Las 6 mejores soluciones naturales para bajar la fiebre

Aunque la fiebre es un mecanismo de defensa del organismo, es conveniente saber cómo bajarla en casa de que se prolongue en el tiempo, ya que, de lo contrario, puede derivar en complicaciones

La fiebre es un aumento de la temperatura corporal que se produce como mecanismo de defensa ante alguna amenaza de naturaleza infecciosa o no infecciosa.

Es un síntoma más frecuente en los niños que en los adultos, ya que estos tienen un sistema inmunitario más débil debido a que están en pleno proceso de desarrollo.

La temperatura normal del cuerpo oscila entre 35 y 37 °C. Se dice que una persona tiene fiebre cuando esta medida supera los 37,5 °C.

Superar los  40,5 °C acarrea riesgos muy peligrosos para la vida, dado que reduce los niveles de proteínas esenciales y, a su vez, aumenta el estrés celular, el riesgo de infarto cardíaco y otras reacciones graves.

Para su tratamiento se suelen utilizar analgésicos y antipiréticos farmacológicos que, tras ser administrados, reducen la temperatura a un nivel moderado.

Sin embargo, está comprobado que su ingesta excesiva puede resultar perjudicial y, de hecho, en algunos puede causar efectos negativos inmediatos.

Por suerte, hay varias soluciones de origen natural que, de forma segura, sirven para controlar este síntoma antes de que presente más complicaciones.

En el siguiente espacio queremos destacar las 6 mejores para que no dudes en probarlas antes de recurrir a otros tipos de tratamientos.

1. Agua fría con limón

Beneficios de tomar agua con limón en ayunas

El consumo de uno o dos litros de agua fría con limón es una solución muy efectiva para los pacientes con fiebre.

Esta bebida impide que se dé la deshidratación y, a su vez, su temperatura fría servirá para controlar el calor corporal.

Ingredientes

  • 2 limones
  • 2 litros de agua

¿Cómo prepararlo?

  • Extrae el jugo de dos limones y mézclalo con dos litros de agua fría.
  • Consume un vaso ante la primera señal de fiebre y distribuye el resto para hacer varias tomas al día.

Ver también: Plan detox para eliminar toxinas con limón, apio y diente de león

2. Infusión de semillas de fenogreco

La bebida natural de semillas de fenogreco se ha utilizado desde la antigüedad como aliada para bajar la fiebre en niños y adultos.

Sus propiedades facilitan el equilibrio de la temperatura corporal y, de paso, reducen los sofocos y las sudoraciones.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de fenogreco (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Incorpora las semillas de fenogreco en un vaso de agua caliente y déjalas reposar 10 minutos.
  • Pasado el tiempo aconsejado, cuélalas y consume la infusión.
  • Toma dos o tres vasos al día.

3. Infusión de albahaca

Albahaca

La bebida natural de albahaca tiene compuestos activos que regulan la temperatura corporal y los descontroles del sistema nervioso.

Su ingesta reduce la fiebre y previene síntomas como los escalofríos y los delirios.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de albahaca (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando rompa en ebullición, agrégale las hojas de albahaca.
  • Deja que repose a temperatura ambiente e ingiérela cuando esté apta para el consumo.
  • Toma dos o tres tazas al día.

4. Remedio de cáscara de limón y cebada

La bebida natural elaborada con corteza de limón y cebada sirve como tratamiento para reponer los líquidos después de haber sudado por la fiebre.

Su alto contenido de sales minerales y vitaminas contrarresta la pérdida de nutrientes mientras promueve la hidratación.

Ingredientes

  • 3 cáscaras de limón
  • 2 cucharadas de cebada (20 g)
  • 1 litro de agua

¿Cómo prepararla?

  • Hierve el litro de agua y agrégale las cáscaras de limón y las cucharadas de cebada.
  • Deja que repose durante 12 horas y consúmelo durante el día.

Te recomendamos leer: 8 alimentos que ayudan a la hidratación

5. Té de lechuga

Té de hojas de lechuga

El té elaborado con hojas de lechuga sirve para aliviar la fiebre y, de paso, sobreponer los minerales que se pierden debido a la sudoración.

Contiene potasio, magnesio y calcio, todos necesarios para regular los procesos inflamatorios del cuerpo y los niveles de líquidos.

Ingredientes

  • 6 hojas de lechuga
  • 1 litro de agua
  • Cubitos de hielo (al gusto)

¿Cómo prepararlo?

  • Agrega las hojas de lechuga en un litro de agua hirviendo y deja que repose.
  • Cuando esté frío, agrégale los cubitos de hielo y consúmelo.
  • Toma dos o tres tazas al día.

6. Infusión de salvia con limón

La infusión de salvia con limón permite estimular la transpiración para reducir la fiebre en poco tiempo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de salvia seca (10 g)
  • El jugo de ½ limón
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Agrega la salvia en una taza de agua hirviendo y déjala reposar de 10 a 15 minutos.
  • Luego, agrégale el jugo de limón y consúmela.
  • Toma dos tazas al día.

Ingerir cualquiera de estos remedios puede ser una gran ayuda para regular la temperatura ante los episodios de fiebre.

Sin embargo, si el síntoma es persistente, lo mejor es consultar al médico para determinar a qué se debe.

 

 

Te puede gustar