Esto afectará a los alimentos que precisen el frío y favorecerá que se descompongan y estropeen. Esto sucede fundamentalmente en épocas de calor.

Soluciones para evitar malos olores en la nevera

Antes de comenzar, debes retirar todos los elementos que haya dentro y desconectar la electricidad. Recuerda limpiar todos los estantes, puertas y cajones. Puedes hacerlo de la siguiente forma:

  • Limpia con una solución de agua (1 litro) y bicarbonato de sodio (3 gr). Esta solución te ayudará a limpiar bien y en profundidad, neutralizará los malos olores y no dejará olor a desinfectante o algún elemento químico comercial.
  • Dejar actuar 3 minutos.
  • Secar bien la zona.

Una vez concluida esta tarea podrás seguir los siguientes tips para terminar definitivamente con esos malos olores y también prevenir su aparición. Si no cumples los pasos previos, es probable que los resultados no sean los ideales y reaparezcan los olores pronto.

1.- Vaso con zumo de limón

El limón es un cítrico con un aroma agradable y fuerte que neutraliza los malos olores. Para obtener mejores resultados, lo ideal es exprimir un limón, ponerlo en un vaso y dejarlo en la nevera. El aroma de tu frigorífico cambiará por completo. Eso si, recuerda dejarlo 10 días como máximo.

El zumo de limón ayuda a neutralizar los malos olores.

2.- Medio limón con clavos de olor

Si el aroma del limón no te convence, puedes cortar un limón maduro por la mitad y pinchar en la pulpa 4 clavos de olor. De esta manera conseguirás tener un aromatizador ideal, ya que el clavo dulce se combina perfectamente con el limón para neutralizar los malos olores. A los 7 días deberás quitarlo y reemplazarlo por otro.

3.- Carbón vegetal para neutralizar malos olores en la nevera

Es un material poroso con alto contenido en carbono que cumple muchas funciones. Si colocas un pequeño trozo de carbón vegetal en una esquina de la nevera, podrás eliminar tanto los olores desagradables como los excesos de humedad gracias a sus propiedades antisépticas y germicidas.

4.- Bicarbonato de sodio en un recipiente

El bicarbonato de sodio también ayuda a eliminar la humedad y los olores desagradables que pueda haber en la nevera. Solamente debes tomar un recipiente y llenar con él 1/2 taza. Después, ponla en una esquina de la nevera. Sus excelentes propiedades antisépticas eliminarán el olor a podrido.

El bicarbonato de socio permite eliminar los malos olores.

5.- Sahumerio

Puedes colocar un sahumerio prendido dentro de la nevera y cerrar la puerta. De este modo, el humo liberará un aroma agradable hasta que consuma todo el oxígeno y se apague. Es muy importante que quites estantes y lo coloques lejos del techo para evitar que se dañe la nevera.

6.- Café

Si el aroma a café es de tu agrado, toma una taza, llénala hasta la mitad con granos de café y ponla en una esquina de la nevera. Poco a poco el mal olor se tornará en un aroma a café exquisito. A los quince días cambia la taza por otra con café nuevo si deseas mantener este aroma.

Con estas ideas tu nevera jamás volverá a tener mal olor. ¡Pruébalas todas y cuéntanos cuál te ha dado mejor resultado!

Te puede gustar